viernes, mayo 01, 2015

Bienvenidos a mi Huev Blog...


"Páginas Sueltas y de Colores", no es otra cosa, más que la transcripción de algunas de las páginas que a veces escribo en mi diario personal. Por esa razón son "Páginas Sueltas", mientras que lo de "Colores", obedece a que los estados de ánimo (sobre todo en nosotras las mujeres) suelen ser muy cambiantes y por ende se revisten de distintas tonalidades similares a las que existen dentro del espectro de colores.

Estoy pensando en que quizá estaría padre hacer una clasificación respecto a eso, porque aquí encontrarás páginas con tonos rosas, grises (que serán quizá las tristes), verdes (cuando hable de algo que haya aprendido o quizá me sorprenda), morado (que es mi color favorito y usaré tal vez para plasmar alguna vivencia muy personal), azul (que para mi es el color de los sueños), así como colores terrosos o en tonos intensos y vivos, similares a los que van revistiendo cada experiencia que conforma la vida.

Me encantaría encontrar en el camino a muchas personas que tal vez se identifiquen con lo que hago, sin embargo estoy consciente también de que habrá a quienes simplemente no les guste lo que escribo.

Para mi, que sólo soy una "aprendiz de escritora" todo es válido y lo más importante es saber que en este espacio he encontrado no sólo la forma de hacer lo que más me gusta y pues si en ese lapso logro aportar una reflexión, un sentimiento o la alegría y la risa que provoca el compartir una idea loca, tal vez en el instante mismo que eso suceda, habré cumplido mi objetivo.

Así que para ya no hacer más largo este rollo y sin importar también: ¿cómo haya sido que llegaste hasta este blog?, te agradezco el tiempo que te tomes para leer lo que escribo y del mismo modo espero que disfrutes tu estancia en este pequeño espacio del ciberespacio al igual que lo hago yo.

¡Bienvenido!
***********

miércoles, febrero 25, 2015

40 Años Dibujados En La Piel...


Hoy es mi cumpleaños No, 40, y como todos los años (creo que desde que tengo 17... Ya ni me acuerdo), no tengo costumbre de celebrar, pero siempre me hago un "auto regalo".

En el año en que inicié esa costumbre, fueron como 10 discos compactos de artistas que me gustaban mucho y aquí en donde vivo no se conseguían, algunas otras veces fueron libros, pero ha medida que he ido "creciendo", los obsequios también han ido cambiando en grado de complejidad y hasta ahora lo más padre han sido dos viajes, primero para conciertos y después para conocer a gente que me inspira y admiro (Odin Dupeyron y el Dalai Lama).

Hace 10 años mis compañeros y amigos de Fíjate Bien! me llevaron a festejar mi cumpleaños a una cantina-bar de la Avenida Juárez... Jajajaja... Algo que no hice ni en mi adolescencia, y a pesar de que nunca abuso del alcohol, esa y una mini fiesta sorpresa fue hasta ese entonces el mejor festejo de mi vida.

Este año apenas comienza, pero yo quería celebrar mi gloriosa entrada "al cuarto piso" con algo distinto... Desde hace poco más de un año, tenía la inquietud de llevar un tatuaje en la piel, en un inicio la idea era un símbolo Pausiniano, por todo lo que Laura representa en mi vida; pero el año pasado, en el puerto de Veracruz vi por primera vez y muy de cerca a los delfines y para mi fue tan maravilloso, que pasé más de una hora simplemente contemplándolos en silencio... 


La verdad no sabría como escribir todo eso que sentí al estar cerca de ellos. La verdad sólo quería conservar de alguna manera eso y llevarlo siempre conmigo y fue así como con el paso de los meses pensé en ¿por qué no plasmarlo más allá de las letras?, sino también en mi piel.

Más allá de los prejuicios que implica un tatuaje, no conozco hasta ahora ninguna persona que no pueda evitar sonreír cuando ve un delfín. La energía tan positiva que ellos irradian, representa algo que yo quería conservar para siempre conmigo y encontré la manera de hacerlo, al materializarlo a través de la tinta sobre mi piel.


Los tatuajes duelen, sí... Pero en estos 40 primeros años de vida, la imagen de un delfín marcada en mi piel significa un regalo que viene a recordarme que existen cosas que duelen más, pero que no duran para siempre y te hacen fuerte.



