Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2017

Comprométete con tu felicidad

Hoy pregúntate: ¿Con qué no he podido comprometerme? Porque todos nos comprometemos cuando el AMOR nos lleva a hacer algo concreto con ese sentimiento. 
Es una dicha comprometerse con algo porque quiere decir que has acumulado tanta pasión y amor, que quieres hacer de eso UN PROYECTO DE VIDA. 
Antes de querer salvar a alguien, no olvides salvarte a ti mismo; pues las prioridades de nuestra vida pueden ser muchas, pero no hay nada más hermoso que poder llegar a casa, y que alguien te de un beso en la mejilla, que alguien te recuerde que son EQUIPO, que la vida pasará y hay cosas que son transitorias. Esos problemas pasarán y aquello te dejará de DOLER, ALGÚN DÍA, pero regresa a casa, no tengas miedo a COMPROMETERTE CON TU PROPIA FELICIDAD. 
Cuando hagas un compromiso con el AMOR en CUALQUIERA DE SUS FORMAS, estarás regresando a casa. ¿Con qué no me he comprometido? ¿Con qué me deseo comprometer? Sólo ve hacia dentro, cierra tus ojos y ve que te dice tu corazón... 
El EGO va encontrar mucho…

Recuerdos entre libros...

El pasado no se va. 
Le gusta jugar y se esconde en los libros,
en la música, en las calles,
e incluso en los sueños...

Testimonio desde la Zona Cero.

Ayer estuve seis horas ayudando en la zona cero de Escocia, en la Del Valle. Me quedé en casa de mis papás y me levanté a las 6:30 am, mi mamá me hizo de desayunar mientras me alistaba y me enfilé hacía Heriberto Frías, donde convocan a los voluntarios. 
Nos explicaron que las mujeres pasamos cubetas vacías al Ejército, quienes las llenan de cascajo y las regresan a las 2 filas de hombres que están formados detrás de nosotras, replegados en las paredes. Las varillas, vidrios, muebles, boiler y objetos más peligrosos son movidos por el ejército. Conocen la inexperiencia de la mayoría de los voluntarios y no nos arriesgan. 
Para entrar nos dan equipo -casco, guantes, chaleco y tapabocas- escriben tu nombre, un número de contacto y tipo de sangre en el brazo con plumón indeleble y te vacunan contra el tétanos. 
Entramos a la zona cero en silencio, con el celular apagado y rápidamente nos ponen a trabajar. (Previo tuvimos el susto del temblor, nos replegamos y tardamos 45 min más en entr…

19 de Septiembre...

Pues no puedo dormir.
Son muchos los sentimientos que se me cruzan en momentos como estos. Las tragedias tienen tantas caras y formas. Y las tragedias -de esta tremenda magnitud- me impactan por lo pequeños que somos y por lo grandes que somos. Tragedias de esta magnitud te hacen redescubrir a la gente que te importa y sorprenderte de cuanta gente piensa en ti. Te hace humanizarte y por un momento darte cuenta de que tan iguales somos. Las tragedias no hacen distinción de clases sociales, preferencias sexuales, religión, color de piel, o educación.
Los sentimientos son encontrados, la tranquilidad de que mi familia, mis amigos cercanos y mi casa estén bien, se mezcla con el sonido lejano de las sirenas de las ambulancias, los helicópteros que cruzan por la ciudad y las imágenes de las noticias, y entonces no estoy realmente tranquilo y estoy muy muy lejos de estar en paz. Me estremece el dolor de la gente para quienes hoy es un día negro. Los hijos desaparecidos, los padres ausentes,…

Letras al viento...

Quisiera decirte tantas cosas... Pero tú mejor que nadie las sabe... Hay tantas ideas y sentimientos a travesando mi alma y mi cabeza, pero la respuesta real sólo la conoces TÚ...
En esta noche te abro mi corazón y te dejo mi tristeza, mis celos y mi desesperación para que puedan ser sanados y transformados... Ojalá no pase mucho tiempo para que yo pueda entender lo que será perfecto para mi.
Gracias por estar ahí. Y aunque yo sé que escuchas las peticiones de todas las personas, ojalá pronto pueda entender que piensas tú que será lo mejor para mi.

Pausa...

Cuando entres en duda, pausa... Cuando te enojes, pausa... Cuando estés cansada, pausa... Cuando estés estresada, pausa... y cuando pauses, REZA.

13 años en números.

