Ir al contenido principal

Lunes de Compositores: Eugenio Toussaint (†).

"Nací músico, de alguna manera me di cuenta desde muy chavo, que lo que más me gustaba hacer, era tocar".

Nunca me imaginé que uno de los posts que tenía contemplado escribir para esta sección de los Lunes y que estaría dedicado para uno de los mejores compositores que han existido en nuestro país, se convertiría en un homenaje póstumo.

Eugenio Toussaint era un hombre muy talentoso, más que una celebridad, una figura muy reconocida dentro del mundo de la música, gracias a su impresionante trayectoria que forma parte de la cultura y la historia musical de México. Por esa razón, su fallecimiento el pasado Martes 8 de Febrero causó gran conmoción no sólo entre la comunidad de músicos y artistas, sino entre el público en general.

Creo que estaría de más redactar un post kilométrico para reseñar la trayectoria de La Familia Toussaint, en la que cada uno de los hermanos, por muy distintos caminos, siempre supieron brillar con luz propia.
Claro ejemplo de esto lo vemos en Enrique, que se convirtió en productor y músico colaborador de varios artistas;  Cecilia -su hermana-  quien es, no sólo una de las rockeras más reconocidas, sino una de las mejores voces que ha dado nuestro país (yo creo que ella sería quizá el equivalente de lo que Patricia Sosa es en Argentina); mientras que su hermano Fernando es uno de los percusionistas que más experiencia han adquirido al trabajar con artistas y grupos de los más diversos géneros.

Cecilia Toussaint.

Fernando Toussaint.

Fernando, Eugenio, Cecilia y Enrique.

Perteneciente a una estirpe de artistas y por ser el mayor de los 3, Eugenio ha dejado un legado invaluable para la música contemporánea y por esa sencilla razón, desde siempre fue un personaje que desde hace mucho estaba ya considerado para aparecer en esta sección con la que inicio cada semana. Sin embargo las circunstancias son distintas ahora y en este Lunes de Compositores No. 47, desde este espacio bloguero hago un sencillo homenaje in memoriam y me sumo a las condolencias para su familia.

**********
Eugenio Toussaint
“Lo que sí me interesa es que mi música y la mexicana se conozca en otros lados, en esto nos hemos rezagado mucho, aunque poco a poco van saliendo algunos proyectos que podrían hacer que esto mejorara".

Sobre su Formación Músical:
Eugenio Toussaint nació músico, y aunque en sus primeros años no estudió de manera formal; podría decirse que su primer acercamiento con la música fue a través de un viejo piano que durante su infancia, su familia tenía en casa y que había sido heredado por su bisabuela. El padre de Eugenio tocaba ese instrumento de oído; y por eso cuando Eugenio todavía era muy niño y ni siquiera tenía todavía la estatura para alcanzar el piano, ya mostraba interés en la música, puesto que parado de puntillas intentaba hacer sonar las teclas blancas y negras.

A los 8 años, sus padres decidieron que comenzara a tomar lecciones de piano, pero la maestra que contrataron para que lo instruyera, jamás entendió que él era más un músico lírico y por esa razón la clases resultaron un rotundo fracaso. Por suerte, esto no hizo que él perdiera el interés en la música y decidió seguir su camino a través de las cuerdas de una guitarra. Instrumento que adoptó desde entonces y al aprender a tocarlo de forma autodidácta lo llevó a convertirse desde los 10 años en rockero; género en el que estaría inmerso hasta su época como estudiante universitario.

Su reencuentro con el piano fue prácticamente a raíz de un juego, en el que en una ocasión, Eugenio intercambió su lugar con un compañero de grupo. Él se sentó al piano, mientras que su amigo tomó su lugar en el bajo y juntos comenzaron a "jazzear" algunas piezas de música. El resultado de ese "palomazo" les gustó tanto, que ambos se dieron cuenta que ese era su camino y así fue como en 1972, él se convirtió el pianista del grupo Odradek.

Dos años más tarde, realizó por primera vez estudios formales de música, al tomar clases privadas de armonía para piano y técnica pianística. En 1975, pasó a ser integrante de la banda Blue Note, con la cual hizo sus primeras grabaciones originales.

Maru Enriquez, Fernando, Eugenio, Enrique y Cecilia Toussaint en 1963.
(Foto tomada del libro: "Eugenio Toussaint: las tangentes, el jazz y la academia". Aut. Antonio Malacara).

Pero su historia no fue distinta, hasta que a finales del 1976 fundó junto sus hermanos Enrique y Fernando el grupo Sacbé (que significa "Camino Blanco" en Maya). La banda tocaba en un lugar que se llamaba Musicafé 2, y que estaba ubicado en la Av. Insurgentes, por la zona de San Ángel en México D.F. y desde ese lugar, Eugenio y sus hermanos, quienes sólo tenían como intención hacer música, comenzaron a escribir una parte muy importante en la historia del Jazz en México, y aunque en ese entonces los criticaban mucho porque decían que su propuesta era muy parecida a la del grupo Weather Report; con el paso de los años Eugenio reconoció que eso no era lo importante, sino que Sacbé, además de tener una propuesta a la altura de lo que se estaba haciendo en Estados Unidos y Europa, fue el primer grupo que logró fusionar el Jazz con la música popular. En 1979 el grupo logró consolidarse y todos los hermanos Toussaint emigraron hacia los Estados Unidos.

Ya en la década de los 80's, Eugenio recibió una beca por parte del gobierno mexicano para estudiar en la Dick Grove Music Workshops de Los Ángeles, Ca. ciudad donde conoció a un saxofonista norteamericano con el cual formó una nueva versión de Sacbé y grabó 3 discos que tuvieron bastante aceptación en territorio estadounidense y en esa etapa se convirtió en director musical de artistas como el trompetista Herb Alpert y el cantante Paul Anka.

En plena década de los 90's regresó a México y además de convertirse en una celebridad dentro del Jazz, comenzó a trabajar con otros artistas y a componer música para orquestas y de cámara... Así podríamos resumir a grandes rasgos 30 años de exitosa trayectoria de Eugenio Toussaint.

“Hago las cosas mientras sean disfrutables, el problema es cuando dejan de serlo".

Discografía:
"Sacbé", "Selva Tucanera", "Street Corner" "Aztlán", "Dos Mundos", "The Sleeping Lady", (estos discos se grabaron apróximadamente entre 1980-1986) "Como Siempre" (1992), "Paisajes" -con Antonio Zepeda- (1993)."The Painters" (1996), "Dances Of The City", "Days of The Dead" (1997), "3 Suites" (1999), "Gaugin" (2000), "Todo Sacbé", "El Pez Dorado" (2002), "Música de Cámara" (2003), "Trío" (2004), "Oinos" (2008).

Como productor:
"Nueva Música Mexicana", "Nueva Música Mexicana, Imágenes de Latinoamérica".

¿Con qué artistas trabajó?
Paul Anka, Susana Zabaleta y Armando Manzanero, Cecilia Toussaint, Alondra de La Parra, Panteón Rococó, Iraida Noriega, Ana Torroja.

¿Cuáles son sus piezas más famosas?
Su trabajo dentro del jazz es más conocido, pero como compositor de música de cámara o de orquesta, también cuenta con varias piezas que además de ser famosas, le valieron varios premios y reconocimientos por parte de la crítica especializada, tal es el caso de "Popol-Vuh" (su composición más famosa); “Hijo de la ciudad”, “Concierto para violoncello y orquesta #1”, “Danzas de la ciudad”, “Suite de las ciencias”, entre otras. 

Su Sitio en Internet:
Curiosidades:

-Eugenio tuvo 3 pianos a lo largo de su vida: El primero fue el heredó su familia de la bisabuela, y era un piano alemán muy viejo, que tenía candelabros y todo el rollo. El segundo fue un Yamaha vertical de tamaño pequeño, y antes de comprarlo, Eugenio fue al almacén donde los vendían y probó todos los pianos que tenían en existencia y decidió elegir ese por la sonoridad que producía al tocarlo. Posteriormente, ya cuando comenzó a irle mucho mejor como músico pudo comprar otro piano de la misma marca, pero ya de más 1/4 de cola, lo que para él representó todo un logro después de tantos años de no tocar ese instrumento.


-De no haber sido músico, Eugenio decía que hubiera sido pintor.


- El arte siempre estuvo presente en su vida, por eso en su disco "The Painters" ("Los Pintores"), hay un tema titulado Pablo Picasso, artísta plástico por el que tenía profunda admiración, al igual que Gaugin.


-Existe un libro biográfico de Eugenio que se titula: "Las Tangentes, el jazz y la academia", escrito por el autor: Antonio Malacara, quien tuvo como intención documentar la historia del jazz en México y reconoció que este talentoso compositor y productor es y será siempre una parte importante de ello.

-Fue conductor del programa "Suave Es La Noche".

-Él también publicó un libro que se llama: "Composiciones de Jazz" que contiene 50 partituras de las composiciones originales de este músico y que fueron interpretadas en su mayoría a lo largo de 25 años por el grupo "Sacbé".

- Otra de sus grandes pasiones era el vino, y su pasión por el mismo lo inspiró a que realizara una serie de "catas musicalizadas", y luego de impartirlas, surgió la idea para grabar el disco que combina la música y el vino, bajo el título de "Oinos".

