Ir al contenido principal

Sentada desde aquí


Sentada desde aquí, intento volver sobre mis pasos, para mirar como si fuera la proyección de una película, como eran los días durante la última vez que estuve en este sitio.

No es difícil adivinar cuando las páginas sueltas del diario cuentan de las tardes en que la luz solar, te besa de manera arrebatada el rostro, o el viento susurra palabras de amor que en el silencio se desperdiciaron y ninguno entendió.

Es entonces cuando puedo mirarme a mi misma; de la misma manera que ahora soy capaz de imaginarte a ti, en ese sitio favorito de tu casa donde te refugias, tal como si tuvieras un encuentro contigo mismo al que no puedes faltar...

Desde ese sillón desvencijado donde te rindes y suspiras relajado... Desde ese rincón del ventanal del que lanzaste suspiros que viajaron hasta donde lo soñaste; ¿Qué cosa te dirías? ¿Qué mensaje destinarías para ti mismo entre letras de color negro o azul, atrapadas en un trozo de papel?

Yo le escribiría a la mujer que aún en el silencio conozco tan bien; le contaría de la manera en que rezará por la persona que amará en el futuro; le diría que dejará de llorar y amará esas conversaciones prolongadas con ella misma sin pronunciar palabra alguna... Por supuesto me aseguraría también de hacerle entender que la felicidad que tanto busca, la lleva adherida en uno de los bolsillos de sus jeans.

Le contaría que perder el trabajo a veces es exponerse a bendiciones y aprendizajes que de otra forma no imaginaría; y que vivir con intensidad no es otra cosa más que concentrarse con pasión en el presente.

Tal vez le hablaría como a ti, de lo sublime que es llevar la piel impregnada de caricias intensas que no necesariamente terminan en sexo... Esas son las más bellas y valiosas porque surgen desde el alma, y son pocos quienes saben interpretarlas.

Sentada desde aquí, puedo verme y puedo verte... Puedo hablarte sin necesidad de expresar palabra alguna, para contar todo lo que ha pasado durante todas esas veces en que las manecillas le han dado vuelta al reloj...

Y adoro estar aquí, acompañada de ti y al mismo tiempo conmigo... Para compartir el silencio y descubrir dentro del mismo, que las cosas que ayer me preocupaban o ensombrecían en este instante ya casi no las recuerdo, y que de los tiempos pasados me he guardado sólo lo que aprendí y lo que aún me hace suspirar o sonreír...

Quisiera descubrir en tu sonrisa cuáles son los tuyos: tus sueños y tus motivos; pero sentada desde aquí tan sólo sé que lo ya vivido se evapora, y todo lo que aún no llega y desconozco; ni siquiera tengo la certeza de saber si lo viviré...

No sé cuantas otras veces volveré hasta este lugar para escribir... Desconozco también cuáles serán las cosas que te contaré a través de una hoja de papel... Pues sentada desde aquí tan sólo pretendo jugar a imaginar que puedo ser capaz de detener el tiempo para mirarte a los ojos y preguntarte: ¿Qué tienes para decirte a ti mismo hoy?


Hay soledades que se padecen, pero en cambio hay otras que te hacen encontrar tesoros. Inspiración.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La primer vuelta alrededor del sol.

Hoy, completaste la primer vuelta alrededor del sol... Después de más de 300 días con cada una de sus muy distintas noches, volvemos a encontrarnos en el punto donde mientras yo te escribía la primer carta, tu mamá pasó toda una madrugada esperando que llegaras aquí.
Para ti, era el inicio de un camino, para nosotros un lugar donde detener en forma momentánea la marcha para esperarte. Tu viaje había comenzado desde mucho antes, tus días se empezaron a contar a partir de una llamada y un pedazo de papel; que más allá de ser el pase de abordar hacia la vida, tú lo convertiste para muchos en una hermosa manera de mirar hacia el futuro.
De la última vez que te escribí, a hoy, han pasado muchas cosas en el mundo: Transbordadores espaciales que vuelven a la tierra (después de tanto tiempo de estar flotando en el espacio); un país que se cree "guardián del mundo", atrapó después de tanto tiempo a un villano que vivía en el desierto; para luego tirarlo al mar... Pero bueno, todas esas…

"Te Presento a Laura".

"La vida es todo eso que pasa mientras estamos preocupados por algo más". Fotos: Cine Premiere-Selva Pictures-Bazooka Films
“Te presento a Laura” es una de esas tantas películas mexicanas que debido al eterno problema de la distribución me había quedado con ganas de ver.
Después de poco más de 1 año en que ya había perdido la esperanza, la pude ver gracias una persona a quien quiero mucho y me dio mucha risa que ese día me dijo: “esa película es una sucursal de todas las cosas que te gustan”,y ahí  comprobé una vez más lo bien que me conoce porque ¡Tenía razón!
Desde antes de verla yo sabía ya que el guión era de Martha Higareda, y por esa razón tenía mis reservas respecto a emitir una opinión antes de verla, pero creo que si superó por mucho mis expectativas porque la película ¡me encantó!
“Te presento a Laura” es una historia que quizá a las personas que viven inmersas por completo en la realidad les podrá parecer rara, irreal, o hasta cursi y predecible (como la catalogaron l…

Radiografía de Personaje: Ana Leguina.

Mitad de semana ya, y el día de hoy he decidido darles como regalo por el octavo aniversario de este espacio bloguero, una sección nueva que se titula: "Radiografía de Personaje".
El objetivo de estos posts que ustedes y yo compartiremos eventualmente dentro de "Las Páginas Sueltas y de Colores", será analizar de manera más detallada a los distintos personajes del cine, los libros y la televisión.
En teatro existe lo que se llama "Partitura de Personaje", mientras que en cine y tele se le llama "Estructura del Personaje", y es lo que más allá del guión con la trama completa, a un actor le sirve para entender los matices de la personalidad que tiene un individuo a interpretar y en base a ello prestarle además del cuerpo físico, todas las emociones y elementos que lo hagan creíble para el público.
Ana Leguina, de la serie "Infames", producida por Argos e interpretada por la actriz Vanessa Guzmán, es el primer personaje con el que abrimos…