Ir al contenido principal

"Conversaciones".


Inicio de semana otra vez y hoy aquí debería haber un escrito que hablara sobre música y canciones; pero no sé... Tenía ganas de hacer algo diferente, como esas veces, cuando en un día normal de entre semana, despiertas y al salir a la calle de repente tienes el impulso de marcharte a otro lado, para escaparte y pasar todo un día haciendo algo distinto: Tal vez caminar por el parque, conducir en el auto hasta donde dé la gasolina, irte a desayunar al mirador de la ciudad... Etc, etc... En pocas palabras hacer lo primero que se te ocurra y te nazca del alma hacer... Así, exactamente, definiría yo al primer post de esta penúltima semana de Diciembre.

Para mi es muy curioso, porque a veces me pasa, (sobre todo en las madrugadas cuando recién despierto, o en el momento antes de dormir), que de repente me llegan "flachazos" de recuerdos o de cosas que he vivido o me tocó presenciar alguna vez de forma indirecta; y que en ese instante me hacen reflexionar o ver las cosas de otro modo. Otras veces, esa serie de imágenes me hacen sonreír o revivir un instante divertido; suspirar si se trata de un sueño; o la memoria de algo que ahora forme parte de mi historia, y mucho de todo eso, a veces gira en torno a "Las Conversaciones".

En esta etapa reciente de mi vida, algo que disfruto mucho cada mañana de camino al trabajo, (y también, por las tardes de regreso); es la cantidad de historias y personajes que se pueden encontrar en un sólo día en la calle. A bordo de los camiones de transporte colectivo, es impresionante descubrir como personas que no conoces y con las que tal vez nunca vuelvas a encontrarte; pueden hacerte reflexionar con tan sólo ir hablando entre ellas; pues en esos lugares es donde mucha de la magia que gira en torno al diálogo entre dos personas, cobra sentido.

Hace pocos días regresé a casa con todo eso; y me fui a dormir pensando en que he acumulado tantas cosas padres y algunas otras reflexivas a través de las conversaciones; que sería bueno intentar atrapar un poco de eso aquí.

Así como hace algunos años hice una clasificación de las páginas en colores, dependiendo de los pensamientos y las emociones que los maticen; me gustaría de cuando en cuando; venir al final del día, para plasmar fragmentos de esas Conversaciones y que ojalá, tanto a ustedes como a mi, además de distraernos, nos aporten algo.

No se cada cuando será eso, pero quienes sigan visitando este espacio se darán cuenta porque desde el título dirá que se trata de una conversación; pero lo padre es que no será un simple diálogo entre dos o más personas; podrá ser una conversación imaginaria, una charla pasada extraída de algún recuerdo hermoso; algo que yo haya captado a través de alguien más, algún diálogo de una película o de un libro; y con mucha suerte hasta una de esas Conversaciones que dicen tanto sin precisar siquiera de palabras... 

No sé que les parezca esta idea, si les agrade lanzarse a averiguar conmigo para ver que descubrimos juntos; pero por lo pronto, hoy iniciamos la semana de una manera distinta, soñando despiertos, con los pies bien puestos en la realidad y pues aquí está la primera conversación:

Conversaciones de La Memoria

- ¿Y tú cuántos años tienes?
- (La niña levanta la mano y muestra los cinco deditos para indicar que esa es su edad) ¿Y tú?.
- Muchos más que tú...
- Mhhh... ¿Cuántos? ¿Diez?
-  No. Más.
- ¿Maaasss? ¿Cómo cuántos?
- 15
- Entonces mi abuelo ya es muy grande...
- ¿Sí? ¿Por qué piensas eso?
- Porque cuando cumples muchos números ya te haces viejito...

(Esta conversación me tocó escucharla hace como tres años, entre mi sobrina más grande y la hija de un primo que siempre te responde como si ya fuera una persona adulta).

Comentarios

Vane dijo…
A veces los niños hablan como adultos aunque por experiencia o no es bueno, pero también este tipo de diálogos entre mí Alfonsina y Valentino hacen ver las cosas de otra manera.

Buen Lunes!
majana dijo…
Que interesante es recordar conversaciones que te marcan de una forma u otra, sea una conversación amistosa, triste o como dices hasta imaginaria o que se yo, siempre ahí estarán en tu memoria, te arrancarán un sonrisa o bien te harán llorar, es parte de uno, te hace darte cuenta de que el tiempo pasa, y sin embargo, muchas veces recuerdas una conversación de hace años como si hubiera sido de ayer.

Que padre Martha!! me gusto mucho este post, me acorde al menos hoy de algunas conversaciones bastante agradables.

Saluditos!!! buen inicio de semana!
aveces ocurre que de las conversaciones con los niños...se sacan grandes reflexiones y verdades de la vida...
porque ellos la miran asi...con ojos sencillos...

un abrazo martuchis...
:-)
Ericarol dijo…
jajajajajaja! que linda, que sabia...

un abrazo!!
IVRA dijo…
Es curioso, ayer justamente pase un largo rato con mi sobrinita de 6años y entre la platica me decia muy convencida "tú gato es torpe y Pelusa (su perrita) es lista", le pregunte porque decia eso y me respondio "porque tu gato es hombre y los hombres son torpes y no piensan", la verdad me asombro mucho que me respondiera esto así que le pregunte que porque pensaba así y me respondio "por experiencia, los niños de mi salón son torpes".
Aun sigo sorprendida de su respuesta.
Victoria dijo…
sere fan de esta nueva seccion!
conversaciones
yo tan chismosa!