Ir al contenido principal

50 Días (Día 21).


Y sigo registrando los atardeceres que son como acuarelas. A veces pienso, cuando ya han pasado varios días, que voy recordándolos como si fueran postales o fotografías adentro de un álbum y que me muestran todos los días un rostro distinto del cielo.

El de hoy era muy bonito, de un color durazno tan claro que hasta dolían un poco los ojos al estarlo viendo, por ser demasiado luminoso. Yo iba caminando, y todo: las calles, los autos, las casas, e incluso hasta mi piel se veían iluminadas por ese color.

A veces pienso que tendría más valor si pudiera compartírles las imágenes de las cosas que voy viendo, pero creo que ni en una imagen impresa en papel fotográfico o en un archivo comprimido, se vería como lo veo yo.

En este último día de la semana en mis manos tuve tierra fértil, cerca de la hora de la comida fue con sabor a chocolate; casi al finalizar la jornada un pequeño ángel de ojos y sonrisa hermosa me visitó en la oficina, mientras que de regreso a casa y por primera vez, vi en la calle un leopardo muy de cerca (eso fue muy impresionante).

Aunque todo esto hizo que fuera un día bueno, lo que en realidad quiero agradecer hoy, es el hecho de haber recibido una señal de que las oraciones tarde o temprano si son escuchadas.

Hoy fue un día en que una buena noticia cayó como una bendición y un recordatorio de que ÉL siempre está ahí, y también de que nada es más valioso que la vida y el amor que sentimos hacia quienes en nuestro corazón ocupan un lugar muy importante.

Me hizo muy feliz sentir y saber eso... Hoy ningún problema o tristeza fue más grande... En este día tan sólo contó la esperanza y la fe...

Gracias por permitirme terminar otra semana, y gracias también por otro día más.

¡Hasta Mañana! 

Comentarios

Vane dijo…
Las buenas y grandes noticias, las oraciones escuchadas, la fe que no se pierde valen más que cualquier día gris, justamente porque gracias a ellas mañana puede ser un mejor día que este.

Buen inicio de semana, yo me anoto para jugar en la semana del niño.

Buen inicio de semana.
M a r u dijo…
A mi tambien me encdantan esos atardeceres color durazno que nos regala Dios. Saludos Martitha,buen inicio de semana para ti.
saludotes y te mando un chocolatotoe del tamaño de mi corazon. adiosss