Ir al contenido principal

Feliz Cumpleaños.... ¡Otra Vez!


A veces la distancia impide hacer muchas cosas que uno quisiera, pero como dicen que la intención es lo que cuenta, en este día en que me toca celebrar un año más de una de las personas más importantes que han existido en mi vida, a pesar de los miles de kilómetros que me impiden llegar hasta su casa, de corazón quiero hacerme presente para decirle: ¡Feliz Cumpleaños!!!...

Las cosas materiales se vuelven valiosas cuando se convierten en detalles, pero yo no tengo mucho para ofrecer este año, y como tampoco quiero que una fecha tan especial para mi, se pase en blanco; me gustaría, con la magia de la imaginación y la ayuda de Sid, poder enviar una cajota (así como la de la imagen), y que adentro contiene:

- Un abrazo enorme. 
- Todas las oraciones en silencio que si son escuchadas y son útiles para que a alguien a quien se le quiere tanto, en los días futuros tenga más días llenos de SALUD, oportunidades y posibilidades de que sus SUEÑOS se realicen.
- Un montón de cartas que atesoré tan bien, y entre ellas una que va dirigida para un ángel que yo no conocí, pero sólo podría entregarse y leerse a través de ti.
- Un par de oídos para escucharte siempre -que así tú lo quieras-
- Toneladas de paciencia y tolerancia para saber ser una buena amiga también en los días difíciles y duros.
- Certeza: para saber que pase lo que pase y sin importar lo que depare el futuro, lo que pienso y el cariño que te tengo siempre permanecerán intactos.
- Montones de cajitas con cada una de esas cosas que -ya no te digo- y le confío sólo a Dios con la intención de que sean para ti.
- Letras con historias mágicas para compartir -si te late algún día-
- Charlas sin gastar
- Algún sueño para compartir.
- Pegotería y ternura de "amiguis" (por si un día la necesitas y quieres volver usarla).
- Mi disposición y mi tiempo.
- Compañía, para las madrugadas de insomnio.
- Todo lo que soy y todo lo que tengo para ayudarte en algo que necesites y a cualquier hora.
- Un contrato firmado con tinta indeleble en el alma y que se renueva cada 365 días.

...Todo esto queda a tu disposición para cuando quieras usarlo, entre 4 paredes de cartón que en apariencia están vacías, pero que si se visualizan con los ojos del alma (tal como lo haces tú); esa caja, está que se desborda, y todo lo que ahí está empaquetado, te lo ofrece de corazón una chava que aunque no tuvo tanta suerte y se encuentra a miles de kilómetros de distancia, siempre te tiene presente y a pesar de todos sus defectos te adora con el alma y al igual que ha sido en casi 4 años, cada día que pase va a seguir intentando estar ahí para ti. 

Que tengas muchos días especiales (más allá de este), y que en la parte de vida que tienes aún sin estrenar; más allá de las dificultades o tropiezos, las bendiciones que Dios pone en el camino cada día, te llenen el corazón de esperanza y de ganas de escribir a partir de aquí tu historia de una forma diferente, y a mi también para poderte acompañar.

Comentarios

Vane dijo…
Gracias, gracias, gracias, gracias por esto, me morí, me morí, estoy entre llanto y risa, como se explica eso??? la respuesta es simple, la persona que me regaló esto Martha Mendoza tiene la capacidad de hacer reír y llorar de emoción a una persona en 5 minutos, y yo tengo el placer y el privilegio de ser su amiga y recibir estos detalles de su parte.

Gracias, gracias, te adoro!!!!!

Parte de lo que sería mi comentaria acá, continúa en mi blog...
Martuchis dijo…
VANE:
Que bueno que te gustó el regalo, de eso se trataba, aunque no entendía nada hasta que fui y me asomé a tu blog, creo que la sorprendida fui yo... Sabes lo que para mi significa tu blog (bueno todo lo que se relaciona contigo); así que fue una sorpresa muy linda lo que hiciste y pues bueno, el regalo es tuyo, para eso era, podías decidir hacer con él lo que quisieras.

Mi comentario yo también ya lo extendí también hacia tu blog...

Yo también te adoro y aunque no puedo correr a tu casa con un gran pastel de chocolate y una matraca, espero algún día poder regalarte un cumpleaños de pelos... Ojalá Diosito diga que si... pero mientras eso sucede, desde acá te mando un abrazo de oso, todo lo que te mencioné en el regalo empaquetado en una caja y pues ya sabes que mientras yo esté bien, siempre me vas a tener ahí para acompañarte en lo que decidas.

¡TQM Gudizita!