Ir al contenido principal

Corazones II.


Una madrugada imaginé, que tenía en medio del pecho, una puertita que abría y cerraba; que el corazón se podía sacar para limpiarse, para que le diera el aire y se despejara cuando se sintiera cansado.

También que pudiera llegar un día alguien, para tomarlo entre sus manos y darle calor cuando tuviera frío, para protegerlo cuando sintiera miedo, para darle un beso, tocarlo muy despacito y con ternura, después de sentirse feliz por verlo latir.

Me imaginé  perfecto lo que se sentirá tocar uno que no es el mío, y tenerlo entre las manos... Tal vez al tacto sea demasiado liso o puede ser muy terso. Verlo inflarse y desinflarse entre tus manos, tal vez sería como experimentar la misma emoción que tiene un niño, cuando una rana viva que ha atrapado, respira y se le quiere escapar de entre los dedos... Quizá se sentirá tibio y será esa misma calidez lo que te inspire a amarlo o quererlo proteger.

Si eso fuera posible, habría muchas personas allá afuera cuidando corazones con sus manos. En los parques, veríamos en los días de verano a tanta gente con la puertita de su pecho abierto, y el corazón muy adornado. Los artistas ambulantes se dedicarían a pintar con sus mejores pinceles y los colores más bonitos, su propio corazón o el de ese alguien a quien más quieren; y aunque contemplar todo eso sería algo muy hermoso, yo sentiría especial predilección por aquellos corazones que lucieran tal cual son.

Alguien que no sé si exista, tomaría el mío por las noches para cuidarlo mientras duermo. Yo se lo confiaría sin miedo a que se lo llevara. Al contrario, lo pondría entre sus manos sin dudar y con los ojos cerrados, dejaría que lo usara como si fuera el suyo, porque estoy segura que cuando eso sucediera se haría más grande y menos vulnerable.

Cuando terminé de soñar despierta, la imaginación me contó el inicio de la historia de La Fábrica de Los Corazones Rotos... Tal vez un día vuelva para contarla... Por lo pronto, me voy a dormir, y aunque en mi pecho no existe ninguna puerta y a mi corazón no puedo sacarlo, de madrugada es más libre y por ahora lo envuelvo yo sola, pues a pesar de que hasta ahora no tenga ninguna etiqueta con un nombre impreso que indique que le pertenece a alguien; seguirá latiendo por el mismo, lleno de ternura, sueños e infinito amor.

¿Qué se sentirá tener corazón de verdad entre las manos?

Comentarios

synnove dijo…
Supongo que los que tienen los corazones en las manos son los cirujanos!! pero es demasiado literal.
Tener el corazón de alguien en tus manos de manera mas figurada debe ser bonito, pero angustioso por tener miedo ha hacerle daño...
Vane dijo…
Yo creo que todos tenemos, o tuvimos el corazón roto, para sanarse y tal vez volverse a romper, porque sino no estaríamos vivos, si sólo tuviéramos un corazón sin heridas no sabríamos darle sentido a las cosas verdaderamente importantes, yo prefiero un corazón con cicatrices a un corazón intacto y por ende frío.

En el post decís que tu corazón no tiene ninguna etiqueta, el mío si, porque mi corazón se moriría sin las etiquetas de los amores de mi vida –así llamo yo a mi pequeño entorno-, esta todo, todo pintado con esos nombres, nombres especiales que han hecho de mi lo que soy hoy, y me lo curan cuando se lastima, están pendientes con sus parchecitos por si se vuelve a caer, romper, o raspar, esas etiquetas me hacen levantar cada día y agradecer por tener el corazón tapizado con los nombres de seres tan especiales y maravillosos.

Sólo me queda decir una cosa: ¡a latir corazones que la vida es maravillosa!!!
Claudia Monica dijo…
Yo solo se que tu tienes un corazonsote que no te cabe en el pecho!!!!!!

Segurisima estoy de eso y me siento afortunada que seas mi amiga y que quieras tanto a mi querubis xq se que estamos dentro de ese corazonsote.

Por cierto, querubis y yo te tenemos un regalito ok?
Mr. fuser dijo…
que entrañable me resulto ahora tu post ;), como si hiciera mia la historia de un corazon que fue tomado entre las manos y con amor fue acobijado entre la tersa noche.

