miércoles, mayo 18, 2016

16 Años de: Que Tal Fernanda


La semana pasada el programa de radio de Fernanda Familiar cumplió 16 años al aire. Por una cosa o por otra no había tenido tiempo de hablar al respecto, pero el día que me enteré, lo primero que vino a mi mente fue aquella madrugada en que un poco aburrida de escuchar la misma música de siempre, prendí mi grabadora para ver que encontraba en la radio antigua y convencional.

Así fue como descubrí su programa. Lo recuerdo tal y como si hubiese sido ayer, pues a partir de ahí muchas madrugadas se volvieron especiales escuchando a tanta gente tras el micrófono hablar de temas tan interesantes. En ese entonces mi trabajo me permitía escucharla prácticamente a diario y en ese entonces escucharla era mi regalo diario... Mi momento mágico, el espacio y el tiempo que destinaba tan sólo para mi.

Si por alguna razón me perdía el programa, mis madrugadas se volvían todavía más especiales escuchando la retransmisión.

De esos 16 años, yo creo que yo la habré escuchado unos 6 ó 7. En la actualidad ya no lo escucho, porque por cuestión de trabajo es prácticamente ya imposible y aunque ella tiene su sitio oficial, desde que yo empecé a seguir cada una de sus transmisiones radiales, nunca fue costumbre de su producción subir podcast, y así fue como el tiempo se fue pasando y esa hermosa rutina de encender la radio se fue empolvando hasta quedar en el olvido.

Muchos post que en el pasado quedaron plasmados aquí, no fueron nada más que reflejo de muchos de los temas que ya fuera de día o de madrugada a mi me llenaban el alma. De hecho la sección de "Reflexiones de la Radio" surgió de escuchar todos esos programas y en la actualidad se ha enriquecido con otros programas de radio que fui descubriendo en el camino.

Desde niña me gusta la radio hablada, de hecho fue una de las dos principales razones que propició que yo estudiara comunicación, pues disfruto mucho de esa compañía que te ofrece una voz, llevándote de la mano de la imaginación a conocer lugares en los que nunca has estado, o que a su vez te cuenta historias llenas de reflexión y aprendizaje.

Hará apenas muy pocos meses volví a escuchar el programa, y me encontré con muchos cambios que ya ni me hicieron sentir tanta calidez al micrófono. Ese día, creo que por cuestión de algo relacionado con la escuela de sus hijos, Fernanda no estaba, pero aunque era Lucero Solórzano quien estaba entrevistando a uno de los invitados de ese día y como antecedente diré que es ella la titular de La Imagen del Cine (una de las mejores secciones de cine que he conocido en toda mi vida);  el cambio fue tan evidente que estuve tan sólo unos minutos escuchando el programa.

A pesar de eso, mi admiración hacia Fernanda se mantiene intacta en todo este tiempo, a mi juicio, sigue siendo una de las pocas periodistas en México que sabe entrevistar de una manera tan cálida y profesional. Considero que eso es un Don, puesto que no cualquier persona tiene la capacidad de que teniendo a algún personaje o especialista frente a un micrófono de radio, eso desaparezca y la entrevista se convierta en charla... Eso es lo que me encanta de ella y a pesar de que ya no la escucho (y eso que le he dejado un montón de comentarios en distintas ocasiones casi rogándole que suba podcast), me dio gusto saber que se ha mantenido tantos años al aire, regalándome a mi y también a millones de personas tanto aprendizaje, magia y reflexión a través de su voz.

Mucha gente la critica, pero creo que ha sido de las pocas periodistas que se ha atrevido a señalar cosas y al mismo tiempo a aceptar abiertamente frente al micrófono que tiene miedo, porque es madre de familia también. Eso es muy humano y muy válido, tema evidentemente no para el día de hoy.

Fernanda siempre al final de sus entrevistas pregunta: ¿Con qué te quedas de esta plática?, y al pensar en ese cuestionamiento lo primero que resuena en mi cabeza es una frase que infinidad de veces le he escuchado decir a ella (entre tantas otras que ha mencionado a lo largo de estos años); pero esta en particular, de alguna manera se convirtió en una especie de "mantra" personal en tiempos adversos.

Eso es con lo que me quedo yo. Gracias Fernanda por todos estos años de magia y reflexiones en la radio.

"Cuando tocas fondo es obligación de uno mismo agarrarte de las greñas y sacarse uno mismo adelante si no hay nadie que te levante".

-Fernanda Familiar-

No hay comentarios.: