viernes, mayo 01, 2015

Bienvenidos a mi Huev Blog...


"Páginas Sueltas y de Colores", no es otra cosa, más que la transcripción de algunas de las páginas que a veces escribo en mi diario personal. Por esa razón son "Páginas Sueltas", mientras que lo de "Colores", obedece a que los estados de ánimo (sobre todo en nosotras las mujeres) suelen ser muy cambiantes y por ende se revisten de distintas tonalidades similares a las que existen dentro del espectro de colores.

Estoy pensando en que quizá estaría padre hacer una clasificación respecto a eso, porque aquí encontrarás páginas con tonos rosas, grises (que serán quizá las tristes), verdes (cuando hable de algo que haya aprendido o quizá me sorprenda), morado (que es mi color favorito y usaré tal vez para plasmar alguna vivencia muy personal), azul (que para mi es el color de los sueños), así como colores terrosos o en tonos intensos y vivos, similares a los que van revistiendo cada experiencia que conforma la vida.

Me encantaría encontrar en el camino a muchas personas que tal vez se identifiquen con lo que hago, sin embargo estoy consciente también de que habrá a quienes simplemente no les guste lo que escribo.

Para mi, que sólo soy una "aprendiz de escritora" todo es válido y lo más importante es saber que en este espacio he encontrado no sólo la forma de hacer lo que más me gusta y pues si en ese lapso logro aportar una reflexión, un sentimiento o la alegría y la risa que provoca el compartir una idea loca, tal vez en el instante mismo que eso suceda, habré cumplido mi objetivo.

Así que para ya no hacer más largo este rollo y sin importar también: ¿cómo haya sido que llegaste hasta este blog?, te agradezco el tiempo que te tomes para leer lo que escribo y del mismo modo espero que disfrutes tu estancia en este pequeño espacio del ciberespacio al igual que lo hago yo.

¡Bienvenido!
***********

martes, septiembre 16, 2014

Nuevos Horizontes...


Madrugada, en la antesala de comienzo de Martes, en esta segunda semana de Septiembre... Afuera llueve y aquí dentro hay silencio... Silencio que se rompe con el eco de mis propios pensamientos... Llevo varias noches pensando en lo mismo... Llevo varias noches pensando en ti.

Anoche quería escribirte... Empecé a pensar en todo cuanto ha pasado en estos últimos meses, quería hablarte en tinta y letras sobre todo lo que pienso y poner en tus manos mis miedos, así como los nervios y mi disimulada emoción porque cada vez falta menos para encontrarme contigo por primera vez.

¿Sabes? Anoche me quedé dormida sobre el cuaderno intentando hacer eso... Quería contarte que una vez que la posibilidad de ir a buscarte fue más probabilidad que otra cosa; lo primero que vino a mi mente fue que si en Febrero de este año, (la última vez que se abrió la bitácora de viaje para el concierto de Laura Pausini); alguien me hubiera dicho que viajaría otra vez para ir a perseguir un sueño; definitivamente no lo hubiera podido creer. 

No he podido dormir pensando e imaginando mil cosas... La verdad no sé que pase; pero hace apenas un par de noches yo te dije que independientemente del cual sea el resultado después de este primer encuentro; yo me siento muy feliz de que seas parte de mi vida en este instante presente.

Tengo miedo, pero pueden mucho más mis ganas de verte y quiero darte las gracias por las charlas, las risas, -incluso hasta los celos- ...Por las ganas de escribirte cosas cuando adentro de un pájaro metálico pueda estar tan cerca del cielo y de camino hacia tu encuentro, me sienta mucho más cerca de Dios para pedirle que ojalá termine mi búsqueda y seas TÚ...

Después de tanto que pasó y ha seguido pasando en mi vida, me doy cuenta que todo cuanto viví era necesario para llegar hasta el punto donde tú te empeñaste en acompañarme en este trayecto del camino...

La vida es incierta, y a pesar de que puede no ser el mejor momento de nuestra existencia, una de las certezas más absolutas que en este instante presente forma parte de mi filosofía, radica en el hecho de que tienes que tomar lo que en el camino alguien te ofrece de corazón, sin cuestionar el tiempo ni mucho menos la oportunidad que se te da...

Quiero decirte tantas cosas, pero el cansancio y el sueño me hacen ver la hoja de papel como un espacio insuficiente... Ya habrá frente a ti, tiempo y lugar...

Gracias por este camino... Gracias por ser mi Dulce Locura y en este momento presente la más hermosa posibilidad.


Fotos: Playa de Anton Lizardo, en Álvarado Veracruz.

domingo, septiembre 14, 2014

La Piedra...



Una mujer sabia que viajaba por las montañas, encontró una piedra preciosa en un arroyo. 

