lunes, noviembre 07, 2016

Flans... El reencuentro 16 años después.

Fotos: Alba Monroy | Martha Mendoza

Hoy hace exactamente una semana y dos días que estuvieron aquí, pero todo el lapso previo al concierto que marcaría el reencuentro con Ilse, Ivonne y Mimi fue como una especie de viaje de ensueño que se vive en la realidad.

Habían pasado ya 16 años desde la última presentación que ellas tuvieron en esta frontera, y aunque llevan ya un buen rato de gira, era un poco decepcionante ver que además de publicar y publicar fechas en distintos estados de la república, ya habían estado hasta en la capital de mi estado, y en todos lados menos aquí.

Quizá fue por eso que yo no creía... Hará cosa de un mes o más, en un sitio donde se anuncian los eventos que se llevarán a cabo en esta tierra desértica, estaba ya programada la fecha de un concierto, pero en el sitio oficial no confirmaban aún nada, pero la incertidumbre se disipó a los pocos días, ya que por fin se confirmó el regreso de Flans a este lugar donde tantas personas las esperábamos desde hace tanto tiempo.
Sé que no soy la única y más que hacer una crónica del concierto quiero escribir de todas las emociones experimentadas a lo largo de esos días... Primero la inmensa alegría (e inesperada al mismo tiempo) porque prácticamente creía que jamás volvería a verlas cantar en vivo... Desde mis primeros años de adolescencia había sido muy afortunada y 3 eran ya los conciertos en los que había podido disfrutar de su música y de toda la energía que me produce ver a esas tres chicas en el escenario.

La espera fue igual de emocionante, y en estos tiempos de austeridad económica fue un detalle hermoso que dos personas que siempre han estado conmigo en los momentos más importantes de mi vida se volvieran cómplices para que este reencuentro fuera posible. La verdad yo no me lo esperaba, y el día en que me avisaron que ya no me preocupara, que contaba con un par de boletos, lloré de emoción... Hacía mucho que no me pasaba eso.

Esa razón quizá parezca exagerada para muchos, pero para mi era demasiado importante no perderme ese concierto y quizá en eso radicó la magia de la víspera, en volver a experimentar tantas cosas que ya había olvidado, como la impaciencia por los días que tendrían que transcurrir; la sensación de estar viviendo las mismas emociones de hacía más de veinte años en el presente, pero tal y como si yo misma fuera esa chica soñadora y romántica que había sido en ese entonces, y no la mujer que soy en este tiempo actual.

La ciudad estaba tapizada de publicidad anunciando el concierto, pero ya no era la misma que recorrí una noche con nieve de 5 pulgadas sobre el suelo para poder llegar a ese mismo recinto donde nos volveríamos a encontrar otra vez.

Esta vez me acompañaban dos amigas: una del pasado y otra más de esta etapa reciente de mi vida, y no sé si a quienes estuvieron ahí en esa noche les pasó lo mismo y de alguna manera volver a ese sitio, fue como acudir a una cita donde muy probablemente se encontrarían con quienes fueron y han sido desde entonces, sólo que con el disfraz exterior distinto.
También, había olvidado ya esos nervios al ver esos tres micrófonos sobre un escenario ya listos. Reconocer los acordes de cada canción mucho antes de que ellas empezaran a cantar. Fue muy lindo pasar varios días emocionada y pensando que podría plasmar en un par de pancartas de fan, así como esa especie de viaje en el tiempo recorriendo los retazos de historias (como dice una de sus canciones), mientras plasmaba una noche antes con marcadores permanentes lo que mi alma y mi corazón querían agradecer y decir...

Creo que eso fue lo mejor de la noche, y aunque es un poco nostálgico despertar de pronto de un sueño tan real, es de alguna manera lindo también ese velo de melancolía que comienza a cubrirte unos instantes previos a que termine el concierto.
Wow... Treinta años se dicen fácil... Yo he cambiado, ellas evidentemente también... Lo mágico es que a pesar de los años de silencio, ellas tres nunca se fueron del todo, la música las mantuvo tan presentes en las vidas de tantas personas, entre las cuales me incluyo yo.
No sé si volverán pronto o tendrán que pasar más de 10 años (ojalá que no)... Y aunque hoy las redes y el internet vuelven el estar cerca de un artista un poco menos especial, todas estas emociones de hace unos días, a la par de recordarme todo lo que hacia tanto no experimentaba como fan, también vino a darme la certeza de que a pesar de que por fuera tú cambies, la ciudad se vuelva distinta y ese alguien a quien admiras también lo haga; en contraposición todo lo que llevas dentro se mantiene intacto, al igual que el cariño y la admiración que sientes por quien tal vez sin imaginarlo ha marcado tu vida de una manera tan significativa.

Ya se me había olvidado lo que se siente tener ganas de que no termine un concierto, y la noche del reencuentro 16 años después, prácticamente imaginé que por una de esas puertas cada uno de nosotros podía volver a reencontrarse consigo mismo... ¿Qué le diría yo a esa chica de hace más de 20 años?...
Sigo siendo tan niña como lo eres tú, y eso me encanta... Pero no te imaginas todo lo que te espera... Eres afortunada y gracias a ti y a estas chicas, hoy soy feliz... Ojalá volvamos a reencontrarnos pronto, para vivir el presente y el pasado al mismo tiempo ¡Otra vez!

Set List:
                 
-Yo no sería yo (Primera Fila)
-Los Salvajes (Alma Gemela)
-Uhm, Ah, Oh (20 Millas)
-Esta Noche No (20 Millas)
-Giovanni Amore (Alma Gemela)
-20 Millas (20 Millas)
-Tiraré (Alma Gemela)
-Verde Más Allá (Cover Jenny and The Mexicats)
-Alma Gemela (Alma Gemela)
-Quédate a mi lado (Primera Fila)
-Finge Que No (Primer álbum solista Mimi)
-Desde La Trinchera (20 Millas)
-Ay Amor (Flans)

Popurrí Juan Gabriel:
-Déjame vivir
-El Noa Noa

-No podrás (Cristian Castro)
-Hoy por ti, mañana por mi (20 Millas)
-Tímido (20 Millas)
-Barco a Venus (Mecano)
-El no es un Rocky (20 Millas)-Me he enamorado de un fan (Luz y Sombra)
-Corre, Corre (Luz y Sombra)
-Bazar (Flans)
-Las Mil y Una Noches (Luz y Sombra)
-No controles (Flans)


Por último un pedacito del concierto...

31 años son apenas un breve instante en el álbum de un fan... Es apenas un suspiro... Y es todavía mucho lo que nos falta por recorrer...

1 comentario:

Stinfalus Avechuchus dijo...

Lo bueno es que disfrutaste el concierto, esperemos que no pase mucho tiempo hasta que te toque verlas de nuevo, aunque luego dicen que si pasa más tiempo es más grande la emoción jajaja

Saludos!!