Ir al contenido principal

Percibir La Vida A través de la Ventana


Ayer en la noche, en el programa de radio que escucho a diario, comentaban antes de iniciar con el tema de la 2da. parte del programa algo que me llamó mucho la atención.

Primero lanzaron al aire la pregunta: ¿Tú qué ves todos los días a través de la ventana?, luego pedían que la gente les llamara o les enviara un correo electrónico o fax que respondiera a esta interrogante y las respuestas, además de ser por demás interesantes, obviamente, eran muy diversas también.

Había quienes de la manera más simple, describían que a diario (la mayoría de ellos haciendo referencia a la ventana que tenían cercana en su lugar de trabajo), veían un conjunto de edificios, un lote baldío, carros estacionados, un montón de basura, gente pasando por la calle, y algo que me causó mucha risa fue que Fernanda (la conductora del programa), decía que en Guadalajara, Jal. en las instalaciones que la radiodifusora tiene en esa ciudad había una azotea donde a diario se asoleban 4 chavos desnudos... Pero ya fuera de broma, hubo una persona que en un mail describió de forma muy poética la visión que a diario le ofrecía el cristal.

Bueno, para no tirar tanto rollo (porque sigo intentando que los post no me salgan tan largos), la pregunta que hicieron en el radio no sólo me hizo recordar la visión tan diferente que yo obtuve en cada una de las 3 oficinas donde alguna vez estuvieron las instalaciones de la agencia de publicidad en la que hasta finales de Enero trabajé.

En ese momento sentí añoranza por la vista más padre de todas, que sin duda alguna fue la del Edificio Campestre, que era una estructura diseñada con ventanales muy grandes y que daban al campo de golf del campestre que estaba ubicado justo ahí enseguida.

Desde ahí, se veía el lago artificial del campo, además de que era bien común ver a las ardillas corriendo y que a veces hasta tenían la osadía de pasarse hasta el estacionamiento.

También desde ahí se veía el atardecer padrísimo y se me quedó muy grabado que como hacia el otro extremo de la ciudad, estaba ya muy cercana la ciudad de El Paso, Tx. (casi casi en la zona del aeropuerto), cuando pasó lo del Atentado Terrorista al WTC, yo creo que fue la primera vez en la historia de ambas ciudades (Juárez-ELP) que el cielo estuvo prácticamente desierto...

Pero bueno, ya empece a divagar.... (a veces siento que estoy como el "Longe Moco" que empieza hablando de una cosa y termina contando otra)... El caso es que en el programa de radio preguntaban esto porque ellos decían que todo eso que ves todos los días a través de la ventana, influye de modo considerable para tu estado de ánimo.

Yo creo que eso es muy cierto, pero me llamó también la atención que una pregunta tan simple me dejara "patinando"...

Me da la impresión de que todos vivimos inmersos en cosas tan del mundo real y cotidiano, que difícilmente pensamos en cosas que van más allá de eso o son intangibles... Bueno, al menos yo no conozco mucha gente que hable de las cosas que sueña o quizá imagine, y bueno, al menos para mi eso es algo básico, es lo que además de sacarme de la rutina, me hace saber que estoy viva y darme cuenta del objetivo que tengo para estar aquí.

Es como si por ejemplo en este momento alguien llegara y te dijera: ¿Cómo está tu corazón en este momento?... Creo que ese podría ser un planteamiento que a más de uno lo dejaría pensando mucho y además sería la respuesta más real y más honesta a cuando alguien nos pregunta: ¿Cómo estás?

Las respuestas de la gente que mandó su correo al programa de radio, habla mucho de la percepción que cada persona tiene del mundo y la realidad que le rodea... Es más, casi estoy segura que tú que estás leyendo en este momento este post, al igual que yo estás pensando en las cosas que ves a diario a través de la ventana, ya sea del trabajo o de tu casa.

Sin embargo, pienso también que por ejemplo cuando vas caminando o pasas con tu carro cerca de algún lugar donde desde el exterior puedes observar una ventana abierta y lo que desde ahí se percibe de una persona que se está asomando o si no hay nadie, los objetos que se alcanzan a ver desde el exterior, te revelan mucho de como es la gente que vive en su interior... Es más, creo que hasta una ventana cerrada tiene la capacidad de comunicarte cosas.

¿Qué rollo no?... Y aunque no todos podemos tener la visión que nos gustaría encontrar al asomarnos por la ventana, el chiste es simplemente aprender a buscar lo positivo o lo impercetible que hay en ese reflejo de edificios amontonados, en una ciudad llena de smog, etc, etc... Porque hasta en el lugar más gacho o donde no hay ni un triste arbolito, no todos los días la luz del sol se precibe igual.

¿Cómo qué haría falta que alguien nos preguntara más ese tipo de cosas no creen?

Comentarios

Anónimo dijo…
Si yo me asomara a la ventana ahorita seguramente vería a un vecino regando unos incipientes nogales en la plaza, ahora que lo pienso verlo hacer eso me pone mucho a reflexionar... los riega y los cuida con tanto esmero que creo que si yo tuviera tanta fe y dedicación en algo aunque no viera frutos inmediatamente otro gallo me cantara, esos pobres nogales ya tienen casi 5 años y han crecido si mucho 1 metro, la vdd yo ya hubiera desistido. Pero ese no era el tema del post verdad?! jejeje

La cuestión era decir que si creo importante de vez en vez detenernos a pensar que hay más allá de lo que vemos.

Un abrazo Martha...
Mile dijo…
Martu! Me encanto el post de tu caja... que padre que hayas encontrado una persona asi... de verdad te envidio! Hace años pense que habia una mujer en la que crei ciegamente y pense seria no mi amiga pero mi hermana y me traiciona de la peor manera... ver tu caja me hizo pensar en lo maravilloso que debe ser tener a alguien que pueda leerte asi... feliz cumple y espero saber... Como esta tu corazon?

Saludos
Mile
Victoria dijo…
Yo tuve una vision de aquella pelicula de Almodovar TACONES LEJANOS que por cierto vi de niña una de Pedro Infante no me acuerto del titulo pero tambien el trabajaba en un taller mecanico y se enamora de una chava por sus "zapatitos" era la pantorrilla de la mujer que le llamaba la atencion.
En fin, ver por las ventanas de adentro hacia afuera o al reves siempre es una de mis actividades favoritas! soy muy curiosa, insanamente a veces tal vez porque siempre quiero saber que pasa incluso si no me incumbe. Que padre que recuerdes la vista de aquella oficina, fue ademas una epoca preciosa para ti y la revista. Yo no recuerdo ahora mismo una vista que me guste mucho y la relacione a traves de alguna ventana pero lo que si es que me gusta ver el cielo en Juarez al atardecer. Un señor que ha dado la vuelta al mundo me dijo que en Bruselas y aqui son los atardeceres mas lindos, el cielo se pone rosa o anaranjado y es muy muy bello.

Saca el pan bimbo! me fui de la ventana a los atardeceres! bueno ni pex asi me pasa a veces...

Saludines Martha
Victoria
Aye dijo…
Pasaba por aqui y lei tu post. Me hiciste recordar la ventana de mi departamento cuando vivia sola. M acuerdo que me encantaba ver llover.
Un poquito de nostalgia me alcanzo....Pero es una dulce sensacion. Gracias!
Esa imagen la habia olvidado por completo.
Besos...