Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2017

Pensamientos de Agosto...

Una vez más pasó toda una eternidad antes de poder volver a este espacio a reencontrarme con mis letras. Fue algo así como cuando después de un día largo de trabajo, llegas a casa, te das un baño, y tras ponerte las ropas más cómodas, te sientas en el sofá para darte un respiro.
Es en ese lapso, cuando la realidad trata de apoderarse de tu silencio... Pues como en estampida se agolpan los pendientes, el recordatorio de facturas próximas a vencerse, que la mayoría de las veces desfilan de la mano con las carencias de tu alma.
Hay quienes no soportan eso, y el propio peso de su silencio los lleva a rehuír la compañía de si mismos, para acto seguido encender la televisión.
No es mi caso concreto, ni puedo decir que me identifico con eso. Desde hace mucho tiempo descubrí que no soy nada más que un alma viviendo dentro del cuerpo de una mujer que en este momento tiene 42 años, y la perspectiva de eso me ha permitido observar y experimentar todo de manera tan distinta como intensa.
Por eso…

Vete...

Vete del lugar donde no eres amado. No mereces estar donde tu corazón sienta tristeza en lugar de amor, donde tengas mas lágrimas que sonrisas.
Vete cuando ya no valoren, cuando lastimen por costumbre, donde la carga de llevar la relación sea solo tuya.
No sigas pensando que algún día será mejor, que algún día abrirán los ojos agradeciendo y amando, que un día serás verdaderamente feliz.
Vete porque ya no correspondes a ese espacio, donde no te extrañan, donde no te sienten, donde no hay detalles, donde sólo hieren.
Vete, sal corriendo, rompe puertas y candados, hazte a un lado, cierra ciclos y abre espacios...
Ahí donde te quieran, donde te regalen muchos te amo. Donde seas importante, donde valoren tu presencia y seas aceptado desde la virtud más bella hasta el defecto más constante. Vete y da un paso de amar, a empezar a amarte.

Aves como pensamientos

Salí de casa con prisa como todos los días. El tiempo de camino al trabajo era por demás limitado, pero decidí que me escaparía a como diera lugar de esa limitante tiranía, adelantándome unos pasos a la rutina...
Aunque al final, esta me alcanzara y me pisara la sombra, la intención sería lograr que todos esos minutos fueran sólo para mi.
El primer cómplice en hacerse presente fue el silencio... Era ese, que es interno, de los que logras percibir, aún cuando la calle esté llena de gente, tráfico y ruido... Ese, que se lleva muy bien y hace complicidad perfecta con el tipo de soledad que se disfruta, porque logra que estés contigo mismo.
Hacía muchos años ya que esa mujer que es el estuche en el que mi alma habita, había aprendido a reconocer eso; así que como una necesidad natural, no dudé en desconectar los datos de mi teléfono celular para aislarme del mundo, y a diferencia de otros días entre semana, también enrollé el cable de mis audífonos, porque mientras caminaba necesitaba es…

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? - Día 034

"En tu única vida": Día 034. ¿En dónde quieres acampar?  Nosotros:•En alguna terraza de un edificio alto y en una montaña boscosa con mucho frío. •En Peña de lobos en Jilotzingo Edo. de México. •En medio de Palenque en Chiapas.
Tú: Siempre quise ir de campamento y de niña nunca me dieron permiso. En la actualidad es uno de mis sueños pendientes, y aunque no tengo en mente un lugar en concreto, me gustaría que fuera en alguna parte de México, en un bosque con vista a un lago o en la Sierra de Chihuahua, en una cabaña, y pasar ahí unos días desconectada del mundo, y con mucho papel y tinta para escribir. Martuchis 8-Agosto-2017

Paciencia...

Ten paciencia con todo aquello que no se ha resuelto en tu corazón  e intenta amar las preguntas por sí mismas,  como si fueran habitaciones cerradas  o libros escritos en una lengua extranjera.  No busques ahora las respuestas  que no estés preparado para vivir,  pues la clave es vivirlo todo.  Vive las preguntas ahora.  Tal vez las encuentres, gradualmente, sin notarlas,  y algún día lejano llegues a las respuestas.