Ir al contenido principal

Día 4


Agradece al hogar.

Si estás leyendo esto seguramente eres de los afortunados en tener un techo, un hogar donde vivir y donde dormir. Cada hogar tiene sus propias características que lo hacen único y es perfecto para que tú aprendas lo que se requiere de ti.

Hoy aprecia lo que tienes en lugar de darlo por sentado.

"Gracias hogar que me acoges y me proteges, gracias por permitirme morar aquí. Gracias porque en tí experimento distintas experiencias, gracias por tus paredes, por tu techo, por tu calor y por tu frío, gracias por estar ahí cuando he querido huir".

Nota: El hogar no es un lugar en específico, es en realidad donde tu decides habitar.

Día 4.

                                                                                  -Alfonso Guerrero | Tiempo de Despertar-

Comentarios