viernes, agosto 05, 2016

¿A dónde van?


Sigo suspirando por ti, y escribiré de ti hasta el cansancio...
Mientras los días pasan, cuando la noche llega, yo me pregunto mientras te extraño: Los besos que no das ¿a dónde van?

Los míos, se los he regalado a la luna todas y cada una de las madrugadas en que no has estado conmigo. Ella se los lleva lejos y los disuelve en el mar.

Ayer, lance al aire esa misma pregunta, y alguien que conozco me respondió: "Los besos que no das se quedan en tu corazón. Si eres optimista se quedan ahí de reserva, si no lo eres, se echan a perder como cualquier acción o sentimiento que se almacena ahí... Tú guárdalos, ya vendrán por ellos".

Sé que no está bien decirle que hacer al destino, sólo Dios tiene la última palabra, pero si hoy pudiese pedir un deseo, te pediría a ti, pediría que fueras tú y la posibilidad de continuar escribiendo una historia después del punto final.

¿Seguirá la luna disolviendo mis besos? ¿O volveré de nuevo hasta esa playa para encontrarte a ti?... No tengo ni la menor idea de cuál será la respuesta, pero tampoco se lo dejaré al tiempo, haré lo que esté en mis manos y más allá de cuál sea el resultado seguiré escribiendo aquí para ti.

No hay comentarios.: