Ir al contenido principal

El Otro Lado de Soraya (Entrevista Sin Editar).

Soraya durante su presentación al abrir el concierto de Alejandro Sanz en El Paso County Coliseum.

Cuando el teléfono sonó, yo ya estaba en la Sala de Juntas de la oficina de redacción de la revista, a puerta cerrada y con dos grabadoras (la de cassete y la de USB) con los botones posicionados en “Pausa”, esperando el momento para empezar a grabar.

Eran las 4:45 de la tarde, la llamada entró puntual y exactamente a la hora que la disquera lo había acordado. Hacía calor y aunque yo estaba un poco nerviosa, pensaba que por el simple hecho de estar preparada para realizar ese trabajo nada tenía porque salir mal.

Cuando levanté la bocina al primero que escuché fue al promotor de la zona norte de la disquera (pues con él se había pactado todo lo de la entrevista). En cuanto supo que era yo la persona que buscaba, intercambiamos un saludo leve, para luego preguntarme si ya estaba lista para platicar con Soraya. Yo respondí que sí y entonces él me pidió que esperara un momento en la línea mientras él enlazaba la llamada hasta Miami, Fl., ciudad donde ella se encontraba.

Antes de despedirse, me sugirió que fuera breve, puesto que por la hora del día Soraya tenía todavía que cumplir con otros compromisos relacionados con la promoción del disco.

Al enterarme de eso, le pregunté ¿de cuánto tiempo disponía?, mientras visualmente hacía contacto con la hoja de papel impreso con poco menos de 30 preguntas que tenía impresa sobre la mesa.

“10 Minutos máximo”, fue su respuesta, luego me volvió a indicar que me dejaría esperando en línea mientras para hacer el enlace, y a pesar que yo pensaba que la línea se quedaría en silencio no fue así, puesto que el sonido de su voz fue sustituido por una canción de fondo (que no puedo recordar ahora con exactitud cual era) y me acompañó así durante los varios minutos que permanecí en espera, hasta que de el otro lado del auricular se escuchó una voz que yo ya conocía y era el indicador de que la entrevista estaba por comenzar....


Soraya: Hola.

Martha: Hola, ¿bueno? buenas tardes.

Soraya: Sí, Hola Martha ¿Cómo estás?

Martha: Bien ¿y tú?

Soraya: Bien Gracias.

Martha: Muchas gracias por el tiempo que nos estás concediendo para la entrevista.

Soraya: No, al contrario.

Martha: Quisiera empezar a preguntarte para ir de lleno a la entrevista.

Soraya: Ajá, como no.

Martha: ¿Por qué se titula el disco “El Otro Lado de Mi”?

Soraya: ¿Por qué?

Martha: Ajá.

Soraya: Bueno, yo quería enseñar ese lado que siempre he mostrado en los conciertos, que enseño cuando cambio la guitarra acústica por una guitarra eléctrica, o sea, más energía y todo eso y también quería enseñar un lado mucho más cercano a lo que son mis raíces colombianas, la canción “El Otro Lado de Mi”, en “La Promesa”, en “Alma de la Calle” se escuchan ciertos elementos de esa música folklórica de Colombia.

Martha: Cuéntanos un poquito cómo fue el proceso en que surgió este disco.

Soraya: Bueno, primero empezó con un viaje a Colombia, tuve un reencuentro con mis inicios musicales y ahí pues empecé a organizar mis canciones, la temática, todo eso, después regresé aquí a Miami a hacer la grabación con mi amigo Sebastián Chris en unos estudios aquí cerquita y nos tardamos como cinco meses en total, pero tres meses en la grabación.

Martha: Te quería preguntar sobre el video de lo que es el primer sencillo “Llévame”, pues vi que en el video apareces en varias escenas con un cubo de colores ¿Qué simbolismo tiene esto haciendo referencia a la canción?


