martes, agosto 02, 2016

Comer, Rezar, Amar (Lección No. 5)


Esperar a que te perdone es perder el tiempo tontamente. Perdónate tú.

- Te amé Steve.
- Lo sé.
- Yo todavía te amo.
- Pues ámame.
- Te extraño.
- Pues extráñame. Envíame amor cada vez que pienses en mí y déjalo así. No será para siempre. Nada lo es.


Vuelve a creer en el amor.

1 comentario:

Nefertiti Munguia Triana dijo...

Es que esas cosas suenan fácil pero no son fáciles

Aunque tampoco son imposibles jajaja, es un proceso largo supongo pero de que se puede se puede.


Saludos!!