Ir al contenido principal

Día 15


Agradecer a tu risa.

Tan contagiosa es que al escuchar a alguien desbordarse en ella uno se deja llevar. La risa es primordial en la vida pues nos mantiene radiantes, positivos, emocionados. También nos ayuda a cultivar arrugas que demuestran el agasajo que ha sido vivir. Bendita risa que nos recuerda que siempre hay una forma más agradable de ver las cosas.

“Gracias risa por ayudarme a estar contento conmigo mismo. Gracias risa por alegrar al corazón más triste. Gracias risa por ayudarme a pintar un día gris en uno lleno de color. Gracias risa por estar presente en mis días”.

Nota: Aquellas personas que parece que han olvidado reír, sólo necesitan aprender dejar de tomarse la vida tan en serio, de forma tan rígida, tan controlada.

Día 15.

                                                                                  -Alfonso Guerrero | Tiempo de Despertar-

Comentarios