Soraya: Esa era una idea de los directores que de veras me llamó mucho la atención, me fascinó ese concepto y yo creo que eso lo sacaron de la letra de la canción, de la primera frase que es: “No puedo descifrar el código que guarda mi corazón”. Yo creo que sacaron ese concepto de ahí.

Martha: ¿Y tú participaste en el desarrollo creativo del video o ellos te propusieron la idea y tú la hiciste?

Soraya: No, fue la propuesta de ellos y siempre cuando hago videos hago eso, yo me meto en la música porque es lo mío y dejo que ellos hagan lo que quieran con el video.

Martha: Y ya que estamos hablando de videos, supimos que ya grabaste el video de “Cómo sería”, que me imagino que va a ser el Segundo sencillo.

Soraya: Exacto.

Martha: ¿Nos podrías contar un poquito acerca de eso?

Soraya: Claro, bueno lo grabé en dos lugares en Chile. Una zona que se llama Concha y Toro en Santiago y el otro es una en la quinta región que se llama “Isla Negra” y que tiene fama porque ahí fue donde Pablo Neruda compró una casa y vivió sus últimos años y para mi fue un regalo tremendo poder pisar esas tierras y ver esas maravillas tan hermosas que tienen allá.


Martha: ¿Ahí tampoco participaste con alguna idea?

Soraya: No, dejo que los productores hagan lo que hacen bien. Lo tengo muy claro.

Martha: Haciendo también referencia a la letra de la canción de “Cómo sería” ¿Es una vivencia personal tuya?

Soraya: No, tiene un poquito de mi, pero nació más que todo sobre una conversación que tuve con un amigo, pero siempre trato de pasar la letra por un filtro muy personal, eso es muy importante.

Martha: Otra canción que me llama mucho la atención de tu nuevo disco es la de “Alma de la Calle”. ¿Cómo surgió esta canción y nos podrías describir un poco cómo fue el momento en que la escribiste?

Soraya: Bueno, esa canción yo estaba sentada en Miami en mi casa, desayunando, un día normal, leyendo el periódico y cuando leo el artículo sobre esta persona que se llama María Amparo. Lo que pasa es que me afectó muchísimo, muchísimo lo que había leído, el titular era: "De Poeta Laureada”, “De Lustrabotas a Poeta Laureada”, perdón… y con ese título pues me enganchó, tomé mi guitarra y me senté por un rato a componer esta canción, compré un pasaje, la localicé, me fui a Bogotá, ¡Fue una locura! (ríe).

La conocí porque de lo que yo me había enterado es que ella era una persona abandonada desde niña, se crió en la calle, una de esas personas “invisibles” de nuestra región y yo le quería decir que no, yo si la había escuchado, yo si la veía y yo quería escuchar un poco de su poesía y ya llevamos más de un año de amistad, esta mujer me ha enseñado tanto, la aprecio muchísimo, ya le han publicado dos libros y lo que yo quería era ofrecerle un poquito de ese reconocimiento que tanto se lo merece y que ella lo disfrute en vida.

Martha: Y ya que estamos hablando de eso ¿Cómo es para ti el proceso de escribir una canción?, por ejemplo, ¿cuál de todas las canciones que has escrito es la que recuerdas que haya tenido un nacimiento así especial?

Soraya: Bueno, yo creo que nacimiento especial, esa, sin duda alguna. “Alma de la Calle” eso fue magia, magia absoluta, inspiración absoluta, pero muchas más…"El Otro Lado de Mi” también tiene mucho de eso, “Llévame” nació muy fácil, o sea, a veces hay una diferencia, a veces me tardo mucho, o a veces pasa muy rapidito, pero uno nunca sabe, nunca sabe.

Martha: Tu estudiaste literatura inglesa, filosofía, tengo entendido que trabajaste como azafata ¿un tiempo? (cuando ella escucha esto al otro lado de la línea se ríe) ¿te imaginaste alguna vez que ibas a llegar a ser cantante?

