Ir al contenido principal

"Casa"


El día que me entregaron las llaves -contrario a lo que pudiera pensarse- no fue el más feliz de mi vida... Sucedió en Septiembre del 2005, una tarde en que la tenue capa de polvo que se hacía evidente en toda superficie visible y no visible, me hizo saber que elegí construir mi futuro, quizá en la zona más desértica de la ciudad.

Desde que era adolescente, siempre soñé con tener un espacio propio... Cuando era estudiante, veía la vida de otra manera, soñaba despierta y podría decirse que hasta aluciné alguna vez con que con que podía "comerme al mundo de 3 mordidas", pero la realidad me cambió la jugada y las circunstancias bajo las cuales yo hubiera querido cruzar por la puerta hacia el interior de ese lugar que un papel y una llave plateada convirtieron oficialmente en "Mi Casa", fueron mucho muy diferentes a lo que yo imaginé para esa etapa de mi vida.

Recuerdo que el día en que fui a firmar las escrituras, mientras esperaba mi turno con el notario, veía reflejada sobre una de las caras del edificio de cristal, (además de mi propia figura), a un montón de parejas y familias que también estaban allí para lo mismo que yo...


...Y aunque trataba de no pensar en ello, al mirar hacia afuera, la visión de una ciudad que estaba viva y respiraba durante esas primeras horas de la mañana, me hizo saber que aunque yo lo deseara con todas mis ganas, ya no tenía ni la más remota idea de en qué punto de la ciudad se encontraba la persona que yo siempre "supuse" estaría conmigo en un día como ese, y entonces la ausencia me pesó como nunca, porque en ese instante sentí muchísimas ganas de no haber estado sola allí.


Las primeras veces, dolía mucho manejar hasta tan lejos para llegar a un sitio que sentía ajeno y completamente extraño... Pero conforme fue pasando el tiempo: el olor de la pintura, la textura de la madera de las puertas, la extraña combinación de un aroma indefinido entre lo "encerrado" y lo "nuevo", a la par de los muros desnudos y los rincones que sólo resguardaron ecos de voces desconocidas; me hicieron saber, que aquel espacio carente de objetos era sin quererlo una analogía de mi propia vida y el vacío interno, era una especie de oportunidad, para que mi espíritu -al igual que aquella casa- comenzaran a llenarse en su interior también.

Y entonces ya no me pareció un lugar extraño y frío, comencé a enamorarme de la posibilidad de construir un sueño tan grande en un espacio tan pequeño... Por esa época, surgió la posibilidad de habitar esa casa en compañía de una de mis mejores amigas (Diana), pero Dios dijo: "Aún no es el tiempo", y aunque la forma como lo expresó fue drástica y determinante, por lo menos yo entendí una vez más que la convicción con que haces planes a futuro no sirve de nada si lo que te espera no está trazado desde antes en "El Plan Divino".

A casi 3 años de distancia, "Mi Casa", aún no es una Casa, es tan sólo un espacio que aunque vacío, está atiborrado de sueños y de posibilidades... Un lugar pequeño que fácil podría dimensionarse en inmenso...

No se cuanto tiempo más tenga que pasar todavía, pero yo "sueño despierta" con que este sea el punto de la ciudad a donde yo pueda llegar cada noche y sentirme tranquila, que sea el lugar al que MI MEJOR AMIGA: Vane pueda llegar un día (procedente de Uruguay) y se sienta como en casa.

El punto de reunión donde Tere, Miriam, Liza y Diana decidan un día elegir para organizar una "pijamada" o juntarse simplemente porque en el fondo sabrán que ahí siempre habrá alguien dispuesto a compartir una buena charla con una cerveza, y en invierno: hasta con una taza de chocolate o café.

Me gustaría también que en el patio exterior -donde aún hay nada- creciera el pasto para que "Poncho" y "La Negra" pudieran jugar y tirarse de panza a tomar el sol; el lugar donde mi familia organice los Domingos las famosas "Discadas"; que alguna de las paredes se revistiera alguna vez con un cuadro de mi amiga Claudia Zamarripa, que a Miriam o Claudia Muñoz, Lili o Vicky, no les importara manejar hasta tan lejos, por la sencilla razón de saber que podrán llegar a un sitio donde se podrán sentir a gusto y encontrar a alguien que siempre se dará oportunidad para sentarse un momentito, si alguna de ellas necesita hablar, que alguien la escuche, o simplemente tiene ganas de tomarse un tiempito durante el día para relajarse y platicar de cosas que no estén relacionadas para nada con el mundo cotidiano.

Hace casi 3 años aprendí que los planes a futuro son algo efímero... Pero más allá de la idea de un patrimonio o de una Casa que cuente con todas las comodidades, deseo que Mi Casa se convierta en un HOGAR adornado con fotos y objetos que atrapen momentos y recuerdos compartidos con la gente que quiero, un espacio confortable donde -no sólo yo- sino cualquier otra persona que entre encuentre paz, confianza y tranquilidad... Ojalá que pronto pueda ser así.

Comentarios

Vane dijo…
A veces las casas son eso...paredes de colores, con puertas y ventanas, pero no son un hogar.
Yo estoy segura que esa casa, se convertira en un verdadero hogar, donde todo el que entre ya no se quiera ir, porque la dueña de ese pequeño gran lugar con su calidez no va a dejar que te vayas tan facilmente. Eso es lo que me va a pasar a mi en un futuro no muy lejano, se que al cruzar la puerta me voy a sentir en mi casa, y te confieso algo...seguro no me voy a querer ir.

Así que voy a ir preparando las maletas, con mis jeans gastados, mis tenis, la guitarra en la espalda, algunos sueños, y un súper abrazo para dartelo ni bien llegue.

La verdad que tu post me hizo alucinar barato.
Ya te lo dije antes, pocas personas logran transmitir de la manera que lo haces vos.

Te pido algo...¿me preparas un rinconcito en tu casa para mi?

Te mando un súper abrazote!!!
Vane dijo…
Martu: te quiero pedir otra cosa además del rinconcito. ¿Me dejas pintar una de esas paredes?

Porfis porfis, tengo cara de cachorro abandonado
Martha dijo…
¡Wow! Vane... Nada mas de imaginarme que vayas llegando con la maleta y la guitarra me da emocion.

Sobre la pared... ¡Porsupuesto que te dejo pintarla! ¿Te parece bien si es la del cuarto que planeo construir alli para ti?

Gracias Vane por soñar permitirme soñar despierta contigo.
Elisa dijo…
Volver una casa un hogar es toda una experiencia y más si a la gente no le importa la distancia por el simple hecho de compartir la calidez que hay en el lugar, que lleguen tristones y se vayan sonrientes,priceless... :)
seguramente así sucederá con tu casa Martha... solo me pregunto si también será sede de noches bloggeras de karaoke? jejeje ;)

Un abrazo!
Martha dijo…
Elisa:

Ojala que tengas voz de profeta y mi casa se convierta en eso que dices. Por otro lado, es una casa muy pequeña, pero si se da la ocasion, porsupuesto que me gustaria que fuera sede de una reunion bloguera.

¡Saluditos y gracias como siempre por pasar a visitar!!!
Victoria dijo…
en Mexico el espacio es lo de menos, mientras quepamos sentados en el suelo, tengamos una grabadora (o una guitarra desde uruguay porque no?) y un monton de locos ya armamos la pachanga!

Enamorate de tu espacio Martha como yo lo estoy de mi depa, cuelgale cosas en las paredes, dedicale tiempo, pinta tu misma, invita otras compas y hagamos cosas para el, siembra tu misma unos arbolitos, y veras que sera es espacio que necesitabas...

Felicitaciones por tu casita me gusta mucho

y claro que manejo hasta alla! si por alla viven varias compitas mias que me duras....

Victoria
Esa casa es tan hermosa como tu Martha!!!

Ya me imagino esas paredes, esas ventanas y puertas esperandote con un montón de ilusiones y sueños que ahí cumplirás y desde ahora te aseguro que esa casa no está sola, esta llena de tus ilusiones.