Al día siguiente se encontró con otro viajero que estaba hambriento, y la mujer sabia abrió su bolsa para compartir su comida. 

El viajero vió la piedra preciosa, y le preguntó a la mujer si se la daba. 
La mujer lo hizo sin dudar. 

El viajero partió, alegrándose de su buena fortuna. 

Él sabía que la piedra valía lo suficiente, para darle seguridad por toda la vida. 
Pero unos días más tarde volvió a devolverle la piedra a la mujer sabia. 
"He estado pensando", dijo, "lo que vale la piedra, pero te la devuelvo, con la esperanza de que me puedas dar algo aún más precioso". 

...Muéstrame lo que tienes dentro de ti, que te permitió darme la piedra.

martes, septiembre 02, 2014

Ensoñación...


Amaba verla descalza, con los sueños y los pensamientos ausentes mientras intentaba retener con la frialidad de sus manos el vapor dulce de una taza de té.

En el silencio y la aletargante humedad (que caracteriza a los días grises) sin necesidad de palabras me decía tanto...

Sus labios me hablaban del sabor amargo de la infusión contenida entre paredes frías y pálidas de cerámica, transformándose en la dulce ensoñación de un beso de buenos días al despertar.

No necesitaba tocarla para adivinar la sensación de sus pies descalzos sobre la madera hinchada y húmeda tras una noche de lluvia, de sus pasos haciendo una fiesta de baile y ritmo en cada rincón de la cocina a la hora de la comida.

No necesitaba del viento para amar sus cabellos revueltos como una penumbra inmensa cubriendo sus oídos y parte de su rostro, mientras sus ideas -al igual que su espíritu libre- viajaban a gran velocidad, alejándola de mi; aún yo insistiendo en quedarme sin estar ella ahí.

Aún así, distante y ausente, yo sabía que su único punto de anclaje con el mundo real era la textura de su piel erizada por el frío rocío matutino, oculto bajo la áspera tela de mezclilla que envolvía hasta el doblez de la curvatura de sus pantorrillas.

Esa era la prueba más evidente de esa sutil fragilidad que por tantas madrugadas intenté abrigar cada vez que la puso en mis manos. Cada vez que encontré sus letras dispersas en pedacitos de hojas o trozos de servilletas en los que la vigencia de emociones propició que los sentimientos encayaran materializados en forma de versos.

Ella ya no estaba ahí, pero yo podía diluir la realidad y el tiempo presente, hacer girar en otro sentido el punto indicador de la brújula hacia donde enfocaba sus sueños con tan sólo palpar la madera húmeda y áspera sobre la que tantas veces reposaron sus delgados pies.

Y podía pulverizar la ausencia, para luego reconstruir su presencia, cada vez que así yo lo quisiera...

Basta con releer las líneas de un viejo poemario, a pesar de que ni el cielo, ni los satélites volvieron a verse igual desde entonces.

Y era y no era... Pero en mi alma -al igual que el mapa de sus lunares- seguía siendo la ensoñación perfecta.

Inspirado en "Norte y Sur" de Elizabeth Bishop.

domingo, agosto 31, 2014

Aprender de las pérdidas con Gaby Pérez (Tanatóloga).


He hablado incontables veces ya de Gaby Pérez Islas en este sitio, refiriéndome siempre a ella como una de las personas que más me han ayudado y alguien a quien más admiro porque su labor como Tanatóloga me inspira tanto.

Cada vez que escribo, hay tanto que decir de ella, y de hecho entre esas miles de cosas que tengo pendientes por plasmar, está la reseña de su segundo libro: "Elige No Tener Miedo", que como siempre fue un auto regalo en una época no muy buena para mi; (y por ende algo que disfruté y valoré todavía más); todo eso sin demeritar lo útil que son para mi vida sus letras y esa filosofía de vida tan sincera que ella tiene y por ende tan esencial.

Yo siempre digo que Gaby es una persona llena de luz, porque siempre aparece con las palabras precisas cuando más se necesitan... La semana pasada estuvo en radio, y aunque yo llevaba varios días un poco estresada y con las pilas bajas (por toda esa serie de situaciones de la vida diaria que a todos nos pasan), escucharla al final del día, no sólo me alimentó el alma, sino que propició que después de tantos días yo viniera al blog para contar al respecto y plasmar un poco acerca de un tema que ha sido como mi constante trabajo interno.

El programa fue muy inspirador y en esta noche de domingo y a punto de empezar un nuevo mes, les dejo además del podcast, una pequeña reseña con algunas de las cosas más importantes que dijo... Por si no tienen mucho tiempo de escuchar el audio.

