Ir al contenido principal

El Arca de Noé del Siglo XXI.


Hoy es Martes 11 de Agosto, pero imagina que es el año 2053 y en este momento tú estás a bordo de un avión viajando con destino a Noruega.

Desde el interior del aeronave en la que vas cómodamente sentado, observas a través de la ventanilla el paisaje conformado por una espectacular vista áerea de las imponentes montañas blancas que caracterizan a la Isla de Spitsbergen.

Mientras eso sucede, piensas en que fuiste una de las pocas personas que sobrevivió a la tercera guerra mundial, o quizá a esa extraña "epidemia" que formó parte de la última guerra bacteriológica y que acabó con más de la mitad de los recursos naturales y de la población humana en el mundo también.


Mientras el paisaje invernal te seduce, en tierra ya, te encuentras en el paralelo 78 y a tan sólo 1,000 kms. del Polo Norte. Llegaste por fin a Longyearbyen, un pequeño pueblo minero en la Isla de Spitsbergen que pertenece al archipiélago noruego de Svalbard.


En este lugar, en el que los termómetros en el exterior comienzan a precipitarse hasta alcanzar los 11º grados bajo cero, abundan los señalamientos que advierten de la precaución que debes tener si te encuentras con los osos polares que caminan a sus anchas.

Entonces te das cuenta que en esta gélida isla; la mayoría de la gente -al igual que lo haces tú ahora- para desplazarse de un lugar a otro, utiliza vehículos todo terreno o motos de nieve, que estacionan en áreas muy específicas del pueblo.

Observas en silencio, al tiempo que el taxista que te lleva del aeropuerto hacia tu punto de destino, te explica que en Longyearbyen, viven alrededor de 2 mil personas, que se dedican principalmente a la minería, el turismo y la investigación científica.


Aunque de momento la información que él te brinda te parece interesante y ha respondido la primer interrogante que surgió de tu cabeza al momento de tu llegada; todo lo demás que te comente, pasará a segundo plano, puesa los pocos minutos de iniciado el trayecto (a las afueras del pueblo y muy cerca del aeropuerto), toda tu atención se centra en la espectacular vista de una fortaleza enorme de concreto...

Lo primero que te impresiona es cuando se revela ante ti su primer cara: una entrada de diseño futurista, con espejos metálicos (que reflejan el sol durante el día y brillan en la oscuridad por la noche), que majestuosa e impresionante sobresale en medio de ese inmenso paisaje blanco enmarcado por un cristalino y azuloso mar.
.
La entrada de la bóveda fue diseñador por la artista noruega Dyveke Sanne.

Una vez que estás de pie frente a esta fortaleza, que en sus costados tiene unos compresores cuya función es mantener a baja temperatura el interior del "bunker", te cae el 20 de que estás por fin frente a "La Bóveda de Semillas" más grande que ha existido hasta ahora en el mundo.

Este lugar, que comenzó a funcionar el 26 de Febrero del 2008 y que fue una iniciativa oficial del Gobierno Noruego al servicio del mundo denominada Global Crop Diversity Trust (Alianza para la Diversidad Global de Los Cultivos), tiene como intención, preservar todas las especies de semillas posibles en caso de una guerra nuclear o de un desastre que alterara de manera irreversible el ecosistema.

Mientras tu estás ahí, a punto de atravesar el umbral, el frío exterior te taladra hasta los huesos, pero sabes que todo eso que estás viendo y viviendo, aunque pudiera parecer parte de una historia de ciencia ficción, es la realidad y ese bunker construído en las entrañas de la montaña de esa isla noruega, es una versión moderna de la legendaria "Arca de Noé".

1. Entrada al Buncker protegida contra explosiones 2. Pasillo de acceso diseñado contra terremotos 3. Zona de clasificación y empaquetado de las semillas 4 y 5 bóvedas donde se encuentran ya almacenadas más de 268,000 muestras procedentes de más de 100 países.

Diseñada desde su origen de una forma muy compleja, "La Bóveda del Juicio Final" (Otro de los nombres con los que se le conoce también), protege a través de tres cámaras, este tipo de alimentos que se conservan de modo ideal a 18º grados bajo cero, y que incluso en el peor de los escenarios del tan temido calentamiento global, eso no implicaría problema alguno, pues dentro de este "refrigerador" en el ártico, haría el suficiente frío como para preservar la biodiversidad de los cultivos durante cientos de años.


Una vez en el interior, lo primero que verás es un impresionante tunel o pasadizo de 125 metros, que es el que conduce a las 3 cámaras que resguardan las semillas y que se espera que a lo largo de los años alcance su capacidad total para albergar 4.5 millones de muestras de todo el planeta, (lo que equivale a un total de más de 2,000 millones de semillas).

