Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2013

Gracias por haberme acompañado a jugar...

Aquí termina esta aventura que por espacio de una semana completa nos permitió reunirnos todos los amigos para volver a ser niños...

Martuchis no se va, prometió volver para asomarse de cuando en cuando en este espacio, para mostrarnos como se ve el mundo a través de la magia de sus ojos.

Antes de despedirse me dejó una carta que escribió en una hoja que arrancó de su cuaderno, y en la que copió un pensamiento que vio en algún otro lado y que quiso dejar para que cada uno de ustedes se lo regale a su niño interior:
"Hoy Déjalo"...

Déjalo que ponga más de cuatro cucharadas de polvo de chocolate a la leche... 
Que brinque en todos los charcos que encuentre...
Que pinte de azul la lengua con esa paleta enorme y redonda...
Deja que se disfrace de súper héroe o princesa...
Que se duerma tarde, que no se bañe, que se quede en pijama todo el día...
Déjalo contestar el teléfono, hacer galletas y paletas heladas con limonada...
Deja que suba a los árboles y de las vueltas que quiera en el vo…

El Dragón Triste.

Había una vez un Dragón Triste, que vivía entre las páginas amarillas y frágiles de un libro que se encontraba en el último estante de una antigua y enorme biblioteca.
El Dragón estaba triste, porque llevaba mucho tiempo atrapado ahí sin poder contar su historia. Él había nacido entre esas páginas un siglo o dos antes. Cuando eso sucedió sus alas eran brillantes y majestuosas, el fuego de su aliento era imponente y estruendoso, y durante mucho tiempo atemorizó a cientos de lectores con las aventuras que en letras describían su paso a través de aldeas, poblados y comarcas.
Para él esa era su vida, los capítulos y pasajes que abordaban en concreto los instantes en que sus alas eran desplegadas sobre el cielo azul y que lo hacían verse majestuoso en la oscuridad de las noches de tormenta.
Cuando eso sucedía, El Dragón se sentía feliz ya que sus ojos brillaban como dos zafiros de color rojo, y las llamaradas que exhalaba centellaban en medio de la noche.
...Eso había sido en los buenos ti…

Algo sobre El Duende Cazador de Sueños...

Ilustración: Alejandra Ochoa.
Este día me pasó algo muy padre que quiero compartirles: Después de tanto tiempo y cuando menos lo esperaba, volví a ver al Duende Cazador de Sueños.
Para quienes han permanecido a través del tiempo acompañándome en el blog, saben de lo que hablo y ese nombre les resulta conocido, para quienes no, sólo les diré que "El Duende Cazador de Sueños" es un personaje muy especial que acompañó a Martuchis cuando era muy pequeña y quien cuando ella creció, como ya no tuvo con quien jugar, se quedó para siempre en un parque, y desde ahí comenzó a recolectar en un frasco de cristal los sueños de todas las personas que pasaban por ahí.
Este pequeño ser, a veces puede ser muy huraño... A él le afectó mucho que Martuchis creciera, pero de cuando en cuando deja ver al maravilloso ser que era cuando los tiempos eran buenos y él tenía con quien jugar.
En esta semana en particular, siguiendo los pasos de Martuchis, los vi a ambos platicando sentados sobre la rama…

¡Gracias Martha Debayle!

"Les quiero contar una cosa que sucedió hace como tres semanas aquí en las instalaciones de W Radio.

Saliendo del programa me vino a saludar un chavo (no voy a decir su nombre, él sabe quien es), que había venido a visitar la estación y me dijo: "Martha, no sabes cuanto te agradezco, porque en mis momentos más oscuros en donde hasta pensé en suicidarme, después de empezar a escuchar a nuestro maestro de Kabalah, Ariel Grunwald, no sabes como me cambió la perspectiva de la vida".
-Martha Debayle-
Me encantó esto, porque es lo mismo que yo pienso y es mucho lo que he aprendido del programa de Martha Debayle, a mi también en los días más grises me han hecho sonreír y reflexionar. 
¡GRACIAS POR ESO!

Conversación Con Dios.

Yo: Dios, ¿puedo hacerte una pregunta?

Dios: Claro.

Yo: ¿Me prometes que no te molestarás?

Dios: Te lo prometo.


Yo: ¿Por qué permitiste que me pasaran tantas cosas hoy?
Dios: ¿A qué te refieres?
Yo: Bueno, me levanté tarde.
Dios: Sí.

Yo: Mi auto tardó mucho en arrancar.

Dios: Ok...

Yo: En el almuerzo hicieron mal mi sandwich y tuve que esperar...

Viernes de Dulzura con Ismael Serrano

¡Holis!

Soy Martuchis y como bien saben, desde hace algunos días, la chica que escribe este blog decidió dejarme salir de su interior para llenar de magia sus páginas.

Yo aún no sé escribir como ella; pero me gusta dibujar en "Hojitas Sueltas y de Colorcitos" todo lo que pasa por mi imaginación.

Ya casi es día del niño, y la verdad a mi me encantaría regalarles dulces (de esos que tanto me gustan), pero como no puedo darles eso en persona, y además tomando en cuenta que los viernes en este blog siempre hay algo "light"(como dice Martuchis), hoy yo quiero regalarles algo lleno de dulzura.

Se trata de un video hermosísimo de Ismael Serrano, de la canción "Sucede Que Veces" y que está lleno de magia...

Eso es todo por hoy, mientras ustedes lo disfrutan yo voy a buscar a la niña en la que me convertiré de grande, sospecho que está preparando algo para mi...