Bonito Inicio de Semana...
***************

Pérdidas que a la larga resultan ganancias...



 Cuando perdemos nos cerramos a creer que esto puede traer consigo una bendición.

 Creemos siempre que a la vida venimos a ganar, nadie está preparado para entender que aquí también venimos a perder, porque en la pérdida está el aprendizaje.

• Todo tiene dos caras: el blanco y el negro, la luz y la oscuridad, el bien y el mal. Y aunque es más fácil engancharse con lo negativo, podemos encontrar la cara buena de todo… incluso en las más dolorosas pérdidas.

• Pérdida significa dejar de tener o nunca haber tenido lo que deseabas.

• El origen del sufrimiento es que tu quieras que las cosas sean de una manera y son de otra.

• Tú decides si una pérdida te va a destruir o a convertirte en una mejor persona.

• Nadie es nuestra vida, más que nosotros mismos. La única persona que realmente necesitas para vivir, eres tú. Sin tí, tu vida no es posible.

• Tú decides si haces de los dolores de tu vida, un dolor de parto, que va a generar algo, o lo conviertes en un dolor de muelas que te puedes desmayar de él, ¿y qué obtienes de beneficio?: Nada. Es TÚ DECISIÓN totalmente.

• La vida pinta bien, pero puede pintar mejor si nos damos cuenta que algunas pérdidas a la larga pueden resultar ganancia. Bendiciones no pedidas o regalos envueltos en envolturas muuuy extrañas.

• A veces es una bendición no pedida que no se nos concedan las cosas tal y como las pedimos.

¿Por qué nos cuesta tanto confiar? Porque estamos muy carentes de esa virtud, que es la TEMPLANZA, el permanecer un poco serenos ante la turbulencia. Saber que no soy el primero que tiene una turbulencia en su vida, que tengo recursos, que tengo seres que me aman, y que no voy a estar solo.

• Deprimirte, sumirte en una depresión, es el abandono más grande, es la traición mayor a ti mismo.

Diez Statements Para Encontrar El Lado Amable Cuando No Pudimos Ganar:

1. Toda pérdida trae consigo ganancias pero nuestro dolor no nos deja verlo con claridad.

2. Quedarte viendo una puerta cerrada no tiene sentido, en lugar de eso debes descubrir las ventanas que se abren para ti.

3. Muchas pérdidas son oportunidades vestidas de negro, regalos dentro de una envoltura muy extraña. Tanto, que nos toma mucho tiempo descubrirlas.

4. Perder y ganar es un binomio inseparable, pero si te quedas enojado, con los puños cerrados, no hay manera que puedas recibir lo que la vida tiene para ti.

5. Ejemplos de pérdidas que pueden convertirse en ganancias:
• Perder un vuelo o conexión
• Que te despidan de un trabajo
• Dejar alguna adicción (cigarro, alcohol, marihuana)
• Una mudanza, o cambio de residencia a otro país
• Una fractura
• Terminar una relación, que un novio o novia te dejen
• Que no se salve alguien que tú pedías siguiera con vida; o al revés: que no muera alguien que tú considerabas que ya debía descansar
• Algunos padecimientos o enfermedades, como un infarto, o cáncer

6. El perder debe incluir un salto de fe, porque si no el que queda perdido eres tú.

7. Lo malo, igual que lo bueno, pasa. Nada es para siempre.

8. La pérdida es un camino de crecimiento, no un castigo ni una lección, finalmente si algo aprendes es porque tú decidiste extraer significado de lo que pasó no porque te lo hubieran mandado para que aprendieras.

9. A veces es una bendición no pedida que no se nos concedan las cosas tal y como las pedimos.

10. Tener una vida espiritual puede convertirse en la columna vertebral de tu proceso, finalmente eso es la FE. Saber que las cosas pasan como tienen que pasar y no como yo quisiera que pasaran.

"Nadie es nuestra vida, más que nosotros mismos. La única persona que realmente necesitas para vivir, eres tú. Sin tí, tu vida no es posible".
-Gaby Pérez Islas | Tanatóloga-

lunes, agosto 25, 2014

Memorias editoriales...


Hace poco más de 8 meses, un domingo -de esos en que no tienes nada mejor que hacer- alguien me dijo... ¿Por qué no hacemos una revista?... La idea no era nueva, ya me la había comentado varias veces, así que pensando que era broma mi respuesta simplemente fue: "Si"...

Dos días después estábamos trabajando las ideas de lo que sería la primer edición, y aunque la revista aún no tenía un título definido, ese fue el comienzo de una gran aventura editorial, de la que de alguna manera han sido "cómplices" todos ustedes...

