Ir al contenido principal

Bitácora de Viaje: Una Mexicana Hablando de "El Mate".

Texto: Martuchis / Foto: Vane - "La Chica de Las Estrellas Fugaces".

La primera vez que Vane me habló de "El Mate", no pude imaginar ¿Qué era exactamente?... Fue en la época cuando recién la estaba conociendo, ella me llamaba por teléfono a mi casa casi todos los fines de semana y en una de esas tantas ocasiones, durante la charla surgió el tema, y aunque intentó explicarme con "Bolitas y Palitos" qué cosa era en específico y que se trataba de una bebida tradicional en Uruguay; aún así, yo con mi cerebro "tapado" no conseguí entender.

Pasaron muchos meses, y en una de las primeras cajas que Vane me envió como obsequio, el plan original era incluir un Mate con todo y "Bombilla" como parte de los objetos que viajarían de parte de ella hasta Cd. Juárez como regalo; pero el destino -o más bien los de la aduana- se interpusieron en el camino, y al prohibirle incluir eso en su paquete (por el metal de la bombilla); propiciaron que yo siguiera sin tener una idea concreta de a qué se refería.

Tuvieron que pasar dos años, y ni en mis sueños más locos hubiera imaginado que al viajar y conocer el país de Mi Mejor Amiga iba a saber no sólo en definitiva cómo era eso a lo que durante tantas veces ella hizo referencia; sino que iba a comprobar por mi propia experiencia, porqué razón El Mate forma parte de la cultura y la cotidianidad de la gente de Uruguay.

Desde el primer día que estuve en el país de Benedeti y Galeano; y más en específico, cuando estuvimos en el centro comercial de donde partían los camiones para viajar a Salto (la ciudad de donde Vane es); lo primero que me llamó la atención fue ver a varias personas con una especie de "mochilita" en forma cilíndrica colgada al hombro...


Si en un lugar público ves a una persona así, lo primero que piensas es que probablemente se trata de algo que sirve para transportar sus objetos personales; pero ya cuando en un mismo día y en el lapso de una hora ves pasar a diferentes personas con una mochila similar y llevando en la mano un pequeño recipiente redondito (que en la parte de arriba tiene bordeada la orilla con una especie de aluminio); y sobre la cual reposa también una especie de "popote metálico", te darías cuenta que eso forma parte de una costumbre muy arraigada entre la gente de ese país.


Eso fue lo que me sucedió desde el primer día que salí a las calles o a los lugares públicos en tierra Uruguaya. En El Parque del Plata no recuerdo haber visto a muchas personas (si mucho una que otra); pero el verdadero "Desfile" de gente con su Mate en mano y el termo o *"La Matera" colgados al hombro, comenzó prácticamente en ese punto, y durante toda mi estancia en ese "paisito" fue algo que ya no dejé de ver hasta el final; puesto que no había lugar privado o público donde no hubiera alguien disfrutando de la bebida típica de Uruguay.


Para los que nunca han escuchado hablar de lo que es "El Mate" y mucho menos están familiarizados con las costumbres de Uruguay; si han seguido leyendo hasta aquí, es muy probable que por las fotos ya tengan una idea cercana acerca de lo que hablo, o puede ser también que hayan puesto la misma cara de "What?" que ponía yo cada vez que Vane intentaba explicarme.

Como ya se habrán dado cuenta, esta parte de La Bitácora de Viaje está enfocada para hablar de "El Mate"; pero considero que sería muy "pretencioso" que una mexicana como yo les "tirara un rollo" acerca de lo qué es y cómo se prepara esta bebida...

A mi la verdad me gustaría más bien, compartir mis impresiones acerca de lo que yo aprendí durante los días que permanecí en Uruguay y mi propia experiencia al probarlo por primera vez.

¡Uy! ¿Se nota que sabe re-"gueno" esto?

Hace algún tiempo Vane me pasó por mail un texto que literalmente decía -haciendo alusión a la hospitalidad de los Uruguayos- que tomar Mate en casa de un amigo es sinónimo de confianza, porque al llegar ahí la primera frase siempre es: "Hola" y la segunda: ¿Unos mates?...