Soraya: Definitivamente, desde que yo tenía cinco años ya lo sabía, lo tenía muy claro, no sabía cómo iba a llegar, pero sabía que lo iba a hacer.

Martha: Se me hace que extraño, porque nada que ver lo que estudiaste… Bueno, música sí, pero bueno literatura y… (me interrumpe)

Soraya: …No, a propósito, a propósito estudié literatura para componer nada más.

Martha: ¿Entonces piensas que eso te ha servido en cierta forma para expresarte?

Soraya: ¡Claro!, me ha ayudado muchísimo.

Martha: ¿Qué diferencia encuentras tú entre Soraya la de el disco de “En Esta Noche” y Soraya, la mujer y cantante que es el día de hoy?

Soraya: Eh… (se queda pensando por un momento) ¡Wow!, una mujer mucho más madura, mejor cantante, mejor compositora, mucho más agradecida y mucho más paciente.

Martha: Y ya han pasado nueve años desde que tu empezaste tu carrera…

Soraya: Sí, nueve años ya…

Martha: Que ya es bastante ¿a qué atribuyes tu que tanta gente se haya identificado con la canción “De Repente” y que aún todavía se siga identificando con ella?

Soraya: Es increíble lo que ha pasado con esa canción. No me para de sorprender, deveras no hay explicación, es algo muy sencillo… Marcó algo, conectó con el público por todos lados y cada vez que voy, en España estuve, en Argentina, en Chile, por todos lados, siempre me piden esa canción y no me canso de cantarla porque se convirtió en mi pasaporte al mundo y me abrió muchas puertas, muchas conexiones con los fans.

Martha: Incluso fue lo que me llamó mucho la atención la última vez que estuviste aquí en la frontera en el concierto de Alejandro Sanz que cuando cantaste esa canción toda la gente así como que se conectó contigo y se me hizo muy especial, y por eso te quería preguntar eso.

Soraya: Sí, me fascina cantarla.

Martha: Otra pregunta que te quería hacer es: Has obtenido varios premios a lo largo de tu carrera, y uno de los más importantes ha sido el premio “Spirit of Hope” ¿Qué representó para ti este premio y que actualmente muchas personas te vean no sólo como una cantante, sino como un ejemplo a seguir?

Soraya: No, pues representó mucho, lo que yo hago no lo hago obviamente por los reconocimientos, pero recibir eso, lo recibí en nombre de todas esas mujeres que luchan diariamente. Eso es para mi. El premio es un símbolo nada más y representa la lucha de tantas personas, tantas familias que no tienen quizá los privilegios que yo he podido tener en esta vida; pero que siguen luchando igual, que se preocupan para mantener una alta calidad de vida, que son fuertes, que son valientes. Eso representó para mi ese premio, fue un símbolo para todos ellos.

Martha: ¿Y tú te consideras una persona privilegiada?

Soraya: Sí, definitivamente, aunque he pasado por cosas muy duras, siento mucho privilegio en esta vida, especialmente porque he podido hacer con mi vida lo que siempre me ha fascinado que es la música y Dios me ha dado la fortaleza para seguir adelante. Por eso me considero muy privilegiada.

Martha: En esta época, sin menospreciar ningún género musical, existe mucha “música desechable” que es casi lo que escuchamos en el radio y también vemos desafortunadamente que tiene mucha aceptación y la gente compra discos y todo, ¿tu qué opinas de eso y cómo puede un buen artista sobrevivir a eso?

Soraya: Yo creo que hay gusto para todo ¿no? y lo más importante para mi es mantenerme fiel a mi intención inicial, que la intención siempre ha sido grabar buena música, respetarle el gusto al público, yo creo que por muchas razones la industria está en crisis y no falta decir que es por también faltarle un poquito el respeto al público, por no entregarle lo que merecen, me preocupo que todas las canciones sean buenas en mi disco, sé cuánto cuesta un disco, sé cuánto vale que una persona trabaje toda la semana y saque esos pesitos o esos dólares de su billetera para comprar un disco. Para mi lo más importante es enfocarme en eso, que cuando lleguen a casa digan: ¡wow! esto sí valió la pena y con eso pues uno se mantiene a flote y muy enfocado en lo que vale, que es buena música.

