Ir al contenido principal

"Cómo Curar un Corazón Roto"


La primera vez que escuché hablar de Gaby Pérez Islas fue en el programa de radio de Martha Debayle. Ese día en el programa iban a abordar el tema que lleva el mismo título del libro y el programa fue tan enriquecedor, que además de haberme hecho pensar en que si yo hubiera sabido todo eso unos años antes me habría ahorrado una etapa muy difícil, hizo que me mantuviera atenta al programa en los siguientes días para ver si ella volvía a salir.

Todos los especialistas que son invitados en el programa de Martha, son ya bastante conocidos, porque además son muy buenos. Gaby, podría decirse que es una de las más nuevas, y según yo aunque si estuvo en uno o dos programas más, no volvió a aparecer tan seguido como otros especialistas, hasta el mes de agosto en que estuvo como invitada y abordó el tema de "El Equipaje de Vida" y ese día me inspiró tanto lo que dijo, que luego de escuchar ese programa escribí un post que ustedes ya leyeron aquí y que se tituló: "La Maleta del Último Viaje".

Me acuerdo perfecto que eso fue el jueves 30 de agosto y fue muy significativo porque ese mismo día perdí mi trabajo. Yo estaba tan triste que al siguiente día, como una manera de regalarme yo misma una "alegría" y auto compensarme por estar culminando -tal vez no de la mejor manera- con una etapa de bastante presión y exceso de trabajo; a pesar de que yo sabía que no iba a tener dinero durante un buen tiempo, me salí por la tarde a recorrer las librerías en la búsqueda específica de 2 libros; uno de ellos era: "Cómo Curar Un Corazón Roto".

Fue una noche especial, porque había una luna hermosa en el cielo, y tras recorrer prácticamente todas las librerías de la ciudad, me alcanzó la oscuridad en el camino y de los dos libros que yo quería comprar, sólo encontré el de Gaby en la última librería a la que fui, y era el último ejemplar que quedaba en esa tienda.

Ustedes saben que me encanta contar la forma en como los libros que en apariencia nosotros buscamos, son en realidad ellos quienes llegan a nuestras vidas, y eso fue lo que pasó con esta obra escrita por Gaby Pérez Islas quien además de tener una Licenciatura en Literatura Latinoamericana, ha realizado estudios a nivel maestría en Tanatología, Logoterapia, Codependencia y Familia, además tiene toda la experiencia sobre el tema porque su trabajo se relaciona directamente con la atención a enfermos terminales.

Creo que más allá de los diplomas y estudios que ella pueda tener, lo importante aquí es que Gaby logró con este libro un manual de verdadera ayuda para cualquier persona que esté atravesando por un proceso de duelo de cualquier tipo.

En cada uno de los capítulos aborda desde como preparar a los niños para este tipo de cosas, el sentimiento de pérdida por un trabajo, un divorcio, una mascota, hasta cosas más complejas y dolorosas como perder a una pareja, un padre, un abuelo, a un esposo o esposa o cualquier otro familiar muy cercano, ya sea por cuestiones de un accidente o peor aún: alguna enfermedad terminal.

Me gustó mucho el libro, porque más allá de perderse en tecnicismos o explicaciones científicas de como funciona el cerebro y cosas de esas que por lo regular se tocan en los libros de este tipo y de una manera muy fría, Gaby logró hacer algo diferente, ya que aborda cada uno de estos temas de una manera muy humana y cálida, resaltando siempre el profundo respeto por la vida, y lo combina con testimonios de algunas de las personas que ella ha apoyado en sus sesiones de consultoría en los que comparte de que manera los ayudó.

La verdad que es un gran, gran libro, contiene unas frases hermosas y entrañables que te tocan y te confortan por dentro, y pues para no hacer esto más largo creo que fue muy significativo haberlo encontrado y "devorado" en muy pocos días, puesto que tenía tantas ganas de leerlo, y justo vino a ser esto en una etapa en que a mi me toca pasar por una etapa muy importante de "desprendimiento", y además un cambio en todos los sentidos en todo lo que hasta ahora había sido parte de mi vida.

