Ir al contenido principal

Robándome Palabras...


Mi plan era hablar y publicar algún fragmento de este libro hasta dentro de unos días, pero Odin Dupeyron, (el autor que lo escribió), ayer me hizo reír de camino al trabajo, y hoy, me derritió el corazón porque en su libro encontré las palabras exactas que describen a la perfección todo lo que me gustaría decir a la distancia -sobre todo en esos días cuando no sé como ayudar o dibujar una sonrisa en la carita de alguien a quien quiero muchísimo- y los kilómetros me impiden también llegar hasta su casa, para regalarle un gran abrazo de oso como el de la imagen con que empieza este post. 

Me tiene fascinada el libro de este actor, que es un tipo genial, y les comparto estas letras que entre sus páginas encontré en este día, porque hay veces que me encantaría decirlas y escucharlas para mi también... Por eso titulé así este post, ya que me identifiqué tanto con él, que al hacerlo sentí que era como estar robándome palabras; que yo no escribí, pero que las percibo tan cercanas porque expresan mucho de lo que yo siento y pienso; mientras que otras veces me encantaría también saber como decir.
************
...(Suspiro y me calmo) Quiero un fuerte abrazo.
Quiero que alguien me tome entre sus brazos y me diga: -¡Shhhhh!, no pasa nada, yo estoy aquí. 
No te entiendo ni madres, pero estoy aquí.
No te tengo ninguna solución, pero estoy aquí. 
No sé que es lo que pase ni que vaya a pasar, pero no te preocupes, yo estoy aquí, porque te quiero. De verdad te quiero, porque para mi eres importante, porque eres importante y porque quiero estar aquí. Ven, duerme entre mis brazos y descansa, deja de pensar en lo que tanto te hace sufrir y déjame a mi velar tu sueño por esta noche. Duerme aquí junto a mi y no temas, que nada te va a pasar, que nada ni nadie te va a dañar ni herir. No mientras yo esté aquí.
Shhhh, duerme, shhhh, duerme".

(Gran suspiro)....
*************
Esto lo descubrí  hace poco y me encantó porque es muy parecido a lo que yo misma pensé y en voz baja  me repetí:

"Esa noche aprendí que si no quería que el pasado volviera  a repetirse, tenía que cambiar yo, no lo que me rodeaba. Y esa noche, en un silencio maravilloso, me tuve a mi como jamás me había tenido antes; me tuve a mi, porque decidí tenerme, apapacharme, darme una palmadita en la espalda y echarme porras, dejé de regañarme y comencé a quererme.

Y ese día la soledad dejó de ser terrible, entendí que sólo me tenía a mi, que yo era quien estaría conmigo toda la vida, y que tenía que dejar de buscar las respuestas afuera de mi, para encontrarlas adentro de mi"...
"¿Nos tomamos un café?"
Odin Dupeyron
Editorial Disidente.                                                                                                                               Para: V.R

"Deja de pensar en lo que tanto te hace sufrir y déjame a mi velar tu sueño por esta noche. Duerme aquí junto a mi y no temas, que nada te va a pasar, que nada ni nadie te va a dañar ni herir. No mientras yo esté aquí"...
-Odin Dupeyron-

Comentarios

Martuchis dijo…
Así como en la última imagen es como te veo yo a ti. Siempre he sido demasiado protectora con las personas que quiero, por eso me identifiqué con el texto de Odin.

Contigo se me "desborda" la ternura y me siento como el oso pachón de la foto. Ojalá aunque a distancia nunca olvides que muchas de mis reacciones, aunque equivocadas, han sido tan sólo por defenderte -aunque tal vez no lo necesitabas-
Mientras que por otro lado y pesar de que haya cosas que no está en mis manos evitarte; espero que siempre siempre sepas dentro de tu corazón que yo estoy siempre contigo y ahí voy a estar siempre que tú quieras y necesites para ti.

Tengo un trailer lleno de ternurita y abrazos de oso pachón por si te llegaran a hacer falta.

Fernanda Familiar dice una frase: "Los verdaderos amigos siempre están a la distancia de tu brazo"; y aunque por cuestiones geográficas yo estoy un poquito más lejos, siempre te tengo presente todos los días y eres una de las personas que más quiero en la vida; y sabes que siempre que así lo quieras y necesites ahí voy a estar y puedes contar conmigo.

Después de este ataque de pegotería extrema (¡que asco!).... Sólo puedo decir que te quiero muchísimo y para mi siempre vas a ser un "Solecito".

TQM.
Vane dijo…
Muy hermoso el post, muy muy hermoso.
A veces se puede tener toda la buena voluntad del mundo, pero no es cuestión del alma, ni de sentir o dejar de sentir, a veces el físico no te ayuda, a veces el dolor físico se mezcla con el de adentro y todo se hace cuesta arriba.
Lo único que vale la pena y hace ver todo un poco mejor son cosas como estas.

Muy hermoso, gracias!
:O


Es cierto, tiene toda la razón, no hay porque andar buscando la felicidad en otros lados, o una luz que nos alumbre desde afuera si nosotros tenemos todas las claves dentro de nosotros

e___e

ya me hice bolas pero creo que si se entiende... si no se entiende, pues me avisas y vuelvo para ver si ya puedo escribir de forma entendible


(Ahora parece trabalenguas...)

Ok,me voy porque estoy haciendo mi tarea


n___n

Cuidate