En la actualidad, existen más de 1,000 bancos de semillas en todo el planeta, pero este bunker gélido es único en su género, ya que sobre todo en los países en vías de desarrollo, los bancos existentes se encuentran amenazados de forma permanente por el fantasma de la escasez de agua, el riesgo de terremotos, inundaciones y otros desastres naturales.... Todo eso sin contar el riesgo inminente del desastre que podría provocar una guerra nuclear...

¿Te imaginas en un futuro no muy lejano llegar hasta las puertas de esta bóveda para solicitar alguna muesta de alguna semilla originaria de tu país? (se me ocurre ahorita en el caso de nosotros los mexicanos el maíz o semillas de cualquier especie de chilito picosito), que haya desaparecido debido a la contaminación nuclear o bacteriológica...

Por esa razón, desde su origen, la conservación de semillas de la bóveda, se planeó para que fuera un servicio gratuito. Todos los países que enviaron sus muestras para ser resguardadas, seguirán siendo sus propietarios y podrán recurrir a las copias de repuesto que se encuentren en el bunker, siempre y cuando la variedad de esa semilla solicitada haya desaparecido de su medio natural.


Pero volviendo a nuestro recorrido futurista, para llegar a las cámaras tendrías que atravesar por esa especie de tunel o tubo cilíndrico de acero que se instaló con el objetivo de que toda la estructura se protegiera de posibles derrumbes.

Construida en alrededor de 1 año y medio (entre junio de 2006 a febrero del 2008), la excavación del túnel que lleva al corazón de la bóveda no fue una tarea fácil. Para poder lograrlo fue necesario transportar una máquina perforadora gigante de túneles, desde la península noruega.

El costo de "El Arca de Noé del Siglo XXI" fue de apróximadamente seis millones de euros y se aprovechó, sobre todo los meses de primavera y verano (cuando las condiciones no son tan duras) para llevar a cabo la construcción.

Los técnicos clasifican cada muestra, especificando su especie, procedencia y antigüedad.
Toda esa información se pone a disposición en internet para que la comunidad científica pueda tener acceso.

Una vez que atravesaste el túnel, y antes de tener acceso a las tres cámaras que conforman esta bóveda futurista habrás llegado al cerebro del bunker: La sala de control o área de clasificación de semillas en la que un equipo de técnicos se encarga de registrar, catalogar y sellar con un código de barras cada muestra que llega hasta ahí.


Una vez que se ha hecho esto, las muestras se introducen en paquetes con 3 capas de aluminio que se cierran de forma hermética para garantizar la conservación en las mejores condiciones posibles.

Luego, se intruducen en cajas de plástico y se trasladan a una de las tres cámaras de la bóveda. Cada cámara consta de seis metros de altura por diez de largo.


La combinación de baja temperatura y humedad asegura una baja actividad metabólica manteniendo el buen estado de las semillas, ya que bajo esas condiciones algunas pueden durar incluso hasta 1000 años o más.

Un sistema de refrigeración artificial mantiene las cámaras, y la cantidad de electricidad que se necesita para lograrlo es muy baja, gracias al frío que ya existe de forma natural en el interior de la montaña helada. Incluso en el dado caso de que por alguna circunstancia se llegara a perder el suministro de energía eléctrica, el permafrost de la zona y el hecho de que la roca de la montaña escogida para su ubicación se mantiene fría las 24 horas del día durante los 365 días del año, además de convertir a este lugar en una especie de congelador natural, preservaría las semillas en buen estado durante décadas.

Otras Características del Arca de Noé del Siglo XXI.


• Las tres cámaras blindadas en cuyo interior se pretende preservar la biodiversidad vegetal de la Tierra, de momento, sólo se ha llenado el 25% de una de las cámaras, y las otras dos están de momento completamente vacías.

• El lugar que alberga este banco mundial de semillas es un lugar remoto, alejado de cualquier conflicto. De hecho, existe un tratado internacional por el cual se considera una zona desmilitarizada.

• En la actualidad, por mencionar sólo un ejemplo, la bóveda resguarda más de 70.000 variedades de arroz provenientes de más de 100 países diferentes.

• Si en ese lejano futuro la temperatura del planeta se eleva demasiado, la refrigeración funcionará durante un periodo de gracia de 25 años más. Nada se ha dejado al azar, ni siquiera la posibilidad de una conflagración atómica, pues la bóveda está sellada por un pesado portón de acero que conduce a una segunda puerta al final de un túnel de 125 metros de largo, que abre paso a otras dos puertas más con cerraduras de aire comprimido.

• Los sistemas de seguridad son propios de un refugio atómico militar, con varios sistemas de puertas blindadas y sensores de movimiento y claves de acceso condicional para acceder a los diferentes sistemas de la instalación.