Martha: Ya casi para terminar la entrevista, quisiera enfocar un poco más personal la conversación y te quería preguntar ¿cómo es “El Otro Lado de Soraya”?, refiriéndonos más en el plano personal, ¿cómo eres cuando estás fuera del escenario?, ¿cuáles son las cosas que por ejemplo haces en un día normal que no estás trabajando?

Soraya: Bueno, cuando no estoy trabajando y estoy descansando, normalmente estoy en casa. Me fascina estar afuera, soy muy aferrada a lo que es la naturaleza, me fascina ir al mar, me fascina nadar en el mar, afortunadamente vivo en Miami donde me permite el clima hacer todo esto y llevo una vida muy tranquila, salgo mucho con mis amigos, me fascina cocinar… Cocino mal, pero hago el intento cada vez; me fascina ir al cine, o sea, cosas normales.

Martha: ¿De qué tipo de cine te gusta?

Soraya: De cualquier tipo ¿sabes?, películas de Europa hasta películas de Hollywood, películas en español, lo que sea.

Martha: ¿A qué le tiene miedo Soraya?

Soraya: ¿A qué le tengo miedo?... A muy pocas cosas ahorita, yo creo que he encontrado un balance… No sé, no sé a que le tengo miedo porque le tengo respeto a muchas cosas y cuando les tienes respeto y entiendes que hay muchas cosas fuera de control, quizá no sientes tanto miedo frente a cosas como la muerte o con cosas así, las ves de otra manera.

Martha: ¿Y cuál es el libro que nunca te cansarías de leer? (un libro que te haya gustado mucho).

Soraya: ¡Uff!...tantos. La película que nunca me canso de ver es “Como Agua Para Chocolate", la vi anoche por número veinticuatro, yo creo… algo así…

Martha: ¿Y por qué te gusta tanto esa película?

Soraya: Me fascina (lo dice riendo) porque es como… No sé, tanta magia, visualmente hay tanto que ver en esa película, es una historia tan linda y a veces tan divertida y a veces tan emocional… No sé porque, pero hay algo con esa película que me marcó mucho.

Martha: ¿Tienes algún personaje al que admires y que aún no hayas conocido?

Soraya: Siempre me hubiese gustado conocer aunque es un personaje de la historia, pero me hubiese fascinado conocer a Leonardo Da Vinci… No sé porque, pero siempre me hubiese gustado conocerlo.

Martha: ¿Por qué razón?

Soraya: Porque lo encuentro extremadamente interesante, para sentarme con él y tomarme una buena taza de café y conversar una tarde, sería genial.

Martha: Bueno, otra pregunta… Haber si me entiendes porque es un poco enredada: ¿Si tu fueras una persona completamente diferente a quien eres y por ejemplo si existiera Soraya, y tu no fueras Soraya, tu eres otra persona… Y tu un día vieras a Soraya en la calle, ¿qué opinarías de ella o cuál sería tu impresión de ella al verla? ¿o qué le dirías?

Soraya: …Eh… (se queda en silencio y pensando unos minutos) ¡wow!... Bueno, te doy el premio, primera pregunta que no se ha repetido… Primera pregunta original, te llevaste el premio… ¡Wow!... eh… (se vuelve a quedar pensando) que buena pregunta… Bueno, quizá tendría que tener una pequeña conversación, porque inicialmente soy muy tímida, entonces quizá no me entero inicialmente de quien soy, tras una conversación diría: “esta chica es buena gente, sencilla, no tan complicada, parece que es buena amiga, parece que es como dicen ustedes: tiene un buen rollo…

Martha: ¿Y cuál ha sido el regalo que más te haya impresionado, el que más te haya gustado que te han dado a lo largo de tu vida o algún fan?