Pienso que lo mas parecido a tener un corazon entre las manos es tener la vida de alguien en tus manos, y tambien seria muy aburrida la vida si pudieramos ver quien es nuestra personita que cuidara de el, no le pone ese sabor de prueba, error y acierto en nuestra vida.

cuidate y cuidate tu corazon, que si llega a tener una "puertita" te lo roban de seguro porque vale ORO!!

un beso y abrazo navideño ñ_ñ
Martuchis dijo…
SYNN:
Efectivamente, las únicas personas que tienen la posibilidad de hacer eso son los médicos, pero en mi blog creo que algo que he hecho últimamente es escribir sobre cosas que no pueden ser posibles y si lo fueran, imaginarme como sería, en este caso fue la idea de tratar de imaginar como se sentiría tener un corazón en las manos y yo creo que ese miedo de hacerle daño a alguien siempre es latente, todos nos equivocamos, y siempre -aunque a veces no sea suficiente- hay que saber como pedir perdón o tratar de reparar ese daño que le pudiste ocasionar al corazón de alguien que quieres.
Martuchis dijo…
VANE:
Yo también prefiero mil veces tener el corazón así. Mi corazón no está triste, está lleno también de muchas cosas padres, momentos, emociones, sentimientos, es nada más que le falta esa parte tan importante para todo ser humano y que creo en los últimos años me he dado cuenta, para mi va a ser algo distinto.
El post estaba enfocado a imaginar como se sentiría si el corazón se pudiera tocar y se pudieran ver los de las demás personas y en mi caso personal, cuando escribí este post, fue como tener el mío en las manos y decirle a Dios: "Aquí está, tú sabes mejor que nadie lo que hay adentro de él, el amor, las dudas, los sentimientos", y le agradecí porque gracias a que mi corazón es así tan frágil puedo ver muchas cosas que de otra forma no vería y le prometí que así tal y como es, aunque no sea un corazón en específico para alguien, me permita seguir regalando todo lo bueno que tiene dentro a quienes encuentre en mi camino y por quienes me toque compartir un tiempo en su vida.

Por otro lado, yo también pienso que es siempre necesario saber como intentar reparar el daño que le haces a alguien o saber pedir perdón. Aunque no sea suficiente, en el fondo de tu corazón siempre vas a saber que no haces daño a propósito y eso es lo que te diferencía de ser una mala persona.

Gracias por pasar como siempre.
Martuchis dijo…
CLAUDIA:
Gracias por pensar eso de mi, pero sabes bien que tengo más defectos que un corazón grande y es lo que me ha llevado muchas veces a regarla bien gacho con personas a las que adoro, pero en fin...

Y pues si, sabes que tu y Melissa son de las personas que forman parte de mi muy reducido círculo de personas queridas.

No se que sea, pero gracias de antemano por el regalitz.

MR. FUSER:
Gracias por pasar nuevamente y pues si, creo que si tienes razón en eso de que tener el corazón de alguien sería como tener su vida en tus propias manos, pero no para adueñarte de eso, sino para juntarlo con tu corazón y partiendo de ahí construir cosas juntos, y no todas las personas tienen la fortuna de tener eso.

Los que no, es porque por algo es así -eso pienso- y lo único que puedes hacer en ese caso es irlo llenando con lo que vas acumulando en el camino y te regalan las personas que te quieren tal y como eres, con lo que Dios te va poniendo en el camino, para así poder dar también lo poquito o mucho que tu tienes y decir como esa vez que tu escribiste algo que me gustó mucho: Mi corazón se reeinventa cada día... Me gustó mucho eso porque es como decir que cada día tienes esperanza, y estás abierto a lo que cada día que vives te puede regalar... Y así es, todos los días la vida te regala algo nuevo, es nada más cuestión de ponerte bien atento para saber en que momento y donde está.

Gracias por tu comentario.
Claudia Monica dijo…
Pues podras tener todos los defectos que quieras pero yo quiero y valoro a la Marthita con la que hablo todos los dias , q me hace reir.

Como quiera que sea, yo asi te quiero y la querubis tambien.

Todos nos equivocamos en dado momento pero tampoco te lo recuerdes cada rato. Cada quien sabra valorar o no tu persona y punto. Solo tu sabes lo que vales.

TE queremos marthita, te queremos!!
Martuchis dijo…
CLAU:
No pos gracias por pensar eso de mi, y pues aunque no siempre platicamos -como antes- yo también valoro tu "amistá" y que me tengas en ese concepto... Ves que estoy tan "sensitive" y me haces llorar.

¡Gracias!