La noche polar es dueña de esta zona durante más de dos meses. Dicen que ahí la oscuridad se hace más densa y la falta de luz es realmente bella también.

Bajo la tierra helada, esta no es una historia sacada de una película de ciencia ficción, es un archipiélago de Noruega en el Oceáno Glacial Ártico...

Desde este lugar en el que las auroras boreales son impresionantes, y en el que los biorritmos se invierten como consecuencia de un extraño fenómeno en el que el sol brilla incluso a la media noche desde mediados de Abril, hasta finales de Agosto, es difícil imaginar un sitio más idóneo para preservar parte de la vida futura.

Comentarios

Vane dijo…
Para comenzar este comentario te quiero agradecer porque yo ni enterada de este banco para guardar las semillas de casi todo el mundo, para cuando se necesite poder obtener lo que por alguna razón se puede llegar a perder por las causas que sean.

En este momento me viene a la cabeza el agua potable, no tiene nada que ver con el post en si, pero es algo que en poco tiempo se va a terminar. Acá en Salto-Uruguay, pasa por nuestra tierra el acuífero guaraní, que puede abastecer a las 3/4 partes del planeta con agua potable, y Estados Unidos ya ha querido comprar pozos con esa agua, obviamente que lo sacamos corriendo, pero siempre tuve la idea de que pasa si ellos se quedan sin el agua?, harán lo mismo que hicieron con Irak y el petróleo?, yo creo que perfectamente pueden venir y quitarnos ese tesoro natural que pasa por el suelo Uruguayo.

Creo que me fui de tema, pero eso se me pasó por la cabeza leyendo tu post.
A veces pienso que es muy bueno que se hagan estas cosas para el bien de la humanidad, pero también me da tristeza ver como nos estamos prerarando para el fin de muchas cosas, y poder sobrevivir en el futuro gracias a cosas como este tipo. Es que no vamos a tener opción, y no dudes que también hagan bóvedas para los seres humanos, y protegerlos de bombas, guerras, y catástrofes, en fin...todo puede pasar, todo puede suceder, y todo se puede acabar en cualquier momento, y tal vez más pronto de lo que realmente pensamos.

Muy bueno el post, un trabajo bien documentado, y como siempre tu trabajo es muy dedicado, y eso se agradece, no sólo por la calidad del post en si, sino las cosas que uno puede aprender gracias a eso.

Te dejo un súper abrazototototote de oso, de esos que te necesito dar.

P.D te adoro!
Martuchis dijo…
VANE:

No me agradezcas, porque con estos posts, yo comparto un poquito de las cosas de las que yo también me entero y aprendo y por ende quiero compartir en el blog.

Sobre lo que comentas de la situación del agua y de Estados Unidos, no es nada descabellado lo que planteas, si es triste que estemos preparándonos desde ahora para un desastre ecológico (que ya estamos viendo desde hace tiempo) y pues pienso que si se relaciona bastante lo que tu expones en tu comentario, porque de todos es sabido que Estados Unidos como una de las naciones económicamente más poderosas, siempre busca apoderarse de los recursos naturales. Lo hace en México y lo hizo con el petróleo en medio oriente.

Nada menos ayer estaba escuchando un programa en la radio donde un experto de la NASA comentaba que Estados Unidos planea en el 2010 volver al espacio, con la intención de empezar a construir una base espacial, con miras a que esta sea una estación intermedia entre la tierra y el planeta Marte, donde gracias a las investigaciones de un científico mexicano que descubrió que una zona en la tierra tiene las condiciones muy parecidas a las del planeta rojo, se pudo comprobar que si se genera cierta atmósfera sería viable la vida en ese planeta (tengo entendido que ahí existe agua) y obviamente Estados Unidos "no da paso sin huarache" y toda esa inversión no es más que una investigación disfrazada para ir a meter su cuchara y te aseguro que para el 2050 si eso es factible, los primeros colonizadores de Marte, obviamente van a ser americanos... Más si el agua escasea en el planeta y si algún cataclismo llega a suceder, ellos como siempre ya están con miras a futuro de querer controlar como siempre la situación...

Creo que me extendí un poco en mi comentario, pero quería responderte y compartirte esto que escuché hace apenas un par de días y siento se relaciona con lo del tema de la bóveda de semillas.

Gracias gracias como siempre por andar por aquí, por formar parte importante de mi vida y porque nadie lee y comenta como lo haces tú.

Gracias por los abrazos, de tu parte siempre los voy a necesitar.

Yo también te adoro a ti.
Victoria dijo…
no me queda ninguna duda que este espacio siempre tiene algo para regalarnos
que interesante este proyecto.. ni idea tenia
excelente post!