Como esta bebida, no se le niega a nadie, todo esto representa una franca y espontánea invitación para compartir algo muy familiar y popular.

El escrito decía también que siempre era muy común que el anfitrión te preguntara ya estando en su casa: "¿Dulce o amargo?", interrogante a la cual tu tienes que responder siempre: "Como lo tomes vos"...

Este pequeño pero tan significativo diálogo, a mi amiguis y a mi siempre nos llevaba a soñar despiertas.... Y yo, desde mucho antes de viajar hasta ese país, siempre me imaginé que el primer "Mate" lo tomaría con ella y llegando a su casa...


En mi "alucine" me veía instalada en su cocina, esperando que (como le llaman ellos al recipiente que sirve para calentar el agua): "El Pato", "Caldera", "Tetera" o "Pava" silbara, indicando así que el agua estaba hirviendo ya y lista para *"cebar" El Mate...

En mi percepción muy pobre como mexicana, yo definiría que tomar Mate equivale a "vaciar" al mismo tiempo el contenido de un montón de sobrecitos de (de esos que casi siempre tienes guardados en la alacena de tu casa), adentro de una tacita redonda, para luego remojar toda esa mezcolanza de "yerbas" con agua caliente adentro de ese recipiente que a primera vista no sabes ni de que está hecho, pero luego ya alguien te dice que por lo regular se fabrican de calabaza o ¿madera?.



... Y Bueeeenoo... Agarrar El Mate, ponerle la yerba, la bombilla, y vaciarle agua caliente... ¿y ya está?; pues no, preparar esta bebida representa todo un ritual que tiene su chiste...

Para empezar, "El Mate" (o sea el recipiente donde echas la yerba) tiene que estar "Curado", cuando compras uno en la calle, dicen -a mi no me crean nada- que para que no transmitan a la bebida sabores extraños, se deja preparado con la hierba por un tiempo antes de usarse por primera vez.

Respecto a "La Yerba"... Tengo entendido que es una mezcolanza de yerbas de todo tipo, bien molidas, pero lo más común es que en cualquier tienda de Uruguay encuentres paquetes que se comercializan como "Yerba Mate", una planta originaria de Sudamérica de la cual se extraen las hojas, que ya previamente secadas, cortadas y molidas dan origen a esta peculiar bebida.

Vane con el Mate y el Termo.

Una vez que ya tienes todos los ingredientes, la yerba se deposita adentro del Mate o Porongo (creo que así se le llama también); pero ¡Ojo!, no se llena completamente...

Suena medio contradictorio decir que no existe una regla concreta respecto a eso, pero a ojo de buen cubero es algo así como poco más de la mitad de la capacidad del recipiente, ya que debes dejar siempre un espacio para colocar la bombilla. Algunos la colocan ligeramente inclinada, apoyada sobre la yerba, pero el efecto es el mismo: el contacto con lo frío del metal bajará un poco la temperatura del agua.

Dicen que para que la yerba no "se queme", primero se moja con agua fría, antes de colocarle el agua caliente, sin la bombilla puesta... Pero bueno, al menos a mi no me tocó ver eso.

Una vez que le vacías el agua caliente del termo, la yerba absorbe el agua y comienza a hincharse; cuando no quede agua visible, se coloca la bombilla y se vuelve a "cebar" estando listo o "pronto" (como dicen los Uruguashos) el primer mate.


La primera vez que yo lo probé fue un Domingo cuando fui con Vane y su familia a El Parque del Lago. Como dije antes, el plan original era probarlo desde mi llegada a Uruguay; pero como ese día llegamos de madrugada, ya no lo pudimos llevar a cabo.

Estando en ese lugar, una persona de su familia que llevaba su Mate y su termo me lo dio a probar y me estuvo explicando que la costumbre de esta bebida venía desde la época de los primeros habitantes de ese país, quienes lo compartían bebiendo todos de un mismo recipiente y utilizando una misma bombilla (que creo que en ese entonces se bebía con popotes de caña).

