Ir al contenido principal

El Valor de Los Logos



Hace no mucho tiempo, estando en el trabajo, tuve que buscar en la computadora de uno de mis compañeros diseñadores unas fotografías para enviar por mail. Como en la agencia de publicidad, cada quien tiene su propia computadora y por ende, cada quien organiza los archivos en su disco duro como mejor le place, yo me tardé unos cuantos minutos en encontrar las fotos que necesitaba y mientras esperaba a que el “finder” encontrara el folder con los archivos que yo necesitaba, me puse a “pajarear” con las cosas que había en el escritorio de ese compañero diseñador y fue como descubrí que en la parte frontal del CPU había pegada una calcomanía con el famoso logotipo de los Rolling Stones.

Lo primero que vino a mi mente cuando vi la imagen de esa famosa boca con la “lengua de corbata”, fue la impresión que tuve la primera vez que yo vi esa imagen… Fue hace muchísimos años atrás, en ese entonces yo no sabía absolutamente nada de logotipos, mucho menos de mercadotecnia, todavía no me pasaba ni por la mente que estudiaría comunicación (puesto que ni siquiera recuerdo cuántos años tenía), pero no dejo de sorprenderme de lo extraña que es a veces la mente, porque bastó que yo viera esa pequeña “calca” pegada en el CPU para que mi mente viajara no se cuántas décadas atrás y recordara que la primera vez que yo vi esa imagen fue en un dibujo hecho a mano que adornaba la portada de una de las carpetas de escuela de una de mis tías.

En aquellos años, ella estaba cursando la secundaria y como el dibujo estaba muy bien realizado (todavía parece que lo estoy viendo, dibujado con colores de madera –casi estoy segura que eran Berol o de los que en la parte posterior de la caja tenían dibujada una “brujita”- y cubriendo toda la parte frontal de esa carpeta), para alguien como yo, que en ese entonces no tenía ni el menor conocimiento de música, no fue nada difícil suponer que había sido una imagen salida de la imaginación de mi tía.

Yo estaba convencida de eso, porque a parte de que todas las veces que a partir de entonces me tocó ver esa imagen en todos los tamaños y objetos personales que le pertenecían a ella, la boquita con la lengua siempre estaba hecha a mano y con mucho detalle, lo cual me hacía pensar: “que chido dibujo se inventó mi tía”; y no fue hasta que a diferencia de otras veces, un día la imagen apareció mucho más elaborada en una chamarra de mezclilla que ella tenía, cuando me di cuenta que ella no era quien la había inventado.

Todavía cuando sucedió eso tuve mis dudas, puesto que yo seguía en la creencia y casi estaba convencida de que mi tía había encontrado alguna forma para imprimir su famoso dibujo en el parche que adornaba su chamarra. La verdad nunca se me ocurrió preguntarle, los años pasaron y aunque obvio me di cuenta que el dibujo no era de su autoría, no supe también, sino hasta muchísimos años después que se trataba de la imagen oficial de los Rolling Stones.

Como todos sabemos, un logotipo es como una carta de presentación, la imagen que identifica o representa todo un concepto y al cual wikipedia lo define en términos más precisos como: El dibujo que le sirve a una entidad o un grupo de personas para representarse. Los logotipos suelen encerrar indicios y símbolos acerca de quienes representan.

La verdad, yo no conozco mucho de la música de los Rolling Stones, sólo sé que prácticamente son una “leyenda viviente” y que en el caso de su famoso logo, es una de las imágenes más reconocidas a nivel mundial… Eso sin contar el hecho de que este logo es quizá sin temor a equivocarme uno de los íconos más representativos de la música del siglo XX.

Averiguando un poco más en internet sobre este famoso ícono me encontré la siguiente información relacionada con su historia:

En 1970, un estudiante de diseño gráfico del Royal College of Art de Londres recibió un pedido de Mick Jagger: crear el logo de los Rolling Stones. John Pasche diseñó la lengua que pronto apareció en el sobre interior de “Sticky Fingers” (1971) y por ese trabajo cobró 50 libras (86 dólares).

Seguramente nadie imaginaba que la imagen llegaría a ser tan emblemática y Pasche no sólo recibió una pequeña cifra por su creación sino que también su autoría fue confundida por muchos que creyeron que la figura era obra de Andy Warhol, quien había creado la tapa de ese mismo disco.

Ahora, el original del logotipo será subastado por la casa Cooper Owen. La imagen tiene 40 centímetros de largo por 30 de ancho y su autor dijo que la había diseñado de tal manera que fuera fácil de reproducir y con un estilo que pudiera sobrevivir al paso del tiempo.

Desde entonces, el logotipo ha estado presente en discos, camisetas, carteles y todo tipo de material de promoción de la banda. Y ahora, también aparecerá en algunas botellas de una edición limitada de vino Rolling Stones que saldrá a la venta.