Soraya: Regalo, regalo… ehmmm…. Pienso que deben ser las poesías que me presentan. Muchas veces me entregan cartas, me entregan cositas, y tengo muchos fans que son poetas y me escriben bellezas, siempre guardo todo lo que me escriben.

Martha: Tu sigues involucrada apoyando a muchas instituciones que luchan contra el cancer, pero en si ¿cómo cuida Soraya su cuerpo y alma?

Soraya: Pues el espíritu, el alma la cuido con mucha paciencia, con mucha paz, con mucha tranquilidad, hago muchas meditaciones, eso es muy importante para mi, especialmente cuando estoy viajando mucho y trabajando mucho; y el cuerpo se cuida con buena alimentación, también la meditación ayuda mucho, pero con buen descanso, con buena comida, con mucha agua.

Martha: Me imagino que ha de ser también un poco difícil porque estás siempre de gira y viajando de un lugar a otro y los horarios a veces…

Soraya: Se complica a veces, pero si haces el esfuerzo se pueden lograr las cosas.

Martha: Otra pregunta: ¿Si tuvieras oportunidad de conocer a Dios cómo te gustaría verlo materializado y qué le dirías o qué le pedirías?

Soraya: No, ojalá, ojalá no lo vea con ninguna forma. Me gustaría sentirlo más que todo, me gustaría sentir una luz, o un calor o algo, pero no verlo en ninguna forma, yo creo que eso para mi es muy importante… Me gustaría yo creo que todos los días tenemos la oportunidad de ver a Dios, no tiene que ser necesariamente cuando uno va al cielo, se ve a Dios en todos los lados y no quiero romper esa imagen que tengo.

Martha: ¿Dónde te visualizas tú dentro de unos diez años?

Soraya: No sé, pues contenta ojalá. Ojalá con una gran sonrisa y ojalá haciendo lo que hago, no sé si estaré todavía con la música, pero definitivamente con una guitarra al lado y pasándolo chévere.

Martha: Y la última pregunta ya para cerrar la entrevista: ¿cuáles son tus próximos planes dentro del plano artístico y personal?

Soraya: Bueno, sigo con muchos viajes, me tienen viajando hasta Noviembre, haciendo giras de promoción, de conciertos, actividades con las fundaciones, un montón de cosas, en Diciembre me tomaré unas vacaciones para descansar y recuperar un poco, y bueno, lo que esperan en año nuevo pues, que me traiga ese año nuevo no se sabe todavía...

Después de agradecerle por el tiempo y la disposición por la entrevista, los últimos minutos al teléfono pasaron fugaces en el intento por acordar (ya no con ella sino con el representante de su disquera, el envío de material fotográfico para ilustrar la nota), pero al momento en que ella desapareció dejando sólo silencio al otro lado de la línea algo me quedó lo suficientemente claro:

No importa la dimensión de los espacios y las líneas que se asignen para hablar de ella, puesto que por el simple hecho de ser una de las pocas personas que reflejan sencillez y simplicidad en lo que aman, su valor como artista siempre radicará no en el número de discos que venda o la cantidad de titulares y espacio que acapare en los medios, sino en la fortaleza y las emociones que transmita arriba de un escenario… Pero sobre todo por la capacidad para aportar una idea, sensación, sentimiento o aprendizaje y que es a final de cuentas lo que hace que sólo los grandes artistas hagan de la música un idioma universal.

Comentarios

Anónimo dijo…
SIN DUDA SORAYA SIEMPRE ESTARA EN NUESTROS CORAZONES AUNQUE YA NO ESTE FISICAMENTE EL LEGADAO DE SU MUSICA SIEMPRE NOS ACOMPAÑARA