Desde hace varios años yo tengo la convicción de que he sido una mujer afortunada, y la rebeldía de tatuarse una imagen se relaciona con el hecho de que soy un ser humano que se permite experimentar todas las cosas que un ser humano debe haber vivido ya (a esta edad)... Porque sí, soy alguien a quien no pueden venir a "contarle" como es el mundo ni como funciona, pues muchas cosas las he vivido ya, gracias a que a pesar de los errores, hasta ahora he utilizado muy bien ese maravilloso regalo llamado "libre albedrío".





Cuarenta años dibujados en la piel no son nada comparado con todo lo que me falta ver, sentir experimentar, equivocarme y aprender...

Desconozco cuánto tiempo estaré aquí en el mundo, pero lo que sí sé es que me faltan un montón de cosas por hacer todavía: contar historias, conocer gente, vivir en pareja, ayudar en lo que pueda, aventarme en paracaídas, volver para nadar con los delfines, disfrutar a mi familia, visitar a mis amigos, ir a más conciertos, viajar a donde nunca he estado y mil cosas más que el espacio aquí sería insuficiente para mencionar y yo tengo de aquí a lo que me reste de vida para experimentar.


Agradezco por todo lo que he vivido hasta ahora, por todas las personas que me he encontrado en el camino, sobre todo por las que se quedaron y aún me acompañan en este camino en el que estoy en paz en medio de un panorama tan incierto, que siempre cambia, pero en el que por muy contradictorio que suene, yo he encontrado mi lugar y tengo muy claro que he venido para contar historias.



Siempre digo que de niña yo me imaginaba que iba a ser muy distinta a como soy hoy... Para nada me parezco a esa persona que yo visualizaba, pero me gusta mucho más la imagen que veo todos los días frente al espejo y es el de una mujer que aprendió a vivir ya sin miedos, y que después de muchos años está en armonía con su propio cuerpo y lo que lleva dentro...


Todo eso es lo que simboliza esa marca que llevo conmigo desde ahora... Así que gracias por otro año de vida, y desde este silencio de la madrugada, abrazo estos 40 años con todas las bendiciones que han traído... Atesoro mis recuerdos pero no me entrego a la melancolía.


Este año estoy verdaderamente en paz y más libre de lo que imaginé sentirme un día y mi primer auto regalo dibujado en la piel, servirá para recordarme a mi misma que lo verdaderamente valioso lo llevas contigo dentro, porque aunque en la vida existen cosas que duelen, cada día que permanezco aquí, la vida puede no ser justa, pero al mismo tiempo es maravillosa.


Agradezco a todos quienes han estado conmigo en algún punto del camino, a los que aún caminan conmigo y quienes están un poco más cerca... La verdad he sido una mujer muy afortunada y lo importante no son los años que pasan, ni tampoco el balance respecto a si en 4 décadas han sido más cosas buenas que malas y viceversa… Lo verdaderamente relevante es el valor que tú le des al hecho de vivir.

¡Feliz Cumple Martuchis!

lunes, febrero 23, 2015

De Celebridades y Coleccionistas de Autógrafos...

Marilyn Monroe firmando autógrafos para sus fans en 1953 | Foto: © Milton Greene.

Noche de Oscares,.. El glamour y toda la magia que rodea a las celebridades que protagonizan los filmes que nos hacen reír y soñar, desfilan por la famosa alfombra roja, mítico punto de encuentro en el que desde 1929 se han escrito cientos de historias...

En esta ocasión no vamos a hacer referencia a lo que todo mundo habla: los mejores y peores vestidos, quién llegó con quien, o de si quienes ganaron merecían o no la famosa estatuilla (pues para eso ya existen innumerables sitios de internet)... La idea es que en el marco de la entrega No. 87. de los premios de La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, intentemos voltear un poco el reflector, para analizar desde una perspectiva distinta todo lo que sucede no sólo con los famosos, sino con la gente que durante horas y hasta días enteros esperan pacientemente en ambos extremos de la alfombra roja: Los Fans.

Robert Downey Jr. firmando autógrafos en la Alfombra Roja durante una de las pasadas premiaciones.

Durante más de ochenta años, un sinfín de cosas han sucedido en esta famosa premiación, pero así como existen anécdotas e historias que envuelven a los famosos de la gran meca del cine, también existen cientos de cosas que podríamos escribir sobre los fans; esos personajes anónimos que no sólo son capaces de soportar prolongadas esperas bajo climas y condiciones adversas con tal de observar tan sólo unos minutos a sus estrellas favoritas... Hay algunos que llegan a realizar hazañas dignas de reconocerse y sobre uno de ellos se escribe nuestro post de hoy.