Las botellas serán coleccionables y cada una tendrá una imagen que fue significativa en las diferentes etapas de la historia de la banda. Por 29 dólares se podrá comprar un Pinot Grigio con una etiqueta que mostrará un poster del Tour de 1971. Pero las botellas que tendrán el logo de John Pasche serán sólo mil de Cabernet Sauvignon y costarán cien dólares.

¿Cómo ven? ¿está interesante no?... Yo creo que la persona que diseñó el logotipo jamás se imaginó que su creación llegaría a ser tan famosa y sobre todo, me doy de topes contra la pared cada vez que pienso en que el vendió su trabajo en una cantidad ridícula, comparada con la escandalosa cifra en la que me imagino fue subastada en la época actual… A parte que honor que su trabajo llegó a ser comparado con el arte de Andy Warhol ¿no?...

Sea como sea esto de los logotipos y de la publicidad siempre ha sido fascinante, podríamos hablar de muchos ejemplos de logotipos famosos como el de la Coca-Cola, Columbia Pictures, la manzanita de Apple –por mencionar sólo algunos de los ejemplos más emblemáticos de la historia- y en el caso de este último logotipo de la manzanita, creo que ahorita hay una bronca legal entre la compañía creadora de estas compus (en las que todos los que estamos en el medio de las agencias de publicidad y los medios impresos trabajamos) y el sello que representa a los famosísimos Beatles (para mayor referencia véase el
Blog de Tere, que ella es toda una experta en el tema).

Yo no soy diseñadora, pero llevo 9 años trabajando a diario con varios de ellos y de los cuales además de aprender un poquito de photoshop, he aprendido que cuando de logotipos se trata:

-El diseño de un logotipo “profesional” cuesta aproximadamente $ 500 dólares, (el trabajo de diseño siempre se cotiza en base a las horas de trabajo invertidas) y en el caso de un logotipo esa cantidad –que para muchos puede ser elevada- te garantiza además del diseño del logotipo, la entrega del “manual de identidad”, que entre otras cosas debe contener: el logotipo digitalizado y con buena resolución, listo para poder ser utilizado en cualquier aplicación, los lineamientos y limitantes de uso, los “pantones” exactos del mismo (que no son otra cosa que los códigos exactos que corresponden a cada color –como los códigos que identifican en las tiendas de pintura-), las medidas originales, etc, etc… Esa es la forma profesional y correcta de entregar un logo.

-Cuando se diseña un logotipo, es muy común que los diseñadores “se emocionen” y se inventen un logo padrísimo, pero que al momento de querer imprimirlo ya sea en una camiseta o sobre cualquier otra superficie que no sea papel, simplemente no sea factible de poder ser utilizado… Por esa razón es importante siempre tener presente a la hora de diseñar que el logotipo pueda utilizarse para cualquier aplicación y eso es algo que los diseñadores van descubriendo con la práctica (y algo que me llama mucho la atención saber que Pashe también tomó en cuenta a la hora de diseñar el logo de los Rolling Stones).

-Esto aplica para cualquier trabajo (no sólo en el ámbito del diseño): Nunca y por ningún motivo se debe entregar a un cliente copia del diseño de un logotipo hasta que este no haya cubierto la cantidad que hayan acordado por el diseño del trabajo, puesto que hay clientes que no tienen cultura de pagar por el trabajo de un creativo y acostumbrados también a diseñadores que prácticamente les regalan el trabajo, una vez que ya tienen el logo en su poder, se rehusan a pagarlo, se adueñan del trabajo del diseñador y lo registran o lo comienzan a utilizar sin haberlo pagado, por lo que es recomendable en estos casos, presentar únicamente muestras en la computadora para que el cliente las vea y ahí mismo solicite modificaciones y no entregarle ninguna copia del logo hasta no haber recibido el pago por el trabajo de diseño en su totalidad.

Hay de logotipos a logotipos, unos más bonitos que otros, modernos y antiguos, algunos profesionales y otros más tradicionales que profesionales… Incluso hasta los que se encargan de “deformarlos”, como en el caso de Edoardo Chavarín, el creador de las camisetas de la marca
NACO, que lo hace de una manera chusca y al mismo tiempo muy creativa, (pero eso es tema que quizá merecería la pena tratar más adelante en otro post)…

Vivimos en una sociedad capitalista, en la que la publicidad juega un papel determinante y en ese sentido me imagino que cada uno de nosotros podría hablar de lo que le transmite un logo o describir porque razón tal o cual ícono es su favorito, porque más allá de la identidad de un producto o servicio o de la manipulación comercial, en concreto todos los logotipos siempre tratan de transmitirnos algo…Que existan unos muy “chafas” que de plano no lo logran, eso ya es otra cuestión…



Hablando de “deformación” de logotipos… Me causó mucha risa encontrar esta foto con el ícono de los Rolling Stones (yo creo que muchos hombres serían felices si todos los baños fueran así).


Nos leemos pronto, que tengan una mitad de semana muy productiva.

Comentarios