miércoles, noviembre 09, 2016

Días de Sombra y Luz...


Desde hace años no veo televisión y no tengo una en mi cuarto. Tampoco veo noticieros porque sobre todo en la última hora del día procuro cuidar lo que se queda en mi cabeza antes de dormir.

Creánme que a pesar de eso, me entero de todo lo que pasa, y el día de ayer no fue necesario seguir las trasmisiones en los distintos medios para darme cuenta de cuál fue el resultado de la elección en Estados Unidos.

No acostumbro hablar de estos temas en el blog, porque así como las redes sociales han estado plagadas desde anoche con memes y notas sobre el tema, el día de hoy quise abordarlo yo también en este espacio porque percibo a nivel general y desde todos los rincones del mundo una atmósfera de incertidumbre y miedo.

Eso es algo con lo que vivimos a diario... De alguna manera los medios es lo que a diario alimentan... "No salgas de noche porque te pueden asaltar o darte un levantón"... "No viajes sola"... "¿Qué no te da miedo? y por si todo esto fuera poco las conversaciones del día siempre giran en torno a lo "difícil que está la situación", "el dólar está subiendo y quien sabe en diciembre como nos vaya", "este ha sido uno de los peores años económicamente hablando", "si hay recesión económica en Estados Unidos, a nosotros nos va ir peor"... Y así por el estilo expresiones como esta se generalizan y son con lo que despertamos, comemos y nos vestimos a diario.

La cabeza y los pensamientos de cada uno de nosotros son como una especie de chimenea o tubo de escape similar a los que en la actualidad utilizan nuestros autos y camiones... Yo puedo tener un mal día, puedo tener miedo de salir tarde del trabajo y regresar a mi casa cuando ya esté oscuro, puedo pasar la tarde entera enfocada en eso, y al lado mío, en el transporte, en la escuela o en mi lugar de trabajo, puede estar otra persona que está molesta por alguna ofensa o problema que tuvo con otra persona.

Quizá enseguida de esa segunda persona está otra que discutió con su esposo o esposa, que se peleó en la calle con un taxista, que tiene que trabajar más porque lo que gana no le alcanza y así por el estilo todos esos pensamientos -tanto míos como de las otras personas- salen por esa especie de tubo del que hablaba al principio e imaginemos que ya todos en conjunto, conforman y se convierten en una oscura y densa nube de negatividad que enrarece y contamina el ambiente.

Eso es justamente lo que está pasando en este momento... Estamos todos enganchados en esa frecuencia... Es la vibración que estamos emitiendo y los sentimientos de miedo e incertidumbre aunque son una reacción muy humana, NO SON ALGO PERMANENTE.

La vida es difícil para todos, en todos los países hay violencia, desempleo y carencia económica. Yo vivo en la frontera con Estados Unidos y créanme que la percepción de desagrado del gobierno de ese país hacia nosotros o cualquier otra persona proveniente de un país latino no es algo nuevo... 

En pleno siglo XXI, el racismo y la xenofobia continúa más vigente que nunca. Respecto al aspecto económico, crisis hay desde que el mundo es mundo y no es que yo pretenda minimizar la situación que se vive en este momento, pero a lo que quiero enfocarme y de lo que quiero que todos tomemos consciencia es del hecho de que en esa frecuencia de MIEDO que estamos sintonizando todos, justo le estamos dando fuerza a todo lo que queremos que NO PASE.

A mi, como a muchos de ustedes me entristece profundamente ver que México, siendo un país tan grande y hermoso está en manos de gente inepta y plagado de corrupción. Me preocupa mucho el futuro de los niños que hay en mi familia y a mi alrededor y con gran preocupación veo que no hay indicios de que de camino al proceso electoral del 2018, hasta ahora, de toda la gente que desde ya se ha "destapado" como presidenciable, no hay ni un solo líder ni alguien capaz de afrontar los problemas tan graves que aquejan a nuestra nación (inseguridad, desempleo, política exterior, etc).

A pesar de todo ese panorama tan desolador, hay algo que de alguna manera me da esperanza (si así en medio de un país tan de cabeza), es el hecho de haber comprendido que EL FUTURO sólo depende de NUESTRO TRABAJO y NUESTRAS PROPIAS DECISIONES.

Si cada uno de nosotros cuidara todo lo que sale de su cabeza y de su alma, y por ejemplo en lugar de tapizar las redes y hacer del tema central de nuestras charlas todo lo malo que pasa; nos uniéramos para dedicar una hora del día a pensar no en la avalancha de cosas negativas que sucederán a raíz de todos estos cambios, sino en cómo podemos contribuir con nuestro trabajo a mejorar el entorno, y simplemente imágináramos por espacio de algunos minutos antes de dormir o en los tiempos a solas, en una luz profunda que envuelva a nuestro planeta... ¿Se imaginan?, eso sería como humo blanco saliendo de nuestra cabeza para beneficio de todos.

¿Se acuerdan lo que pasó con el Huracán Patricia? Independientemente de si cada uno de ustedes es creyente o no... Lo que si es un hecho contundente es que nuestros pensamientos y nuestra vibración es energía... En este instante todo lo que estamos generando es como el smog, porque es precisamente a lo que le dedicamos mayor energía lo que se hace más grande.

Es evidente que nos hace falta evolucionar mucho como especie... Seguimos teniendo las mismas reacciones instintivas de nuestros ancestros primitivos, por eso siguen existiendo guerras, violaciones, racismo y todas esas cosas con las que hemos lidiado desde tiempos inmemoriales... Sin embargo, creo que no todo está perdido, considero que aún se puede revertir esa energía si caemos en la cuenta de que el líder de una de las naciones más poderosas del mundo, aún al haber alcanzado ese lugar sembrando la discriminación y la división entre nosotros mismos, también nos está dando la oportunidad de trabajar en conjunto para afrontar las consecuencias de todo esto...

Ya hemos visto como podemos ser capaces de revertir y transformar lo malo en bueno... El temblor del 85 y la energía cubriendo el planeta que propició que "Patricia" no fuera tan devastador como se esperaba... Con eso quiero que se queden hoy en la mente y el alma antes de dormir...

No estamos solos, siempre hay algo más grande que todo eso, y aunque el mundo no es para nada un lugar justo y es evidente que el mal anda suelto en todas partes, también sé que existe mucha gente buena que trabaja día a día porque las cosas de verdad sean diferentes... Sólo que de eso nadie habla ni en las redes ni en los medios tradicionales.

Los muros se construyen para dividir, pero no son permanentes y el futuro depende de nuestros pensamientos y más aún de nuestras acciones...

Esta noche o en cualquier otro momento del día, en lugar de engancharnos a toda esa ola de incertidumbre y temor que nos arrastra, paremos por un instante, analicemos todo y envíemos mejor otro tipo de pensamientos, pues todo eso en conjunto, ya lo hemos visto, tiene repercusiones positivas. 

Hay mucho trabajo por hacer y cada uno sabemos cuál es nuestra función... Nada es fácil, pero tampoco imposible y si en la frontera se levanta otra pared sólida, en nuestro interior está la capacidad de construir un muro mucho más grande e infranqueable de LUZ...

¿Podemos hacerlo?... Yo estoy segura que sí. Pongamos manos a la obra entonces.

1 comentario:

Stinfalus Avechuchus dijo...

Tratando de ser mejores personas y ayudando a los demás se puede hacer un cambio, pero estando en medio de las sombras se hace difícil ver la luz. en fin, esperemos que todo salga bien y si no sale bien pues ya ni modo

Saludos!!