viernes, junio 03, 2016

¿En dónde estás?


Viernes 3 de Junio, 2016

Viernes por la noche, otra vez sola en casa... Extrañándote (aunque en realidad no sé si de verdad existas). Con ganas de escribirte para platicar contigo, aunque no pueda imaginar siquiera en donde estés.

Es curioso porque esta noche no quiero hacer para ti una página nostálgica... Sí, me haces mucha falta, y llevo varios años ya buscándote, quizá habiéndote confundido en otros cuerpos y en otras almas, pero quiero ser positiva y pensar que todo lo que hubo antes fue una preparación para poder llegar hasta el camino que lleve hacia ti.

¿Qué harás tú en una noche cómo esta? ¿Soñarás con alguien que te ame? ¿Que comparta contigo las cosas más simples?, ¿o será que eres un espíritu mucho más libre que yo?

Sea como sea a veces en silencio me gusta imaginar como será tu mundo... Sí en el habrá libros, poesía y pintura... Si vendrás a enseñarme algo que no conozco y me harás crecer por dentro... Si seremos tan diferentes como para complementarnos de la manera más hermosa e imperfecta.

No sé si sean ilusiones vanas o sueños dimensionados más allá de esta realidad, pero también me gusta pensar en las posibilidades que aún no existen... Que podamos ser capaces de trabajar y esforzarnos por construir un proyecto de vida en conjunto... Es lo que más sueño y lo que tantas noches le pido a Dios, y a pesar de que estoy cansada de esta búsqueda y espera, sé que no se debe pedir nada desde la carencia y aunque trato, a veces me cuesta mucho este intento de ser mejor persona para poder ofrecerte un amor sano cuando llegues.

¿Sabes? en este momento estoy buscando motivos... Sé que aún sin conocerte no debes ser tú el centro de mi vida... En estos años eso lo he aprendido de forma dolorosa y me gustaría que si de verdad tú un día llegas a mi vida, encuentres cosas positivas y que te sirvan en mi interior.

Por este día no tengo capacidad de ver más allá de lo que es mi realidad ahora... En ella te veo improbable... Distante, pero aún así me gusta pensar hasta que el sueño me vence en si vivirás bajo este mismo cielo o en el de otra ciudad lejana... Ojalá no sea así, pero bueno, yo no tengo los hilos del destino, pues la experiencia me ha hecho saber que Dios también se las ingenia para entrelazar la vida de dos personas que pueden estar diametralmente separadas... Incluso en polos opuestos del mundo... Él es experto en esos menesteres y en ocasiones aunque eso sea para mi inentendible tan sólo suspiro y pido para mi una oportunidad.

¿Sabes algo? Adoro los viernes, y ojalá algún día, en un futuro que deseo con toda mi alma no sea lejano, pueda compartirte un poco de mi silencio y terminar la semana viendo una película a tu lado, leyéndote en voz alta alguna historia llena de magia de otro espacio y tiempo o simplemente yo pueda ser parte de tu universo personal.

Me encanta escribirte aunque no sé ni siquiera si existas... Espero no confundirte... Me encantaría reconocerte y pedirte no que te quedes para siempre en mi vida... Sólo una petición cada noche y también cada mañana, para estando contigo buscar que la vida nos sorprenda e intentar que el tiempo que pases conmigo te sientas en paz y feliz.

Buenas Noches.

No hay comentarios.: