Ir al contenido principal

Historia En La Canción: "Barro y Agua".


Hernaldo Zúñiga.

En días ordinarios me gusta encontrar y sorprenderme con detalles simples: Una charla a la distancia de madrugada, hablar con alguien de cosas que no son las complicaciones de a diario y que en contraposición ese alguien siempre me ofrece la posibilidad de compartir una plática al final del día acerca de las cosas que sueño...

Todo eso me rescata al igual que lo puede ser reencontrarme en la radio con una canción que hace mucho me gustaba -y hasta me había olvidado de eso- o simplemente descubrir por casualidad un texto que conforme un párrafo dentro de un libro, o adentro del booklet de un disco compacto y que me diga algo o me transmita un sentimiento que me haga soñar...

Ojalá que siempre encuentre cosas de ese tipo que me rescaten de convertirme en alguien insensible o en una persona sin sueños y de color gris...

Ojalá que tu que estás leyendo esto, también tengas un amigo o cómplice perfecto para compartir todo eso y encuentres a tu paso elementos que te ayuden a marcar la diferencia entre un día y otro, a escapar de la rutina y a través de un suspiro te eleven a soñar despierto (a), pero siempre con los pies bien puestos sobre la tierra...

Ojalá que siempre, al final de una semana, la casualidad me lleve a descubrir palabras tan simples plasmadas por un compositor tan sensible que me lleven a imaginar como es el proceso en que nace una canción y que al mismo tiempo, esa mezcla de acordes, letras y sonidos -al igual que el título de uno de sus discos- me haga pensar: "Que increíble es la distancia".
***********************************

"Tiempo atrás en un avión, dentro del canguro de mi asiento delantero, olvidé un cuaderno con unas 8 canciones terminadas, no las había enmaquetado ni copiado en la PC. El único testigo de su existencia eran esas hojas de papel emborronadas con textos y música codificada a través de un lenguaje propio como recurso, dada mi condición sin piedad, no hubo la menor oportunidad de fijarse debido a tanto cambio.

En casa, una vez descubierta la pérdida, me lancé a la guitarra intentando rastrearlas, buscando el hilo suelto con el que podría rehacer la madeja. Las convoqué llamándolas con dulzura y nunca regresaron. El trabajo de meses, y en más de un caso, años, se había hecho aire. No apareció el dichoso cuaderno.

Apremiado por plazos y necesidades objetivas, reinicié mis tareas creativas con mal talante y cierto regusto de orfandad. La cosa duró lo suyo, hasta que un día pude escribir Dame un abrazo, un lápiz y un papel”, tema que abre este “Triángulo de musgo".

En contraste con otras ocasiones, cuando puse el punto final a esa canción, no tuve el sentimiento de ser lo último que escribía en mi vida. Muy al contrario, experimenté euforia por sentir que aquello era el inicio de algo nuevo, mágico.

El destino me había puesto al borde de lo que sería una nueva manera de expresarse. Perder mi cuaderno de notas fué catastrófico, sin embargo, fecundó nuevos nacimientos en tiempo récord, tomando en cuenta mis obsesiones correctoras. En pleno invierno, entre Londres, Madrid y Los Angeles, la primera parte de este cuento se acabó, el resto, falta que ustedes lo escriban”.

- Hernáldo Zúñiga-

"Barro y Agua" - Hernaldo Zúñiga - Disco: "Nómada" (2007) - Track No. 1



"Barro y Agua"
-Hernaldo Zúñiga-

¿Por dónde empiezo?, 
por el gusto que da,
verte aquí de nuevo, 
la amistad se relevó...

Lo entendí todo, 
en mayúscula y verdad,
cómplice, hermano, barro y agua,
hombro y libertad.

Todo lo esperado se queda a dormir,
hasta hacerse lluvia de ayer,
tanta piedra que uno acarreó, 
hay que dejarla y seguir.

Sé que me acompañas si me pongo a remar,
tal como lo hizo Ben-Hur,
compartiendo en tecnicolor, 
con el dolor de vivir...

Un hasta siempre, el abrazo que das,
fuerza y alimento, 
la poesía y claridad.

Brillo que dura a menudo, eternidad,
amigo que falla, 
habrán diez que sabrán estar...


Todo lo esperado se queda a dormir,
hasta hacerse lluvia de ayer,
tanta piedra que uno acarreó, 
hay que dejarla y seguir.

Sé que me acompañas si me pongo a remar,
tal como lo hizo Ben-Hur,
compartiendo en tecnicolor, 
con el dolor de vivir...

Comentarios

Vane dijo…
En este tiempo que vivimos donde todo es locura, nadie ve lo que realmente vale la pena, todo pasa de lago, las cosas pesan demasiado, se busca de una forma tan difícil lo que está mas cerca de lo que se cree, en fin...todo es tan raro.
Soñar despiertos, alucinar barato, contar historias, reírse hasta que duela la panza, leer un cuento, querer escribir algo, compartir canciones, planear viajes, hablar tonterías, confiar algo que estuvo guardado tanto tiempo, complicidad, entender sin oír, y no mirar para ver. Cariño sincero, abrazos que llegan, y tantas otras cosas que aprendí estando lejos, si para haber conseguido todo eso fueron necesarios tantos kilómetros, me quedo con ella, si entonces si! ¡Que increíble es la distancia!!!

Que lindo tu post, lleno de nostalgia, inspiración, sencillez, y amor mucho amor, que lindo me encantó.
Gracias porque me sentí identificada, gracias porque me emocioné, y gracias porque estás ahí.
¡Te adoro!
Vane dijo…
Leí otra vez tu post, pero esta vez escuchando la canción y sentí una sensación que no sé como explicar, mmmhhh…viste esa frase que a mí me gusta mucho y es de Víctor Hugo que dice: “la nostalgia es la felicidad de estar triste”, así sentí, a pesar de la distancia a veces se siente muy lindo dentro al saber que cuando vas a encontrarte con alguien que queres profundamente esos días van a ser mágicos e inolvidables, y esa misma distancia es la que te la posibilidad de valorar lo que se tiene lejos, de querer dar una abrazo con muchas ganas, de disfrutar una comida, de ver las mismas cosas en el mismo momento: una atardecer, un día gris, una película, una simple caminata, y tantas otras cosas.
A veces duele, pero aún así se disfruta, a veces golpea pero aún así se saca lo mejor de ella, y siempre se echa de menos, pero la distancia marcará tarde o temprano un nuevo encuentro.

Creo que me puse nostálgica, pero me encantó tu post.
Muchos abrazos para acortar la distancia.

P.D ¿Viste que podés decir tanto con tan pocas palabras?, sólo es cuestión de saber encontrar las adecuadas, y vos de eso sabes mucho.
Angelina Vargas dijo…
muy bonitas canciones , las cuales nos hacen soñar y disfrutar estan hechas con tanto sentimientos ,que no todos tienen esos sentimientos , pero el sigue siempre , es un canta autor fantastico , como le gustaria a uno estar o solo hablar con el