Actualmente se estila que sea así, cuando alguien te invita a tomar Mate, no es como invitarte un té o un café, no te sirven en una taza diferente, ni tampoco en las reuniones cada persona lleva su propio Mate...

"Matear" implica algo más íntimo y cercano, por lo regular, te pasan el recipiente con la yerba, se le vacía agua, y tú absorbes esa infusión que puede ser dulce (si le agregas azúcar); y una vez que la yerba queda seca, si ya no quieres beber más, tienes que decir "Gracias" y acto seguido pasarle el recipiente a la siguiente persona.


Eso es lo padre de "El Mate", que representa algo que fomenta la convivencia y respecto al sabor es como si tomaras una bebida muy caliente sin un sabor predominante (como que la mezcla de yerbas conforman una sola esencia), que en el primer sorbo te parece muy amargo, pero que conforme lo sigues bebiendo tiene un "gusto", agradable al paladar y al resto de los sentidos... Digo esto, porque no se te vuelve a olvidar jamás.

Existen muchas leyendas y reglas (como de etiqueta o cortesía), así como terminología muy concreta que gira en torno a esta bebida... Por ejemplo se dice que los hombres que beben "El Mate" dulce, son golpeados por sus esposas, que un gesto de rechazo hacia alguien puede ser ofrecer el mate con la bombilla apuntando "hacia atrás" (en dirección opuesta a quien le toca recibirlo) acompañado de la expresión: "con bombilla hacia atrás pa' que no volvás"...

Yo no puedo hablar mucho al respecto, porque fue muy poco el tiempo que estuve en Uruguay, pero lo que si me llamó la atención es el grado de importancia que esta bebida tiene para cada persona sin importar su sexo, edad o condición social.


Durante los recorridos a bordo de la moto, o sin importar que fueran tan sólo unas cuantas cuadras caminando para ir a comprar algo a la tienda, siempre, siempre era común encontrar a alguien bebiendo mate.

Por las tardes calurosas -al igual que mucha gente lo hace aquí en Cd. Juárez- la gente se salía con su sillita a tomar el fresco y a platicar con los vecinos; pero con la diferencia de que para los orientales (que así se les llama también a los nativos de "El pequeño gran paisito"); la charla durante la última parte del día transcurría entre "las rondas" que alcanzaban a completarse con el termo.

Había mucha gente que también bebía sola... Esperando en la esquina de alguna calle céntrica a que llegara el transporte; en la fila del banco, o simplemente durante un pequeño descanso en algún parque o lugar al aire libre.




En uno de mis recorridos en solitario por la zona centro, me llamó mucho la atención ver en una oficina (que después Vane me dijo que era un hospital) a un grupo de gente uniformada disfrutando de un ratito de relax mientras bebían mate y conversaban cerca de una ventana...

En los parques públicos a donde fuimos, nunca faltó una familia o un grupo de amigas charlando y conviviendo mientras compartían esta bebida, y era tan curioso para mi como mexicana ver todo eso, que al segundo día de haber llegado y después de un paseo por el río -al que Vane y yo fuimos y regresamos caminando-, se nos ocurrió a partir de entonces comenzar con una verdadera "Cacería" de gente tomando mate sin importar la hora y el lugar.



Fue una gran idea y resultó muy divertido, porque la idea era captar todas estas imágenes sin que la gente se percatara de ello... Ahí fue donde yo descubrí que me moriría de hambre si un día optara por abrazar la profesión de "Paparazzi"; mientras que Vane resultó ser muy buena para "Cachar" gente sin percatarse de que estaba siendo fotografiada y la mayoría de las imágenes que ahora sirven para ilustrar este post, son de la autoría de ella.


El chiste era ese, tomar fotos de gente disfrutando de esta bebida, pero sin decirles nada en absoluto para que la imagen captada además de ser espontánea, reflejara lo que representa "El Mate" en la vida diaria de "Los Salteños" y de los Uruguayos en general.

Vane tiene un excelente sentido del humor, e incluso había veces en que agarraba el mate y la bombilla y empezaba a correr con un estilo muy peculiar y a poca distancia de mi, como exhortándome a que la fotografiara, mientras con una gran sonrisa me decía: "¿te parezco natural?" y claro que ya con eso me mataba de la risa.

