Ir al contenido principal

"Recadito" de Dios:


Hace dos días se me ocurrió jugar a "espolvorear" escarcha blanca sobre tu casa... Y te regalé un fin de semana con bastante frío, para que entonces te dieras cuenta de que justo ahí, en la calidez de tu alma (donde pocas veces te asomas), estoy yo.

P.D: Espero que te haya gustado como decoré las calles, la montaña y también los techos de las casas... 

Atte.

Dios.

Comentarios

Claudia Monica dijo…
Marthita
La verdad si se veia muy bonita la ciudad asi,aunque uno tiene que manejar con mas cuidado y protegerse mucho mas , no cabe duda que estos paisajes frecuente no los tenemos.

No cabe duda que Dios se manifiesta en todo.

Saludos
majana dijo…
Que hermoso recadito, aunque haga frío, siempre serán de las cosas mas bonitas ver la ciudad cubierta de ese manto blanco, más que ya no es tan común como antes verla así.

Un abrazo Marthita, gracias por este recado que a través de ti recibimos :)
Mr. fuser dijo…
Son de esas veces en que tienen que echar mano a situaciones o momentos para que nos demos cuenta de las cosas, aunque un recadito nunca vendrá mal para poder explorar el amor que tenemos sobre aquellos.

bonito, muy bonito :)

cuidate y que andes de los mejor.
Hola.... ahh a mi nunca me regala nada.... ¬¬


Sale cuidate, que bonito cuando cae nieve, hace muchos años que no veo una nevada U____U

byE
M a r u dijo…
Que bonito post martitha, espero que esa nievecita haya hecho amuchos acordarse de que el esta aqui.
Cuidate mucho amigita
saludos chocolatosos
Vane dijo…
Hace dos días un picaflor se posó en una rama por varios minutos, eso es poco común para un ave tan pequeño, que hasta para alimentarse no deja de aletear no se cuantas miles de veces por minuto, y alguien me dijo: Cuando un picaflor se detiene por tanto tiempo en una rama, es una gran señal de buena suerte.

P.D. Ya que te gustan tantos las aves, espero que lo hayas disfrutado, y el mensaje que te dieron fue una clara señal.

Atte.
Dios Y Papá
Martuchis dijo…
CLAU:

Pues la verdad si fue muy lindo ver la ciudad nevada; aunque mis pulmones lo resintieron mucho y sé que hay gente que de verdad la pasa mal cuando el invierno es tan crudo, los que tenemos la fortuna de tener un techo y lo necesario para vivir, no debemos dejar de agradecer porque podemos sentir y disfrutar con todos los sentidos de algo como lo que Dios nos regaló hace apenas unos cuantos días.

ALE:
De nada mi chava, el recadito me llegó así de la nada antes de dormir y me encantó la idea de compartirlo con la poquita gente que visita el blog.

Un saludo grande y gracias por pasar.

MARU:
Pues es que de hecho ÉL siempre está y espera pacientemente durante días y días a que le hablemos, y somos tan cabezas de alcornoque que por estar enfocados en otras cosas nos olvidamos de que siempre está ahí dispuesto a escucharnos.

Un saludo para ti también.

MR. FUSER:
No es sólo el amor que demostramos por quienes nos rodean, a veces hace falta echar un vistazo a nuestro propio interior para darnos cuenta de que ahí reside lo más valioso.

Gracias por tu comentario y por seguir visitando este changarro bloguero.

VANE:
Definitivamente esa fue una hermosa señal. Tu cuentas con dos ángeles muy grandes que siempre van tras de ti a donde quiera que vayas.

Estoy segura que no sólo disfrutaste del mensaje, sino que te llenó el alma... y la onda es esa, no descuidarse nunca para ver lo que Dios te va poniendo en el camino materializado en las cosas de a diario y también nunca dejar de creer. Eso no es algo difícil para ti, porque siempre lo va a hacer.

¡Gracias por estar!