Saluditos!!
Martha dijo…
Ale:

Muchisimas gracias por tu comentario. Espero que sea asi tal y como lo dices.

Un saludo grande.
Diego dijo…
Hola Martha, antés que nada mil disculpas por no haber pasado por aquí antes siquiera a saludar, me he desconectado mucho del mundo y apenas estoy volviendo a reencontrarme de nuevo con él, pero como dices, todo tendrá frutos, y estoy muy seguro de ello. :)
Y pues una casa ha de ser como una hoja en blanco, ahora tienes que llenar ese vacío y no te limites, llenalo con lo que quieras. Si tienes paredes desnudas poco a poco ve comprando cuadros o cualquier chunche que se cuelgue (mi mamá cuelga platos de las paredes, tiene una colección enorme de platos) y así, poco a poco, se van llenando los espacios. Es más, dentro de poco hasta te vas a preguntar por qué esta tan llena mi casa y volverás a quererla vacía. :P

Saludos y un gran abrazo desde aquí.
Bery dijo…
Ayyy se me borro el comentario!! aqui va de nuez:

Es tremendamente cierto lo que dices... que los planes a futuro son efimeros!! Hoy estamos aquí y mañana quién sabe!!!

En cuanto a tu casa, sigue los consejos de Victoria!!!

Saludos!!!
Alimontero dijo…
hola preciosa!! que maravilla lo que has logrado!! Una casa es el sueño de todos...un hogar el algo diferente que vas formando lentamente, y tal como tú dices, es tu persona tambien , tu sello en ello. En la medida que vas desarrollándote vas descubriendo "pequeñas cosas" que hacen y conforman un hogar... NO necesariamente tiene que estar "equipada"..no son las cosas las que forman un hogar, la hacen mas amable, tu afecto, tu recepciòn, tu apertura, tu AMOR en los detalles hace un hogar...
Nuevamente te felicito, tienes dos grandes cosas a tu haber: la casa soñada... y tu SER que te está mostrando a tí quien eres...lentamente!!
un abrazo con cariño y admiración desde este rincón del munco, llamado CHILE!!

Gracias por "estar" siempre!!

Ali
Vane dijo…
Hola amiguis!!! Tengo que cuidar mi rinconcito en esta casa, porque en cualquier momento...zas!!!

Insisto...¿donde estan las caritas?YA LAS NECESITO!!!
Martha dijo…
Vicky:
Me encanta la idea de armar una fiesta en mi "casitita", estaria padre, aunque insisto, esta muy pequeñita, y respecto al consejo de colgarle cosas, voy a intentar seguirlo, porque si, ya me estoy imaginando como decorarla.

Ale:
Muchisimas gracias por tu comentario, hacia tiempo que no te veia pasar por aqui, pero se que es porque andas ocupada. Un abrazo fuerte y ojala ya no te pierdas tanto.

Diego:
Se que tambien andas a mil, pero siempre es un gusto saber de ti chamacon... Cuidate mucho y luego te mando un correo ¿Sale?

Bery:
Precisamente cuando me entregaron la casa coincidio con un periodo de mi vida medio extraño donde aprendi precisamente eso, el desapego a las cosas y sobre todo a las personas... Fue duro, de hecho aun lo estoy asimilando.

Ali:
Gracias por pasar a visitarme, siempre es un honor el que alguien a quien admiras como escribe y lees con frecuencia, pase y te lea a ti tambien.

Vane:
Dejame decirte que eso es exactamente lo que pasa mientras tu estas leyendo otros blogs que nada que ver... No hay caritas, pero creeme que si supiera como ponerlas, yo tambien ya habria tapizado con algunas cuantas tu blog azulito.

P.D. El lugar que tu tienes en mi vida y en esa futura casa, nadie mas lo va a ocupar.

TQM!!!

GRACIAS A TODOS POR SUS COMENTARIOS Y POR SEGUIR VISITANDO ESTE CHANGARRO BLOGUERO!!!
Synn dijo…
Está bonito el pensamiento de querer llenar la casa de momentos… pero sin tener prisa, porque lo que ha de llegar, llegará en su momento.

Bonita casa. Me gustaron los colores.

Ánimo.