Ir al contenido principal

Cuestión de Fe.


Cada decisión que tengas pendiente, sólo colócala en tu lugar de oración o tu altar.
Haz una oración por esa situación y pide por intervención de corazón.

No importa que tan pequeña o tan grande parezca la razón por la cual te acercas, recuerda que para el Amor no hay pedidos  pequeños ni grandes, sólo una dádiva de amor incondicional.

-Tania Karam-

Comentarios