De esas tardes "cazando" gente con su mate en mano sólo me quedaron además de estas imágenes, el recuerdo de muchos momentos divertidos pasando "disimuladamente" cerca de alguien para tomarle una foto sin que se diera cuenta.

A Cd. Juárez volví con El Mate y La Bombilla que originalmente los de la aduana no permitieron que llegara hasta mis manos en el 2007 y me hubiera gustado traerme de Uruguay una bolsa de Yerba Mate, pero hasta donde yo tengo entendido, la aduana tampoco lo permite y antes tuve mucha suerte de que no me la hicieran de emoción con el metal de la bombilla (sólo en el DF un oficial me preguntó como dudando ¿Qué cosa era eso?) y aunque no quedó muy convencido, yo creo que mi facha de persona aburrida fue lo que le hizo saber que no era un objeto con el que pudiera hacer algún mal y por eso me dejó pasar.

En el instante mismo en que escribo estas líneas, mi Mate y su bombilla reposan desde hace casi 3 meses en mi mueble de las fotos y mis discos, y aunque por momentos tengo el impulso de vaciar sobrecitos de té o conseguir de distintas yerbas en el mercado, molerlas y elaborar mi propia "Yerba Mate" (medio Wannabe), sé que no sería lo mismo...

Dicen que "Cebar" es algo que se aprende con el tiempo... Y la verdad yo no sé que tan cierto sea eso... De lo único que si estoy segura es de que como El Mate es algo que en "Juaritos" difícilmente voy a poder conseguir; desde ahora esa bebida es uno más de los pretextos que tengo para volver lo antes posible a Uruguay...

*"Matera": Tipo de "bolso" donde se puede llevar el mate junto al termo, de tal forma que permanezcan en posición vertical para que así no se caiga ni la yerba ni el agua caliente. Este término es utilizado especialmente en Uruguay; en Argentina se le conoce también como "termera" o "porta termo".


* Cebar: Se le llama así al hecho de agregar agua a la infusión.


Continuará...

Comentarios

Mr. Magoo... dijo…
Martha, aca en El Paso venden yerba mate, aunque tal vez ya viene medio tocada porque es organica, la comercializa una empresa de California pero se supone que es importada de Paraguay, la venden en bolsa de una libra (asi con palitos) e inclusive ya la comercializan en sobresitos asi como los que estamos nosotros acostumbrados, que creo que por alla le llaman "mate cocido". Lo encuentras en las tiendas Albertson's o seguro segurito, en una tienda de productos organicos que se llama "Sun Harvest" en la calle Mesa y Balboa (a una cuadra de la Sunland Park Dr)
Si un dia quieres, avisame y te llevo un poco a ver que tan diferente te sabe del que probaste por alla. A mi lo unico que me ha faltado para el ritual es la bombilla, pero ya pedi una en linea, a ver que tal.
Excelente el post, creeme que me transportaste hasta el lugar sin yo haber ido, me imagine con claridad a la gente pasear con su mochilita con termo y todo, eso es otro rollo.
Saludos.
Vane dijo…
Cada país tiene sus costumbres y tradiciones, pero lo que significa el mate para un Uruguayo simplemente tendrías que haber nacido en éste paisito para entenderlo...

Así empezaba un texto donde intentaba explicar lo que era el mate, pero en éste post está muy claro todo, así que ya no es necesario agregar nada más.

Te quedó muy lindo el post, mejor de lo que yo lo hubiera hecho.
Gracias por éste gran homenaje a una de nuestras más grandes tradiciones.