Hacer una revista no es cosa fácil, mucho menos cuando el material existente es cada vez más limitado, pero a pesar de eso y de los contratiempos que de pronto nos retrasan, la sola idea de trabajar para mantener vivo el recuerdo y el legado de Soraya es lo que nos hace saber que hacemos lo correcto, ya que tenemos la firme convicción que si no es por nosotros -sus fans- nadie más lo hará.

lunes, agosto 18, 2014

De Maletas y Aprendizajes...



Hay conversaciones que en el presente te llevan a darte cuenta del camino que llevas recorrido, de todo lo que has aprendido en el trayecto y el punto donde te encuentras ahora... A esa conclusión llegué hoy al final del día, cuando en el silencio recordé una conversación de hace algunos meses atrás, cuando una persona (quien ahora es muy importante para mi), me preguntaba sobre el viaje más largo que hice en toda mi vida, hace ya casi cinco años atrás.

Recuerdo que en esa ocasión, ese "alguien especial" se moría de la risa cuando yo le compartí que por mi inexperiencia en ese tipo de aventuras, cargué casi de orilla a orilla del continente americano, con una pesada maleta que contenía 18 cambios de ropa para cada uno de esos días en que yo estaría fuera.

En ese entonces yo no lo sabía... Podía haber viajado mucho más ligera de equipaje, si hubiera optado tan sólo por un par de jeans que constantemente podía haber estado lavando, y de esta manera, sin duda alguna me habría evitado el hecho de arrastrar una pesada maleta por los pasillos de los diversos aeropuertos internacionales.

Obvio que durante esa charla, más allá de la risa y de reconocer que la burla estuvo más que justificada; pude recordar (y gracias a eso), pude ver también un poco más allá en el tiempo, para darme cuenta de que viajar con una maleta hacia un punto lejano, es en cierta manera similar a como vivimos nuestra vida y nuestra realidad.

Yo no podía saber, ni tampoco era posible que aprendiera esa lección hasta que estuve fuera y tan distante de casa... Pero si viajara hoy, sé que mi maleta ya no sería tan grande ni pesada, y tal como sucede con los problemas y diversas circunstancias que se van presentando en lo cotidiano, pienso que respecto a mi vida, sería exactamente igual...

No puedo decir que mi vida es perfecta, pero lo que sí sé es que a mis 39 años sé exactamente quien soy y lo que llevo en mi equipaje... En el camino me he ido deshaciendo de lo que ya no me es útil , y por lo mismo dejé de guardar, porque sé que ya no me servirá para "más adelante"... Tal como lo harías con ese vestido o esos pantalones de talla fabulosa que guardaste celosamente en el cajón con la esperanza de que cuando bajes de peso te queden y se amolden a tu cuerpo con total perfección.

Yo no sé si esa persona que me hizo pensar en esto se quedará... Con el tiempo he aprendido -y a punta de madrazos- que la única persona que siempre estará contigo y te acompañará hasta el final del viaje ERES TÚ MISMO... Así como tampoco puedo saber si en tu caso; en este momento de tu vida, la maleta con la que viajas por el mundo sea grande o pequeña, ligera o liviana... Creo que eso solamente lo puedes definir tú que eres quien la ha llevado cargando durante tanto tiempo y conoces a la perfección todo lo que contiene y no contiene, incluso en esos recovecos que no se alcanzan a ver...

Lo que sí sé y puedo decirte, es más allá de lo "ligero" o "liviano", cuesta mucho desprenderse y no siempre lo hacemos de la mejor manera... Como luego dicen: "Nadie Experimenta en Cabeza Ajena" y sin importar los kilómetros que hayamos recorrido a través de esta existencia, no aprendemos o asimilamos las lecciones hasta que vivimos por nosotros mismos la experiencia.

En incontables ocasiones yo he hablado dentro de estas Páginas Sueltas y de Colores del contenido de mi maleta... En ella van mis sentimientos, mis letras, mis miedos (bien adheridos a las paredes lisas y de tela); pero al mismo tiempo va el amor de las personas cercanas a mi; así como también mis sueños y la convicción de saber que en este punto del camino sé exactamente lo que quiero y lo que soy...

Si nos encontramos en algún punto del viaje, igual no puedo ayudarte a cargar tu maleta, pero lo que si puedo hacer es detenerme en el camino, para sentarme a charlar contigo y te olvides por un rato que lo llevas; así como regalarte algo de lo valioso que guardo adentro de la mía y sé que quizá en el camino a ti te puede servir.

Creo que ese es el propósito -de que sin importar el lapso de tiempo que sea- coincidamos en el camino... De ser así, en este encuentro de Maletas y Aprendizajes, espero regalarte un poco de luz, y yo aprender algo de ti.

Buen inicio de trayecto... Aquí retomamos el camino otra vez...