- La pieza "Suite de Las Ciencias" fue una obra que le encomendó la Universidad Nacional Autónoma de México, con motivo de la inaguración del museo Universum.

- El poema sinfónico "Popol-Vuh" (que es hasta el momento su obra más famosa), ha sido interpretada por La Orquesta Nacional de Bélgica, La Orquesta Sinfónica Nacional de México, La Orquesta Filarmónica de la UNAM -entre otras-


- Eugenio también realizó música publicitaria para clientes como: Ford, Chrysler, General Motors, Nissan, Volkswagen, Barcadí y Compañía, Seagrams de México, Colgate-Palmolive, Procter & Gamble, Nestlé, Banco Serfín, Banorte, Scappino, Bimbo, Pond´s, Kellog´s, Garci Crespo, Tabacalera Mexicana, Minsa, Maseca, Aeroméxico, Secretaría de Turismo, Vidal Sazón, Comisión Federal de Electricidad, Telmex, Scotia Inverlat, entre otras marcas famosas.

- El arreglo sinfónico que hizo a "Cuatro Mambos" de Pérez Prado fue ejecutado frente a un público de 60 mil personas en el Zócalo de la Ciudad de México la noche de Año Nuevo 1999-2000 para la celebración del nuevo milenio. 


- Igualmente se ejecutó la "Suite Galáctica" en la Ciudad de Chichen Itzá en Yucatán para un programa transmitido a nivel mundial por televisión.

"Creo que cuando llegas a cierta edad adquieres una madurez que te permite ese relajamiento. Ahora ya no me interesa hacer un solo con un millón de notas o escribir una pieza con 635 cambios para que se note que hay un proceso compositivo realmente pensado. Ahora es más importante que la música le exprese algo al público, lo que sea, pero que le exprese algo, que se motive y se sienta a gusto".

Una vez más el espacio resulta insuficiente para tratar de resumir todos los logros que obtuvo a lo largo de su vida y carrera este magnífico músico y compositor. Desde la semana pasada, cuando me enteré de su fallecimiento, me quedé pensando mucho al respecto y sobre todo reflexionando en sin importar que seas una persona que tiene talento, cuando estás lleno de planes y tienes todavía mucho que ofrecer a quienes te rodean, eso no te excenta de que un día la vida te diga: "hasta aquí".


Es lamentable el deceso de Eugenio Toussaint, porque más allá de la herencia que deja en cuanto a música y arte; uno nunca llega a dimensionar: ¿por qué la vida decide a veces llevarse a las personas con más talento? (en el caso de los artistas), y también a todos aquellos que han hecho algo bueno en el mundo o para ayudar a los demás?...  Yo siempre digo que Dios no acostumbra dar explicaciones, porque aún si lo hiciera, en nuestra capacidad como humanos no seríamos capaces de entender, por eso la respuesta siempre va a ser un misterio.

Sobre Eugenio, quienes lo conocieron más allá de su trabajo como músico, dicen que era un tipo muy sencillo y con un excelente sentido del humor; y creo que con su fallecimiento, además de su legado como artista, para quienes somos personas comunes y corrientes nos deja una reflexión muy importante y que nos hace ver: ¿Qué cosa estamos haciendo en este momento con nuestro trabajo? ¿Cómo somos como personas?, y lo más importante: ¿Qué podrá ser lo que dirá la gente de cada uno de nosotros si mañana -por cualquier circunstancia- ya no estuviéramos más aquí?.... 
Esas son las preguntas que me han estado dando vueltas y vueltas en la cabeza desde el martes, a raíz de esta noticia que representó una gran pérdida para el mundo de la música... 


Ya para cerrar con este homenaje in-memoriam me pareció que tomando en cuenta que el trabajo de Eugenio Toussaint es más conocido dentro del ambiente jazzístico, es importante no demeritar todo lo que hizo en cuanto a música y orquestaciones sinfónicas y por eso elegí para finalizar una pieza que él escribió para el disco "Mi Alma Mexicana" y que es interpretado por la Orquesta Filarmónica de Las Américas, dirigida en forma magistral por Alondra de La Parra, una chava que también ha hecho un trabajo increíble , pero ya llegará la ocasión de hablar también de ella en este espacio dedicado a Los Lunes de Compositores.


Descanse en paz uno de los mejores compositores, pianistas y jazzistas que han existido en México.
Concierto para piano improvisado y orquestra - II. Largo (2006). / Álbum: "Mi Alma Mexicana" CD 2.

*************

"Yo el jazz no lo dejo, y aunque no dirijo tan frecuentemente como quisiera, ahora que me he dedicado mucho a la música clásica, sé que nunca dejaré el jazz".

Comentarios