Ir al contenido principal

Lunes por la noche...


Era un lunes por la noche, cuando recostada en su cama la acarició el frío, y se le vino de golpe todo lo que había sufrido.

Quiso llorar por un rato, pero se acordó de aquel trato que tenía consigo misma: "Nunca más lloraría por cosas del pasado"...

Comentarios