Ir al contenido principal

El arte a gran escala de Ron Mueck.

La escultura es una de las expresiones más interesantes del arte... ¿pero qué pasa cuándo alguien la realiza a "Gran Escala"?... En esta mitad de semana ustedes y yo haremos un recorrido en imágenes, a través de la obra de un artista australiano que "moldea" la realidad a ¡lo grande!

Ron Mueck es el nombre de este talentoso escultor originario de Melbourne, Australia. Su carrera comenzó como diseñador de marionetas infantiles, pero su talento lo llevó a crear figuras en animatronics para algunas películas; pero se volvió tan experto en el manejo de materiales como la fibra de poluiretano, y perfeccionó a tal grado la técnica para manejar escalas grandes y pequeñas, que de "muñequero" pasó a convertirse no sólo en un gran artista, sino en una referencia obligada del hiperrealismo.

Bajo la filosofía de que "no existe gente bella"; Ron Mueck obtuvo la atención de la prensa internacional por primera vez, cuando en 1997 exhibió la escultura "Dead Dad" (padre muerto), una escultura muy impresionante que fue única no sólo porque en ella utilizó su propio cabello, sino porque además estaba inspirada en la figura de su propio padre ya fallecido; y que formó parte de la exposición: "Sensation".


Sin ningún tipo de formación profesional, todas las obras de Ron son elaboradas a base de silicón, arcilla, fibra y yeso; materiales con los que reproduce con gran fidelidad las expresiones y detalles del cuerpo humano, que al ser trabajadas en escalas muy diferentes a las reales, producen un fuerte impacto visual, emocional y psicológico en quienes observan su obra; por la misma condición de que rompe con todos los esquemas de la estética.




En general, la mayoría de la gente siente una especial atracción por el hiperrrealismo, pero si a esto le sumamos el hecho de que los humanos, ponemos más atención en las cosas que o son muy grandes o muy pequeñas; encontraremos en la obra de este artista, todo un cúmulo de sensaciones que no serán indiferentes para nadie.


Cuando alguien le pregunta: ¿Cuál es su relación con las esculturas y si las ve como seres vivos o maniquíes?, él responde: "No pienso en ellas como maniquies. Por un lado, trato de crear una presencia creíble, y por otra parte, tienen que funcionar como objetos. No son seres vivos, aunque es agradable pararse frente a ellas y no estar seguro de si lo son o no. Pero últimamente son objetos de fibra de vidrio que puedes levantar y llevar. Si funcionan como objetos divertidos, soy feliz. Al mismo tiempo, no estaría satisfecho si tuviesen alguna especie de presencia que te hiciera pensar que son algo más que sólo objetos".


Sus exposiciones suelen despertar tanto críticas como aplausos, y en lo personal pienso que tal vez su éxito radica en que Ron Mueck realiza a tal extremo una exhibición del cuerpo humano, tal cual es, sin adornos y sin esa obstinada intención de perfección que siempre acompaña a las formas estéticas que destacan en el arte.

El Hiperrealismo es un movimiento pictórico que surgió durante la segunda mitad del siglo XX y que se caracteriza porque pone como centro de atención la realidad. Casi siempre cualquier expresión de arte que pertenezca a esta corriente, se destaca porque hace un análisis muy minucioso y demasiado notorio de los más mínimos detalles, y los magnifica para hacerlos evidentes a los ojos del espectador. El chiste es que intenta reproducir las cosas con más meticulosidad que la fotografía y aunque originalmente es una tendencia que es propia de la pintura, es aplicable también a la escultura (como en este caso) y a las historietas.

A mi lo que me llama la atención de su obra es que todas sus esculturas lucen no como modelos, sino como personas reales. La complejidad y detalle en las expresiones de los rostros; algunos reflejan dolor, otros cansancio, ¡vaya emociones reales!, que amplificadas a ese grado, hacen del trabajo de este artista algo muy original.

Algunas piezas de su colección, para ser franca a mi no me gustan; pero no por eso dejo de reconocer que es impresionante su trabajo y por esa razón en esta mitad de semana, mejor en lugar de tirar más rollo, les dejo unas cuantas fotos que demuestran por si mismas, la razón que justifica que su trabajo se convierta en arte "a gran escala".

"Nunca hice figuras de tamaño natural, porque nunca me pareció interesante. Nos encontramos con personas de ese tamaño todos los días".
-Ron Mueck-

Comentarios

Hola!!!

O_____O

esta bien sorprendente pero hay unas que se ven feas, bueno a mi no me gustaron mucho como la de la mama y su hijillo y el bebe como recien nacido asi todo arrugado >o<

Sale me retiro, cuidate muchote

byE
Vane dijo…
Que impresionante! la verdad a mí me provocó un impacto visual. Este tipo de arte te lleva a los extremos, o lo admiras completamente o no te gusta, es raro.

Aunque a él le preocupe que alguien pueda pensar que son algo más que objetos, para mí tienen vida, me deja esa sensación por eso la impresión también.

La verdad que me dio una sensación rara pero está bueno lo que hace.
Victoria dijo…
yo ya conocia el trabajo de este hombre y es ESPECTACULAR! el detalle a gran escala es quiza mucho mas dificil que cuando se trabaja con pincel de un pelo
me lo parece a mi...
excelente post!
Anónimo dijo…
excelente obra de arte, para las personas que saben de arte nos deja una vez mas impresionados y ave de estinfalo pff chica por ESO es HIPEREALISMO
Anónimo dijo…
Tan solo una pequeña corrección, el niño durmiendo con su amscota en la cama no es de Ron Mueck sino de Patricia Piccinini.