Te mando un súper abrazotote!
Buen inicio de semana.
Anónimo dijo…
Hola, Martha!
Este post me recuerda a los Ingenieros que trabajan aquí donde yo. De pronto entras a sus oficinas y estan tomando mate; y la primera vez que los ví; les pedí me explicaran sobre todo el Efecto que te hacía; SÍ yo quería que dijieran como se sentían; no sé algo como lo hace el café, que despierta o la manzanilla que refresca el estomágo...no sé; algo por el estilo. Pero como no me atreví a probarlo me quede con la duda.

saludos

e.f.
Victoria dijo…
Yo la verdad no tenia ni idea de la intimidad de compartir un Mate y eso, me gusto mucho tu post
se me antojo uno...
Magoo donde pediste tu bombilla????
SERHUMANA dijo…
Hola Martuchis!!!!!!!!!!!!!
Ya veo que me entendes porque soy tan fanática del mate. No es solo una bebida, como vos bien supiste distinguir y experimentar. Es toda una filosofia!!!!!!!!!!
Aca se toma muchisimo mate tambien, pero a diferencia de Uruguay no es tan comun o si, pero no tan macivo que se salga con el mate a todos lados. Pero si, si se va a algun lugar donde hay que esperar un largo rato. Aca tambien se acostumbra mas a cebar en pava, como la que ahorita tengo yo al lado (SI!!!!!!!!! Te comento mientras me cebo unos mates!!!!!!!!!). Y el termo no es tan comun. A mi, en los particular, me gusta mas el termo (pero ahora se me rompio!!!!!!!!!! ;-( ) Ya que me permite que el agua este caliente por más tiempo, y asi ir cebando un matecito cada tanto mientras escribo en la compu, o hago alguna cosa en la casa. En cuanto a lo vistoso, es más vistosa la pava. Pero el termo es más práctico.
Me extraña que no puedas conseguir que se te envie yerba mate!!!!!!!!!!
La bombilla tambien puede ser de caña, aunque no es lo mismo!!!!!!!!!
Te cuento que yo colecciono mates, a cada lugar que viajaba cuando era adolescente, le traia de regalo a mi mamá un mate que tuviera escrito el lugar donde habia ido. Con el tiempo, las dos nos pusimos a coleccionarnos, y tenemos un monton!!!!!!!!!! Los hay de ceramica, de caña, de madera, de hueso, de metal, y por supuesto, de calabaza, los más tipicos!!!!!!!!
Bueno Martuchis, hablaria por horas del mate!!!!!!!!!!!
Y ya sabes, para mi... con azucar!!!!!!!!!
BESOS GRANDES!!!!!!!!!
L.Mario dijo…
Martha...
Borges era asiduo tomador de mate, Y como bien anotas, es todo un simbolismo y una cultura allá en el cono sur.

Ojalá pronto podamos cebar un mate y ver el enigma que encierra todo ésto.

Saludos.
Martuchis dijo…
MAGOO:

Ni idea de que en El Paso vendieran yerba mate, aunque me imagino que no sabe igual que en Uruguay, es como cuando vas a California y quieres comprar tacos, por muy bien preparados que esten, con queso amarillo no saben igual, pero gracias por el tip.

VANE:
Al contrario, gracias a ti por mostrarme un poco de tu país y de tu mundo también.

TQM

ERIKA:
El mate tiene un sabor muy peculiar, ya te respondí en tu correo acerca de lo que me preguntas en tu comentario y que bueno que regresaste al mundo bloguero, me gustó muchísimo tu post de hoy.

VICKY:
Es todo un arte tomar mate y más aún compartirlo, pero creo que Vane les explicaría mucho mejor que yo todo eso.

Saludos y gracias por pasar.

SERHUMANA:
Yo sabía que tu ibas a comentar en este post y curiosamente siempre que leo tu blog, me imagino que cuando escribes tienes el mate a un lado.

Saludos!!!!

LUIS MARIO:
No sabía que Borges tomara mate, todo me hubiera imaginado menos eso, bueno Borges lo único que me recuerda son mis clases de semiología en la universidad.

Gracias por el dato y fue un gusto conocerte en la reunión bloguera.

Ayer pasé por tu blog y está padre, luego regreso a leer con más calma.

¡Gracias a todos por tomarse el tiempo para venir y dejar sus comentarios!
Raúl dijo…
Muy buen post, ilustra muy bien una tradición absoluta nuestra.
Sólo le haría una corrección: en Uruguay calentamos el agua en "la caldera". Si alguien te habla de "la pava" das por sentado que quien así se refiere es argentino.
Un abrazo grande