Ir al contenido principal

50 Días (Día 16).

Hoy fue un día perfecto... Desde en la mañana desperté con el corazón lleno de esperanza, hubo ausencia de relojes recordando a cada instante el paso del tiempo; a media mañana en radio una entrevista padrísima (obvio hecha por Fernanda Familiar), un libro hermoooooooso que alguien me regaló a la distancia, mucha música para escuchar y también que compartí; y desde ayer enfrascada por completo en esa historia con personajes del pasado, de la que hace tanto tiempo no les hablo y me fascina escribir (espero de corazón poder transmitirle a quien la lea también todo eso).

Este día también marcó una vez más el comienzo de la primavera y quizá lo único que ensombreció todas mis horas ideales fue mi eterna preocupación por alguien que es demasiado importante para mi. Pero sólo fue un momento; y me gustaría pensar que durante el ratito del día en que hubo risas y la poquita convivencia hayan fabricado un buen día no sólo para mi...

Ha llegado ya la medianoche y yo sigo escribiendo... A veces quisiera que los días pudieran ser mucho más largos y aunque ahorita de modo inevitable me tengo que ir sin tener muchas gana de hacerlo; este día termina con la posibilidad de intentar alcanzar un sueño que no es del todo mío.... ¿y si Dios dijera sí? ¿qué sería lo que pasaría?... Siento nervios padres nada más de imaginarlo... Porfa, porfa... Necesitamos mucha suerte.

Mhhh... Pensándolo bien, creo que regreso mañana, en este instante tengo que ir a hablar muy seriamente con ÉL.

Gracias por este día, por llenarme tanto el alma y de modo tan simple, por la posibilidad de haber podido respirar una vez más y por estas infinitas ganas de escribir.

¡Hasta Mañana!

Comentarios

Vane dijo…
Ojalá que ese "si" no llegue demasiado tarde.

Gracias por todo!