"Cómo Curar un Corazón Roto", es una caricia en el alma, ese abrazo fuerte que tantas veces a muchos de nosotros le hace tanta falta al final del día, es ese parchecito en el corazón para quien de verdad lo necesite y para quien no, un recordatorio de que nada es eterno en esta vida, y precisamente por eso se debe valorar cada  instante que la vida nos ponga entre las manos.

Para finalizar dejo uno de los testimonios que se incluyen en el libro y que fue uno de los que más me impactó.

¡Buen Inicio de Semana!
::::::::::
Gaby Pérez Islas, autora del libro.

"La Historia de Luz"

Tengo 65 años y dicen que voy a morir. Eso yo ya lo sabía, pero es genial con qué aplomo lo expresa el médico, como si fuera él quien sintiera estos dolores, quien se descubriera cada mañana con menos energía y con más ganas de volver a dormir.

Yo le pido a Dios que ya se acuerde de mi. Yo ya estoy lista, pero mis hijos no. Por ellos he aguantado tanto, por ellos intenté quimioterapia tras quimioterapia cuando algo dentro de mi decía que, lejos de mejorar, esto me estaba mermando fuerzas.

Pienso claro, eso sí, y por ello decidí dejar mis disposiciones finales. Nadie quiere hablar de eso conmigo, en cuanto me pongo seria todos salen corriendo o quieren que me duerma y no gaste fuerzas. ¿para qué las guardo?, me pregunto yo.

Ya estuve triste, ya estuve enojada, ahora sólo estoy cansada esperando que todo esto tenga un sentido.

Dudas tengo muchas, unas me las permito y otras no, porque van en contra de todo lo que me enseñaron mis propios padres y además no me conviene asegurar ahora si son verdad o mentira.

Ya no quiero comer y, aunque tengo mucha sed, casi no me pasa el agua. Es un proceso, dicen los expertos; un desastre, pienso yo.

Quiero ser recordada como alguien que amó la vida y se quedó por curiosa tal vez, para ver que se me deparaba hasta el último día. Los quiero mucho a todos.

"Cómo Curar Un Corazón Roto"
Gaby Pérez Islas
Ed. Diana

"En lugar de cuestionarnos siempre: ¿por qué a mi?, debemos preguntarnos: "¿y por qué a mi no habría de pasarme?, no hay inmunidades o excepciones, todos somos vulnerables y mortales, sin importar la condición económica, puesto de poder, influencias o resistencia a que esto ocurra".
-Gaby Pérez Islas-

Comentarios

Hokabet koquiu dijo…
excelente
Elbert Valentin dijo…
"La historia de Luz" me dejó pensando... precisamente, esta semana, nos pidieron en la escuela que escribiéramos en 10 lineas cómo nos gustaría ser recordados después de nuestra muerte jeje

El libro parece muy interesante, lo buscaré.

Saludos, Martuchis.

Peace&Love :)
Vane dijo…
Muy bueno, la verdad que desde el título ya te dan ganas de leerlo, y ya te sentís identificado.

Me impactó lo de la señora, yo creo que las personas que están enfermas se dan cuenta hasta donde pueden llegar, y ya cuando quieren descansar, es todo un proceso muy duro.

Me interesa mucho el libro.
alex dijo…
tiene un par de días que mi mamá murio. ella murio de cáncer.
y al igual que Luz, nos pidió que la dejaramos morir tranquila. Al parecer ya sabía que su muerte se acercaba, porque no quiso estar hospitalizada, quiso morir en casa.Con sus hijos. Murió como siempre quiso, estar dormida y no despertar.
Anónimo dijo…
Es un libro hermoso! llego a mi vida cuando más lo necesitaba, ya habia escuchado a Gaby Pérez Islas en el programa de Martha, siempre quise comprar el día, pero ese día nunca llegaba. Después de pasar por momentos muy dolorosos por fin llego a mi el libro, desde el principio no deje de llorar dandome cuenta de tanto, tratando de sanar y comprender, hoy lo atesoro inmensamente