Sombra y Luz...

on lunes, febrero 17, 2020
¿Acaso había una sonrisa más hermosa en el universo? Porque vaya…si pudiera comparar algo con su sonrisa sería con el cielo en el momento más oscuro de la noche. Ese momento en donde miles de luces nos recuerdan que aún en la oscuridad hay luz.

La Propuesta

on lunes, febrero 03, 2020
Tal vez no seamos almas gemelas pero te propongo algo, vamos a ayudarnos a crecer y si en el camino nos enamoramos, habremos ganado todo en esta vida.

Messiah

on lunes, enero 20, 2020

En este tiempo reciente son muchas las series buenas que he visto, y aunque la inmensa mayoría se me quedaron en el tintero por falta de tiempo; a la que está destinado el primer post de esta semana no quería de ningún modo que pasara desapercibida porque tiene como premisa fundamental ese cuestionamiento que tantas veces he mencionado en el blog: ¿Qué pasaría si Jesús viviera en el mundo real en la actualidad?

A pesar de que yo, y también cada uno de los lectores de este blog podría responder a ese cuestionamiento de forma diferente, Netflix lo ha hecho también a través de esta serie que de una manera increíble expone desde la perspectiva de varias personas, (creyentes y agnósticas), todo lo que implicaría en el mundo actual una segunda venida del llamado "hijo de Dios".

Esa es la premisa principal de esta serie que de entrada ya es controversial por el tema que aborda; y de la que más allá de compartir con ustedes un resumen, lo que me ha hecho escribir al respecto es la manera en que a lo largo de 10 capítulos que conforman esta primera temporada, uno como espectador analiza sus propias creencias y se pregunta: ¿Estaríamos realmente listos si un evento de esa magnitud sucediera? ¿Creeríamos en Él o lo consideraríamos un hereje e impostor?

Desde anoche y luego de terminar de ver el último capítulo esta madrugada, en lo personal me quedé pensando mucho en que si eso realmente sucediera, las circunstancias no serían muy diferentes a las de hace más de 2 mil años atrás. 

Esto que voy a afirmar a continuación es una percepción muy personal y es probable que mucha gente se rasgue las vestiduras por ello, pero yo siempre he pensado que durante la primera venida de Jesús al mundo, ÉL no vino a morir por nosotros y con su sacrificio salvarnos del pecado. ÉL fue asesinado por la ignorancia y la arrogancia de la gente de esa época en la que encarnó, y porque todo lo que predicaba era evidente que iba en contra de los intereses de lo que en ese entonces era el imperio romano.

Si lo analizamos fuera de fantatismos religiosos y quitando el velo de las interpretaciones tergiversadas que hay escritas en la biblia, así fue. En esa época la gente; y en especial los judíos dudaban que era el Mesías, porque ellos esperaban a un REY, que los salvara del yugo romano y se hicieron una idea al respecto (que hasta el día de hoy prevalece y hace que lo sigan esperando).

Partiendo de ahí nos damos cuenta porque desde antes de la aparición del hijo de Dios, ya había controversia por las distintas ideas religiosas, y que son el principal factor que sigue provocando hasta nuestros días, enfrentamientos entre grupos encabezados por líderes con ideas radicales (por no llamarlas estúpidas)... Pero en fin, eso es tema para una de esas conversaciones en las que nadie logra ponerse de acuerdo y termina enemistado.


Lo que quiero ilustrar con este argumento, es que Messiah, refleja que si esto sucediera en la actualidad, la situación no sería muy distinta que digamos y mientras habría personas que creerían ciegamente en sus palabras y sus obras, dejando todo al lado para seguirlo; los gobiernos de las principales potencias lo considerarían como un líder terrorista, suversivo y peligroso al que no habría que perder de vista, para evitar consecuencias devastadoras para la política internacional...

La serie está muy bien producida y a través de las distintas reacciones de los personajes, uno mismo pone en tela de juicio sus propias creencias, si su fe es débil; o si simplemente seguiría a un hombre desconocido que de la nada comienza a hacer milagros y al mismo tiempo parece un fanático religioso con delirios de grandeza....


¿Qué harías tú? Evidentemente en esta época digital, en la que con un simple click podemos asomarnos a ver en tiempo real lo que sucede al otro lado del mundo; los sentimientos encontrados que provoca el tener la imperiosa necesidad de creer en algo o en alguien justo en un punto cronológico de la historia en que la civilización humana está colapsando, no sería muy distinto a como fue en la época en que vino a la tierra por primera vez.

¿Es un impostor o de verdad es el hijo de Dios hecho hombre nuevamente?... Es algo en lo que sigo pensando hasta el instante mismo que escribo esto y para averiguarlo y sacar sus propias conclusiones, cada uno de ustedes tendrá que ver la serie.

Cosas que pienso de madrugada

on viernes, enero 17, 2020

Que la luna de esta noche evapore aquello que te intranquiliza y le roba horas a tu sueño; y también permita que todos los suspiros, oraciones sinceras; (así como la esperanza que va con dirección hacia quienes la hayan perdido), lleguen más rápido a su destino.

Buen viaje hacia El País de Los Sueños.

Volver de Madrugada

on jueves, enero 09, 2020

Vuelvo a casa de madrugada, sola, pero cargada de miles de pensamientos... El silencio tiene ganas de que le cuente sobre las cosas que pasaron este día, pero yo sólo contigo quiero hablar.

Y te extraño... Y mientras avanzo por calles solitarias, pienso en que han pasado tantos días sin que hablemos. No te veo nunca, pero sé que de alguna forma me acompañas siempre y la sola idea dentro de mi alma me reconforta; pero al mismo tiempo me hace pensar que quisiera de verdad que estuvieras en el asiento de al lado para decirte que aunque estos primeros días de un nuevo mes no ha sucedido nada relevante; han sido extraños... 

¿Será para ti así también? ¿Qué estarás pensando en este momento? ¿Estarás durmiendo ya al otro lado del océano o simplemente te habrás distraido en el intento por descifrar los mensajes escritos esta madrugada en el cielo?

Me encantaría de verdad hablar contigo sobre todo eso... ¿Saber que piensas acerca de que el tiempo parece transcurrir cada vez más de prisa y el mundo se encuentra tan convulso?... ¿Sentirás tristeza al respecto?... Supongo que si, y por eso la mayor parte de las veces permaneces en absoluto silencio... Sé que si tuviera la suerte de que estuvieras aquí (de manera física); me harías saber lo que hay en tu alma, más que en tu mente; y hasta casi puedo asegurar que hay momentos del día en que sonríes, cuando cualquier persona, desde cualquier punto y sin decirlo, va más allá y cambia el miedo y la percepción de negatividad por una oración sincera.

En el camino pienso que yo quiero hacer algo así como eso... Cuando ya he llegado a casa y las horas, todavía más han transcurrido, desde mi cama cierro los ojos y continuo nuestra charla; es entonces cuando de verdad puedo verte y saber que independientemente de si te hablo o no durante el día, siempre estás ahí aunque por momentos yo dude o me olvide de eso.

Cada noche, al volver a casa, mientras avanzo entre calles y avenidas me imagino que soy una mujer distinta... Quien pasó por ahí anoche, no es la misma persona que la de hace un año o apenas una semana; porque sin importar que sea el mismo recorrido, son distintos los pensamientos y emociones que en cada regreso alberga mi corazón.

Todos los días al volver de madrugada te pregunto: ¿Cómo puedo hacer mejor las cosas? divertirme más y echarte un poco la mano -en lugar de pedirte ayuda-, y aunque la mayoría de las veces sólo escucho el silencio; algo en mi interior discipa cualquier duda, miedo o sentimiento sombrío; pues sé que las respuestas siempre llegan de las maneras más extrañas y diversas... Lo único que no cambia y es constante es que siempre quiero hablarte; sentir que estás cerca; sobre todo en los días confusos, cuando no sucede nada interesante o me siento tan cansada y necesito tanto un trocito de tu paz.