Alan Robinson, uno de los más famosos coleccionistas de autógrafos.

Alan Robinson es el nombre del personaje a quien está dedicado el primer post de esta semana y quien es un contador de origen Inglés quien desde los 7 años de edad comenzó a coleccionar autógrafos.

Todo comenzó cuando Harold Wilson, destacado político y ministro de Reino Unido estampó su firma para él en una fotografía, para que a partir de ahí a Alan se le hiciera costumbre comenzar a asistir con frecuencia a las funciones de teatro y esperar pacientemente en la puerta del escenario para interceptar a los actores y actrices.

Con el paso del tiempo, lo que comenzó como un simple pasatiempo, se convirtió en una afición muy redituable, pues a los 43 años de edad, Alan ya estaba considerado como uno de los coleccionistas de autógrafos más famosos del mundo y cuya colección de firmas incluía ya a casi el 90% de todos los ganadores (en la categoría de actor y actriz) de los famosos premios Oscar desde sus inicios, en la década de los 20´s.

Una hazaña que podría parecer fácil si se toma en cuenta que él fue un obstinado y perseverante fan que pasó mucho tiempo apostado en las afueras de los teatros en busca de la firma de algún famoso. Cuando tenía apenas 16 años se trasladó a vivir a Londres y para ese entonces, lo que era un simple hobbie de fan, tomó otro giro, pues su colección comenzó a acrecentarse gracias a que él asistía a las firmas de autógrafos y a las subastas de firmas que irónicamente nadie quería.

Meryl Streep... Cuantos daríamos lo que fuera por una foto así de ella.

Para el año 2007, su colección de firmas, valuada en más de 1 millón de dólares, contaba con el garabato auténtico de celebridades como: Liza Minelly, Elizabeth Taylor, Meryl Streep, Vivien Leight, Sofía Loren, Elvis Presley, Gwyneth Paltrow. Clark Gable, Grace Kelly, John Wayne, y Steve McQueen -por mencionar sólo algunos- de los nombres que conformaban su acervo grafológico integrado por más de 10 mil firmas.

Greta Garbo, su firma representa el "Santo Grial" de los autógrafos.

Después de más de tres décadas de ser coleccionista, el "Santo Grial" de los autógrafos lo obtuvo cuando a través de un préstamo bancario logró comprar la firma de la legendaria Greta Garbo, y para ese entonces había invertido más de 150 mil libras esterlinas para conformar tan valiosa colección cuyas joyas principales eran además del autógrafo de esa famosa actriz, la firma de Marilyn Monroe y Elvis Presley.

La firma de Marilyn Monroe, una de las más escasas y por ende de las más valiosas.

¿A quién no le gustaría tener una foto de promoción firmada por El Rey?

Un dato interesante con respecto a Marilyn Monroe, cuyas imágenes autografiadas han llegado a ser subastadas en 20 mil dólares (mínimo); esto obedece a que la actriz, por muy contradictorio que parezca, era muy tímida y evitaba al máximo el contacto con el público. Por esa razón son contados los autógrafos que regaló a sus fans a lo largo de su atormentada carrera en la meca del cine, y es por esa razón que además de los objetos que ella usó en vida, sus firmas se cotizan tan alto.

A pesar de que era tímida, Marilyn siempre se entregaba a sus fans.

A pesar de que Alan eligió la contaduría como profesión, su amor de fan llegó a su fin y en el año 2007 subastó su inmensa colección de autógrafos en un hotel de Los Ángeles California. en la antesala de una de las famosas entregas de la estatuilla dorada, para posteriormente dedicarse a viajar por el mundo con las ganancias que obtuvo al desprenderse de lo que ha sido considerada hasta el día de hoy una de las colecciones más completas y valiosas que ha llegado a tener un fan.

Autógrafo de Julia Roberts con certificado de autenticidad.

Esta historia de Celebridades y Coleccionistas de Autógrafos tiene muchas aristas, y así como existen cientos de personas que se dedican a "cazar" literalmente las firmas de los famosos contemporáneos y los que ya no lo son tanto; está también la otra cara de la industria: La de las autoridades que se encargan de validar la autenticidad de las mismas.

Autograph Collector es una publicación dedicada en su totalidad a ofertar la compra venta de autógrafos, así como existen también galerías de exhibición en las que por tan sólo 15 dolaritos, peritos especializados en la materia estudian los autógrafos que el público les hace llegar y de ser firmas auténticas, se encargan de expedir todos los certificados y documentos que avalan que dicho garabato es real, y por ende, esto le da un valor más elevado en esta industria.

