Ir al contenido principal

A ti que no has encontrado a nadie...


Tantas cosas se escriben y se dicen acerca de lo hermoso que es tener una pareja. De cómo nuestros días se llenan de flores y colores. De cómo podemos enfrentar cualquier dificultad si tenemos a esa persona especial para que camine a nuestro lado; pero poco se habla de quien no ha encontrado eso aún...

Discúlpame. Yo no he escrito nada al respecto... La verdad no se me ocurrió antes plasmar algo sobre ti.

No he escrito sobre como sigues queriéndote encontrar. Ser feliz tú, tan solo tú. No he escrito sobre como la salida más divertida con tus amigos puede ser incómoda porque parece que todos tienen pareja, hasta quien menos imaginabas ha encontrado "alguien"... No he escrito sobre como algunas amistades te siguen insistiendo que lo vuelvas a intentar, que conozcas gente, pero muy pocos saben sobre lo mucho que quisieras encontrar, tan solo, una persona con quien hablar. Que te haga reír, y que no se avergüence de decir lo mucho que te ama.

Sí, sé cómo se siente eso. Lo entiendo perfecto, sé lo que estás pensando; Que tal vez eres tú el problema, que tal vez no eres suficientemente agradable para estar junto a alguien. Que no naciste para amar.

Sí, sé lo mucho que duele.

Pero no te cierres. No te niegues una oportunidad para ser feliz. Y, oye, no estoy hablando de que salgas a la calle buscando pareja, estoy hablando de que vivas al límite.

Sal. Diviértete. Corre. Salta. Ríe. Llora. Date el tiempo para estar triste, pero no te permitas a ti mismo quedarte ahí.

No definas tu vida por la pareja que aún no llega. No te limites a ser el complemento de alguien. No busques la felicidad en otros si no la has encontrado en ti.

No pienses que no tienes a nadie. Porque, en realidad, tienes a muchísimas personas que se preocupan por ti. Tantas, que no quizá no alcanzarías a mencionarlas en estas líneas, y si aún así crees que no hay nadie, mira bien, de alguna manera me tienes a mi, aquí, en este espacio, pasando exactamente por lo mismo que pasas hoy tú.

A ti, que te sientes solo (a) y todavía no encuentras a esa persona especial: Darte cuenta de lo que llevas en ti, (aunque no haya nadie para apreciarlo), es y eres lo mejor que le ha pasado a tu vida.

Ojalá que tanto para ti, como para mi, pronto... o mejor dicho, cuando menos lo pienses, termine tu búsqueda.

Comentarios

Lucky dijo…
Todo tiene su hora
CarlosMxAx dijo…
si darte cuenta llegará, en el momento menos indicado verás al indicad@...
solo lo dirá tu corazón, y esas cosas que dicen de las mariposas en el estomago...
y ya no queras apartarte de esa persona...
saludos!
Victoria dijo…
La prisa es muy mala consejera. El amor como el pavo de Navidad a fuego lento y con calmita para que quede sabroso.
Mejor pidamos que llegue la persona correcta, sino que no llegue nadie!te mando un beso