Es tarde, pero casi llego a casa. Esta noche antes de dormir te contaré no de los problemas o cosas que me preocupan, sino de cuantos suspiros encontré desperdigados en el camino que bajo un cielo increíblemente despejado deja espolvoreado la estela de una estrella fugaz.

Gracias por permitirme otra vez, volver de madrugada.

Tras la Ventana

on viernes, diciembre 27, 2019

He tenido tiempo libre y muchas letras en el alma, pero supongo que como sucede desde hace tiempo, estoy más inmersa en vivir mi vida en el mundo real.

En el instante en que plasmo esto, es más grande la cantidad de emociones, recuerdos, pensamientos y cosas que sucedieron, en comparación con el número de días que quedan para que termine el ciclo, que marcará el final de una década también.

No recuerdo bien en que momento ni cuando, pero en los años recientes se volvió para mi una especie de ritual muy personal, asomarme por la ventana ya de madrugada, cuando tenía insomnio, después de algún sueño extraño o cuando sin ningún motivo aparente me despertaba a deshoras, en el umbral que separa a un día ya vivido de otro nuevo; o mejor dicho aún: en ese lapso en que el alma hace que tu cuerpo físico interrumpa su descanso, porque esta vez es ella quien en silencio necesita hablar.

Desconozco si para ustedes que me leen, esto sea algo común, pero de lo que si estoy segura es que en algún momento del día (o de la noche); de modo inevitable también a cada uno le da quizá por asomarse a través de la ventana; y se quedan ahí detrás; y aunque el paisaje tras el cristal sea siempre el mismo, no lo es ni lo será nunca la manera en como sus ojos lo miran.

En este punto cronológico del tiempo a mi me gusta la visión que el silencio y la madrugada me reflejan... Si yo fuera un ser distinto a quien hoy soy y la perspectiva fuera del exterior hacia adentro, vería tras la ventana a una mujer más madura, agradecida por todo lo que ha recibido y también lo que no sucedió en su momento; pero que en contraposición ha aprendido a ser feliz y aprovechar lo que tiene en el presente.

5,760 minutos es la distancia que separa este espacio en el que siento que todas las personas que hay a mi alrededor y que han sido importantes en mi vida (a pesar de que el tiempo nos haya llevado por caminos diferentes); volvemos de nuevo al mismo lugar donde comenzó todo; pero ya con cierta madurez, con otra visión del mundo y de la vida; y sea quizá eso lo que me permite tener esperanza en el futuro y empezar a contemplar como posibilidad todos los sueños y aventuras que apenas hace unos cuantos meses atrás sólo imaginaba como algo platónico e improbable.

No cabe duda, la vida siempre sorprende, a veces de las maneras más inesperadas... Tal vez tras la ventana mis ojos no alcanzan a ver mucho más allá del horizonte donde las luces de la ciudad se extienden; pero mi espíritu en completa armonía con mi cuerpo desde hace ya un buen de tiempo, me hace saber que aunque en el transcurso de los días sin estrenar puede haber dificultades y momentos adversos, permanecen quienes hacen que esta experiencia terrenal llamada vida sea algo que vale la pena.

Tal vez algo parecido ves tú a través de alguno de los cristales que asoman hacia el exterior de tu casa; y sin importar la cantidad de tiempo que pase o la etapa de la vida en que tanto tú como yo nos encontremos; que sea la vida también la que nos de siempre la pauta para reencontrarnos y hablar desde el alma y a través de las miradas, para así compartir también en letras y palabras todo lo que valga la pena y es por lo que finalmente estamos aquí.

Felices días y seguro nos encontramos pronto entre estas Páginas Sueltas y de Colores. 

Instante...

on lunes, diciembre 16, 2019

Lo más bello de tu vida durará un instante, si no quieres perdértelo quédate en tiempo presente. 

Agradece la vida y las oportunidades que tienes en este momento.