Ir al contenido principal

La vida desde el interior de un UBER


Todos hemos escuchado decir alguna vez que la vida es un viaje (y la mía no es la excepción)... Aunque llevo ya algunos kilómetros recorridos, el camino es siempre impredecible y en mi caso concreto, ni yo misma hubiera creído que tras casi cinco años viajando en moto, a finales del 2016 la vida me llevaría a cerrar ese ciclo para convertirme en chofer de UBER.

Así es el destino... Y aunque cada persona tiene sus motivaciones y razones para decidir manejar para alguien más, la mía es muy simple y se reduce a la misma de millones de personas en este país, quienes para hacerle frente a la crisis económica, lo hacen de la única manera que saben hacerlo: trabajando.

Llevo apenas un par de semanas y alrededor de 36 viajes en los que además de encontrarme con pasajeros que me han contado su vida en apenas unos cuantos kilómetros, son muchos los pensamientos que viajan en esos instantes a solas en que conduzco de madrugada por las calles oscuras de esta ciudad... Sobre eso y las historias breves que se entretejen con cada pasajero es lo que eventualmente quiero escribir en esta especie de nuevo apartado especial.

Yo nunca lo hubiera imaginado, pero es distinta la percepción que se tiene del lugar en el que siempre has vivido al frente de un volante y entre cuatro paredes de cristal empañadas por el frío... Cuando las avenidas se quedan por completo desiertas y la oscuridad se apodera de todo... Es entonces cuando más que temerle a la inseguridad, irónicamente, lo primero que te viene a la mente son todas las historias de "muertos y aparecidos" que has escuchado a lo largo de tu vida, y es entonces cuando encender la radio -aunque no haya nada interesante en la programación- produce un respiro de alivio.

Es un poco extraño también caer en la cuenta que mientras uno deambula entre calles y fraccionamientos buscando una dirección en concreto, dentro de cada una de esas casas hay quienes ya se encuentran dormidos, soñando... Son también muy diversas las razones que propician que a deshoras de la noche existan quienes quieren trasladarse de un sitio a otro, y es ahí donde mi trabajo tiene una razón de ser.

¿Que sí no tengo miedo de andar sola manejando tan tarde? es la pregunta constante que me hace la gran mayoría de los pasajeros. Supongo que sucedió algo similar a mis primeros kilómetros en moto, que la necesidad de un ingreso extra propició que aunque ese sentimiento tan humano viajaba a cada instante conmigo y a flor de piel, tras algunos kilómetros terminó por quedarse en la cajuela...

Siempre he sido de esas personas que piensan que no puedes salir a la calle pensando en que algo malo puede pasarte; porque si bien es cierto ninguno de nosotros estamos excentos de eso, tampoco se puede permitir que el temor te paralice y menos si se trata de trabajar.

Obvio no soy de palo, y en los instantes en que el temor se asoma tras los cristales empañados de ese vehículo que ahora es mi herramienta de trabajo, simplemente trato de ignorarlo y enfocar mi mente en las conversaciones que llegan a darse mientras yo conduzco, en el sentimiento de estar aprendiendo algo nuevo a esa hora en que la ciudad se ve por completo distinta; además de la certeza tan absoluta de saber que el trabajo de promotoría durante cinco años en distintos puntos de la ciudad, de alguna manera me preparó para estar hoy al frente de un volante.

Son muchas las cosas que podría comentar, pero esto apenas comienza... Son apenas los primeros kilómetros de un trayecto que espero sea prolongado, y en el que me gustaría surgieran historias interesantes para compartir...

Definitivamente la vida se observa diferente desde el interior de un UBER...

Nos leemos en el próximo viaje...

Comentarios

Martuchis!!! Tu si que andas en todo, ahora si me acordé de las historias del taxista o algo así de Arjona, me imagino que se ha de ver de todo pero como dices uno no puede no hacer nada por miedo, solo esperar que todo salga bien y al final del día agradecer porque así fue.


Mis respetos Martuchis, sigue así!!!

Entradas más populares de este blog

La primer vuelta alrededor del sol.

Hoy, completaste la primer vuelta alrededor del sol... Después de más de 300 días con cada una de sus muy distintas noches, volvemos a encontrarnos en el punto donde mientras yo te escribía la primer carta, tu mamá pasó toda una madrugada esperando que llegaras aquí.
Para ti, era el inicio de un camino, para nosotros un lugar donde detener en forma momentánea la marcha para esperarte. Tu viaje había comenzado desde mucho antes, tus días se empezaron a contar a partir de una llamada y un pedazo de papel; que más allá de ser el pase de abordar hacia la vida, tú lo convertiste para muchos en una hermosa manera de mirar hacia el futuro.
De la última vez que te escribí, a hoy, han pasado muchas cosas en el mundo: Transbordadores espaciales que vuelven a la tierra (después de tanto tiempo de estar flotando en el espacio); un país que se cree "guardián del mundo", atrapó después de tanto tiempo a un villano que vivía en el desierto; para luego tirarlo al mar... Pero bueno, todas esas…

"Te Presento a Laura".

"La vida es todo eso que pasa mientras estamos preocupados por algo más".Fotos: Cine Premiere-Selva Pictures-Bazooka Films
“Te presento a Laura” es una de esas tantas películas mexicanas que debido al eterno problema de la distribución me había quedado con ganas de ver.
Después de poco más de 1 año en que ya había perdido la esperanza, la pude ver gracias una persona a quien quiero mucho y me dio mucha risa que ese día me dijo: “esa película es una sucursal de todas las cosas que te gustan”,y ahí  comprobé una vez más lo bien que me conoce porque ¡Tenía razón!
Desde antes de verla yo sabía ya que el guión era de Martha Higareda, y por esa razón tenía mis reservas respecto a emitir una opinión antes de verla, pero creo que si superó por mucho mis expectativas porque la película ¡me encantó!
“Te presento a Laura” es una historia que quizá a las personas que viven inmersas por completo en la realidad les podrá parecer rara, irreal, o hasta cursi y predecible (como la catalogaron l…

¿Nos Tomamos un Café?

Esta es la primera vez que termino de leer un libro y no sé ni cómo empezar a reseñarlo porque son muchas las cosas que tengo que decir acerca del mismo. Para empezar el chavo que lo escribió es alguien a quien admiro mucho; de quien lo más seguro es que siga hablando en el blog más adelante (como siempre lo hago con la poca gente que admiro); y pues bueno, aunque yo sabía ya de la existencia de este libro, y suponía que era bueno (viniendo deOdinno se puede esperar menos); la verdad es que todo lo que encontré entre sus páginas superó por mucho mis expectativas.
"¿Nos tomamos un café?", es precisamente eso, sentarte en un momento del día para leer textos que te hacen sentir como si realmente te los estuviera platicando Odín tomándote un café en un lugarcito bien tranquis,como muchos de esos tan padres que existen en el D.F.
Más que un libro que te cuenta una historia, es una especie de anecdotario en el que Odín platica como empezó a escribir, transcribe algunos de los poem…