Ir al contenido principal

La Fascinante Historia de "El Callejón de Los Milagros".

Cuando escuchamos el título de "El Callejón de Los Milagros", lo primero que viene a nuestra mente es la famosa película mexicana dirigida por Jorge Fons, que se estrenó en 1995 y fue protagonizada por Salma Hayek y un gran elenco de experimentados actores mexicanos.


Sin embargo lo que muy pocos saben y ni siquiera se imaginan, es que esta película está basada en un libro que parece extraído de "Las Mil y Una Noches" y en el que se cuenta la historia de un callejón muy especial que en realidad existe en El Cairo, Egipto.

En este lugar, todavía se respira ese ambiente de mercado lleno de los más extraños objetos puestos a la venta por los antiguos mercaderes, y en el que a medida que se avanza, recorriendo cada uno de sus puestos, los aromas de las antiquísimas esencias, populares especias y los remedios medicinales (que parecen ser la panacea a todos los males); transportan a quien camina entre sus calles en un viaje a través del tiempo que convierte en presente a la mágica antigüedad.

Imaginemos por un instante, que eres tú quien camina en un día caluroso y soleado por este lugar. Mientras avanzas sin prisa, observas a la gente que se dirige en todas direcciones comprando mercancías, te sorprende encontrar alfombras persas y extrañas ánforas que te llevan a dudar si en su interior albergarán al famoso genio de la lámpara maravillosa.

Un mercader, al ver reflejada la duda en tu expresión, recurre a sus más experimentadas técnicas de persuación e intenta seducirte con la idea de que si accedes a comprar uno de esos recipientes de color dorado, obtendrás no sólo el beneficio de "un buen precio", sino que además, la naturaleza mística de tan extraño objeto, posiblemente traerá hasta tu vida prosperidad y buena fortuna.

No consigue convencerte... Tu sigues caminando y de pronto, un niño de enormes y expresivos ojos oscuros se ofrece a llevarte por unas cuantas monedas en ese recorrido mágico que se adentra en cada uno de los rincones de El Callejón Midaq.

Naguib Mahfuz.

Este es el verdadero nombre de "El Callejón de Los Milagros", sitio que sirvió de inspiración para que Naguib Mahfuz, escritor egipcio y premio Nobel de Literatura, escribiera esta novela que forma parte de la llamada pentalogía realista de Mahfuz, un grupo de cinco obras publicadas entre 1945 y 1957; de marcado corte realista, y centradas en la vida cotidiana de las clases populares y de la pequeña burguesía de El Cairo en aquella época.

Muchos son los detalles que hacen de este callejón de Midaq una de las joyas de el pasado y el presente en la historia de este místico lugar...


Aislado por completo del bullicio exterior, El Callejón Midaq tiene una vida propia y personal. Es un lugar mágico que respira por si mismo y en el que sus raíces conectan, básica y profundamente con un mundo lleno de misticismo que alberga secretos muy antiguos.

En el libro, la historia que Naguib cuenta es exactamente la misma que vimos en la película mexicana, cada capítulo se centra en cada uno de los personajes y cada historia se va mezclando con la de los demás; explora sus sueños, sus defectos y debilidades y como las circunstancias se van encargando de forjar su destino de una manera muy realista y muchas veces cruel.

Pero bueno, la historia es otro boleto, fuera de la literatura, "El Callejón de Los Milagros" es una preciosa reliquia del pasado, con un hermoso empedrado que lleva directamente a las históricas calles de Sandiqiya, Guriya, Muski, Darasa y Azhar...

Vale la pena leer el libro, pero conocer también la historia de este lugar ubicado en el extremo del Bazar de Jan el-Jalili (el mercado más famoso y concurrido de El Cairo).

Este lugar tiene de todo: calles, casas, monumentos, tiendas, pero especialmente es el espacio donde se puede "vivir" el sabor y "palpar" el color del comercio en un entorno casi medieval y en el que se entretejen historias fascinantes de lugares como "El Café de Los Espejos" y El Café de Kirsha"... Dos lugares igual de emblemáticos que "El Callejón de Los Milagros" y cuya historia muy probablemente compartiremos más adelante en "Páginas Sueltas y de Colores", cuando se llegue el momento de contar la historia de los cafés más antiguos del mundo...

Por hoy, nuestro recorrido termina aquí....

"Cada lugar y cada objeto, siempre tiene una historia que contar"...

Comentarios

Vane dijo…
Esta clase de cosas hacen muy especial a tu blog, todas las historias que contas, los lugares tan importantes que mencionas, tu investigación, etc, etc.

Ahora te hago una intivación, en una cuidad de mí paisito, que aún conserva cosas de la época colonial, de ahí su nombre: Colonia del Sacramento, hay una calle que se llama la calle de los suspiros, no tiene la magnitud ni se venden cosas como el callejón de los milagros, pero es bien especial, ahí todo es mágico, dulce, diferente, es como que todo sucede a otro rítmo, y hasta te volves a enamorar del amor en si.

Otro gran post.

P.D. Perdón por mi atrevimiento y la invitación que te hice a investigar esa calle tan conocida y especial en Uruguay
Martuchis dijo…
VANE:

Aunque te contesté en "La Cajita Chismosa", te repito acá que en México también existen calles con nombres que encierran leyendas impresionantes que muchas veces te cuestionas si tendrán algo de verdad.

Prometo averiguar sobre esa famosa calle que mencionas y en un futuro no muy lejano, escribir un post.

Gracias por pasar por aquí como siempre.