Nos vemos pronto y sigan comiendo dulces.

"Pero sucede también que sin saber como ni cuando, algo te…

Historia En La Canción: "Balcones a La Infancia"

8:23 de la mañana y Sofía atravesó a paso apresurado la avenida mientras el semáforo estaba en rojo. Llevaba prisa, pero no podía ir tan rápido como quisiera, pues llevaba de la mano a su hijo de cinco años, mientras con la otra empujaba el cochecito en el que su pequeña de apenas cinco meses dormía, ajena a todo cuanto había a su alrededor.
Sofía no tenía más de treinta años; pero con menos de tres décadas tenía ya una enorme responsabilidad sobre sus hombros. Aquella mañana -sin saber porque-, la luz solar de la mañana, proyectándose sobre las banquetas, la hizo recordar y añorar también los tiempos en que por esa misma avenida, paseaba en bicicleta junto a su pandilla de amigos.
El sonido de una botella de jugo que rebotó a mitad de la calle la hizo volver de golpe a la realidad... Por suerte la luz del semáforo aún permanecía en rojo, pues sólo así pudo volver sobre algunos pasos ya andados, para rescatar la bebida que su hijo mayor había dejado escapar por accidente.
En esa misma …

La Niña que Vi.

Me asomé por la ventana y te vi ahí después de tanto tiempo... Pasaron tantos años desde la última vez que yo estuve en ese lugar, pero aún así todo lo que te rodeaba me resultó tan familiar.

No era más allá del mediodía, la luz de sol se colaba como en rebanadas de color claro por el barandal de la reja, llenando de luminosidad tu libro de lecturas de primer grado de primaria.

La maestra estaba explicando algo, pero yo tampoco le puse mucha atención... Me concentré mejor en ti, y sonreí... Estabas en ese lugar, pero con tu imaginación volando a miles de kilómetros de ahí.

No decías nada, pero yo sabía que bajo la banca jugabas con el lápiz y le hacías vestidos con las virutas que dejaba el sacapuntas; veías las imágenes del libro y soñabas otras cosas, porque las historias que estaban ahí escritas te habías adelantado ya y las habías leído mucho antes de hacerlo en clase.

Me dio tanto gusto volver a reencontrarme contigo, llevaba tanto tiempo sin verte, pero no sin tenerte tan prese…

Bienvenidos a La Semana del Niño.

Como ya es tradición dentro de este espacio, durante la última semana del mes de abril y gracias a la magia de la imaginación, todo aquel que pasa por aquí, vuelve a ser niño.
Este año no es la excepción y por un lapso de 9 días, más allá de publicar posts en los que la esencia infantil de Martuchis prevalece, estas "Hojitas Sueltas y de Colorcitos" pretenden volverse para ti el espacio ideal para jugar, soñar e imaginar.
Sin importar que seas alguien que pase seguido por aquí o que esta sea la primer ocasión que visites este sitio, en el instante mismo en que leas estas líneas, tú también vuelves a ser niño.
¿Te acuerdas cómo eras en ese entonces?, ¿a qué te gustaba jugar?... Ahora mismo, quizá mientras lees esto, no sólo estará ya en tu mente la imagen del niño o niña que fuiste... ¿sí?
En caso de ser así, hoy yo quiero pedirte que te imagines que ese pequeño o pequeñita, cada vez que decida venir por aquí, llega a un lugar genial a jugar. Puede ser una casa en el árbol, u…

Viernes de Making Of con La Oreja de Van Gogh

Otra semana que termina, y luego de algunos días que me han dado la impresión de que mi blog ha estado en el "limbo", por fin me tomo el tiempo para intentar retomar las actividades y el ritmo normal de este espacio que como siempre he dicho, es mi hogar virtual.

No sé si es idea mía o ustedes, (la poquita gente que todavía me lee), lo percibe, pero yo siento que algo está cambiando dentro de mi y eso se hace evidente aquí también. Igual es idea mía, pero bueno, creo que aunque a lo largo de 8 años mis "Páginas Sueltas y de Colores" se han ido transformando conforme a cada etapa de mi vida, igual es tiempo de hacer cambios otra vez.

Tengo muchas ideas y ganas de hacer cosas padres para este espacio que es una parte muy importante de mi; lo que me falta es tiempo... Pero bueno, pondré todo lo que esté de mi parte para retomar todas esas cosas que en otro tiempo he reflejado en letras y que no sé explicar porque razón he dejado de lado y que a mi me apasionan; y cre…

Veinte Años de Vida Bajo El Sol de La Toscana.

"La vida te ofrece mil posibilidades... Todo lo que tienes que hacer es tomar sólo una".

He perdido ya la cuenta de todas las veces que he escrito en este espacio sobre la película "Bajo El Sol De La Toscana"... De hecho, creo que me falta contar sólo cómo fue el día en que la vi por primera vez (me acuerdo súper bien de eso); pero bueno, más allá de la fascinación que me produce esta cinta; hace apenas muy poco surgió en mi la curiosidad por averiguar sobre la persona que dio vida a esta historia, antes de que fuera captada por la lente de una cámara cinematográfica, y averiguando aquí y allá fue como descubrí que la escritora Frances Mayes es quien está detrás de algo tan mágico.
Hace apenas unas cuantas semanas atrás yo comenté que la autora de este maravilloso libro se merecía un post aparte, y hoy es el día ideal para compartirlo. Esto que leerán aquí es una traducción de una entrevista que le hicieron a Frances en un diario llamado "The Telegraph" y…