Ir al contenido principal

"Nariz de Chocolate"


... Había una vez una niña que pensaba que todos los perros del mundo tenían la nariz de chocolate... Siempre quiso comprobarlo, pero jamás lo hizo por temor...

El encanto acabó cuando tenía como 6 años, un día en que jugando afuera de casa vio un perro de color blanco con la nariz demasiado roja...

Como en todos los cuentos, el tiempo pasa, pero la magia no se evaporó del todo y algo de esa niña logró salvarse de esa marcha implacable, al esconderse dentro de un "disfraz de grande"... Ese del que de cuando en cuando sale para asomarse a ver el mundo con ojos llenos de curiosidad y que en el presente, propician que la mujer que es por fuera, este más que convencida de que el contacto más cercano con una naricita oscura y fría, es más dulce que el cacao, puesto que materializa una de las muestras más sinceras de amor genuino e incondicional...  

Es verdad, los perros, no tienen nariz de chocolate, pero es evidente, son ángeles terrenales metidos en un empaque peludo con colita y patas... 

"Roque"...

Seguro... Quien lleva en su alma la fascinación por las cosas más simples nunca crecerá del todo y podrá encontrar la magia donde nadie más cree, ni tampoco puede ver...

Comentarios

majana dijo…
Y los que la tienen rosa son de fresita, jeje. :)

Me encantó Martitha, muy lindo! perruchos hermosos!