Ir al contenido principal

Una Página que Me Sobró...


Sigo esperando aquí al Fauno... Todos los días regreso hasta este lugar para ver si lo veo, o si me encuentro al Cazador de Sueños.

Desde aquí todos los días imagino que puedo ser diferente, y puedo cambiar la rutina, para salir a buscar lo que no puedo hoy.

Tengo el alma llena de ternura, y en los bolsillos de los jeans, los sueños desplazaron el lugar que ocupan las monedas.

Tengo una vida completa y muchos planes para compartir, pero si colocara eso en el tablero de avisos clasificados, sé que eso no le importaría a nadie.

Tengo, tengo, tantas cosas, y me faltan unas cuantas también...

Nota: Este texto lo encontré en una página del diario que me sobró y la verdad no recuerdo ni cuando lo escribí.

Comentarios

Vane dijo…
Con la falta de valores, sentimientos sinceros, personas, amistad, y tantas otras cosas que hoy nadie sabe lo que significan, si vos pones un aviso muchos van a responder.

Nunca pusiste un aviso en este blog, si un hermoso texto sobre un libro, y alguien leyó y le interesó mucho los sentimientos de esa personita, de esto ya casi hace 4 años.

Te dejo un abrazote y no te olvides que te quiero mucho!
Martuchis dijo…
VANE:
Me acuerdo de una vez cuando tu me dijiste en tono de broma que ese post sobre el libro de Soraya había sido un anzuelo para atrapar amiguis de Uruguay... Y pues bueno, el aviso clasificado lo traigo pegado en el alma y visible siempre, pero hasta ahora nadie se ha quedado con intención de ocupar la vacante para siempre... Yo no sé si eso suceda, sólo sé que es valioso lo que tengo y aunque pocas personas lo conozcan, me agrada ser como soy (con todo y mis defectos)

Gracias por el abrazo -se extrañaba eso en tus comentarios- y tu no te olvides de que ¡yo te adoro a ti!