13 Años de Páginas Sueltas y de Colores
1 blog surgido de una idea loca | 4,745 días vividos | 1895 posts (sin contar los de los blogs antiguos) | 3 casas virtuales: Wordpress, Bitacoras.es y blogs.ya | 3 ó 4 “intentos” de cierre | 63 cartas publicadas |Más de 1 año de investigación en libros y en bibliotecas |6 viajes |La mejor entrevista de mi vida: Soraya |3 artistas en los comentarios (sigo dudando que fueran ellos) |1 persona que marcó mi vida para siempre: Vane | 2 amigas increíbles | Un escritor que admiro: F.J. Koloffon | Montones de historias imaginarias | 1 blog alternativo de respaldo en wordpress | 44 Secciones | 62 reseñas de libros |Más de 100 canciones |5 Audiolibros |122 posts sobre cine | 68 post para Soraya |5,276 comentarios (públicados) |10,566 visitas desde el 2004|1 extensión reciente del blog en Facebook...  Música, Cine, Teatro, Libros, Producción, sueños, ideas locas, Budismo, Conciertos… Etc. Etc….
En resumen: 4,745 días jugando a ser escritora y contar histori…

De encuentros y visitas inesperadas...

Hace siete noches atrás lloré por ti, que ni siquiera te conozco... Ni siquiera pude escribirlo al siguiente día, pero he estado pensando desde entonces en ti.
Me encontré contigo después de tanto tiempo y tantas vidas en una reunión en casa... Al parecer era un día de visitas y encuentros inesperados, pues la casa estaba llena de gente, entre ellos mi tío, quien partió de este mundo hace poco más de dos meses atrás.
Yo llegaba a casa y lo saludaba como siempre, pues para mi ya es habitual tener esos encuentros de vez en cuando... Hace mucho tiempo dejé de tener miedo y me volví mucho más receptiva a todo lo que pudiese conversar con alguno de ellos, y fue lo mejor que pude hacer, pues a diferencia de otras veces en que es una tía la que siempre sale de una habitación que hace muchos años estuvo en deshuso y solamente albergó objetos y muebles de familiares que también ya fallecieron, en esta ocasión fue mi tío, quien tal como lo pensé, quería darme un mensaje para su familia.
No me …

Sigue el camino...

Sigue el camino que tu alma te muestre... Aunque este te lleve a donde nadie ha estado jamás.
Foto: Camino de Catemaco a Veracruz, Méx.

Viernes musical con David Bisbal

Desde siempre he sentido fascinación por todo lo que en la imaginación represente cruzar el umbral entre la fantasía y el mundo real... Tantas de las cosas que ya han quedado plasmadas en este blog hablan de eso, de los sueños que se viven de manera tan realista y de las cosas que imagino cuando mi cuerpo está en un lugar, mientras al mismo tiempo mi mente me lleva a otro punto cronológico del tiempo o a miles de kilómetros de ahí.
No sé si tú seas alguien que viva con los pies bien puestos en la tierra, o que la mayoría de las veces tu mente esté ocupada con pensamientos de tu vida actual; pero como sé que todos soñamos despiertos e imaginamos, quiero apelar a que no es del todo desconocido para ti esto de lo que hablo, y que incluso debes tener algún momento del día en que como en mi ciudad, yo, en los días nublados de invierno, imagino que detrás de las montañas encontraré el mar...
Me fascinan ese tipo de cosas, y es quizá por eso que también captan mi atención los videos musical…

Volver al puerto... (en sueños)

Volví otra vez al Puerto, y esta vez fue por un espacio de tiempo demasiado breve...
Era un día extraño... Con el cielo repleto de nubes vestidas con trajes grises. Mis pasos recorrían una vez más los mismos lugares, pero todo se veía de un color distinto... Era casí, casi como estar inmersa dentro de una fotografía endurecida sobre papel matte y en tonos sepia.
No estabas tú, y eso no era nada extraño; pues desde hace mucho tiempo, por convicción propia decidiste ya no ser parte de mis historias. En tu lugar estaba un hombre, que en el mundo real jamás había visto en mi vida. Yo caminaba junto a él intentando compartirle un poco de lo que había detrás de cada lugar y edificio por el que íbamos pasando, y él se mostraba tan sorprendido como me sucedió a mi, la primera vez que vi como unas pequeñas lanchas forradas con neumáticos en los bordes, eran las encargadas de guiar a las grandes embarcaciones, para luego estacionarse a la orilla del Puerto, luego de muchos días o quizá meses d…