En la actualidad, existen artistas, cuya firma se cotiza más que la de otros, y si tu idea es volverte un coleccionista, estos precios pueden darte una idea de cuántos dolaritos debes juntar: Ronald Reagan; 250 dólares; Clark Gable: 350; Rodolfo Valentino: 600; Walt Disney: 1400; Adolfo Hitler: 1450; John Rockefeller: 1500; Winston Churchill: 2000; Napoleón Bonaparte: 1500; Abraham Lincoln, 4000; y George Washington: 13,000.00.

Un hermoso recuerdo de Walt Disney.

Si tomamos en consideración la lista anterior y el ejemplo que ya mencionamos de Marilyn Monroe, no se necesita ser un experto para darse cuenta que entre más antigua y difícil sea de conseguir la firma, es evidente que se acrecenta su valor.... Sin embargo, ser "Cazador de Autógrafos" no es cosa fácil, pues por más que pretendas hacer lo que sea necesario y prácticamente acampar en las premieres y festivales de cine, habrá famosos que no te darán ni el saludo, y aunque no sean figuras de la época dorada de Hollywood, o ni siquiera hayan ganado un Oscar, su fama de "divos" hará que su autógrafo valga toavía mucho más. 

Tom Cruise, de los autógrafos más "baratitos" en la meca del cine.

Sin embargo de todo hay en la meca del cine y la firma de estrellas como: Kevin Costner, Arnold Schwarzenegger y Antonio Banderas se cotizan apenas entre los 80 y 120 dólares. Un autógrafo de Tom Cruise, fluctúa entre los 95 y los 250 dólares; mientras que un actor que ha escalado en este ranking (tras ganar el Oscar), es  Javier Bardem, cuya firma cuesta entre los 60 y los 120 dólares.

Elvis derritiendo literalmente a sus fans.

Dicen que los artistas "se deben a su público", pero el acoso constante de la prensa, y también porque no decirlo, las "ínfulas de grandeza" propician que muchos actores se nieguen a regalar autógrafos, poniendo como excusa argumentos que van desde la idea de que no es obligación estampar su firma, o que entre más lo hagan, un mayor número de gente los buscará.

Este es uno de los aspectos que influyen también a la hora de cotizar el precio de un autógrafo, lo que nos permite clasificar a los actores que son accesibles y buena onda, en contraposición con los que quizá podrían romper tu tierno corazón de fan...

Aún con esa cara de loco, Jack Nicholson es uno de los actores más accesibles con sus fanáticos.

Entre los más generosos y accesibles con sus admiradores se encuentran: Hugh Jackman, Matt Damon, George Clooney, John Travolta, Russell Crowe, y el más entregado de todos: Johnny Depp, quien incluso es capaz de ponerse a conversar con sus fans, si es que tiene tiempo. 

Otro actor de peso que es muy accesible siempre con sus admiradores es Jack Nicholson, quien suele atender de buen agrado a quienes se le acercan a pedirle un autógrafo, sobre todo durante los partidos de basquetbol de Los Lakers de Los Angeles, su equipo favorito.

Tobey Maguire, lo guapo no le quita lo mala onda a la hora de dar autógrafos.

Por otro lado, en la "Lista Negra", elaborada por Autograph Magazine, estos simbólicos garabatos tienen un precio que depende del grado de dificultad que representa conseguirlos, es por eso que una firma de Tobey Maguire, el protagonista de las tres primeras películas de Spiderman, puede llegar a superar los 250 dólares, pues el actor encabeza la lista de los que odian dar autógrafos.

En esa lista también se encuentra: Joaquin Phoenix, Renée Zellweger, Bruce Willis, Scarlett Johansson, Will Ferrell, John Malkovich, y la legendaria Julie Andrews; todos ellos figuras tan queridas por el público y que por lo mismo deberían intentar ser un poco más afectuosos, pues gran parte de su éxito se debe a sus fans.

Supongo que después de conocer la historia de Alan Robinson y leer toda esta información adicional, ya tendrás una idea más aproximada de lo que implica invertir en este singular pasatiempo que también representa toda una industria,

 Meryl Streep firmando autógrafos en la premiere de "La Dama de Hierro", en la Edición No. 62 del Berlinale, International Film.

Si es así, para concluir sólo me resta comentarte que anualmente se edita un libro titulado; "Celebrity Black Book", que no es otra cosa más que una especie de directorio donde aparece la dirección y todos los datos de contacto de muchos de los famosos a quienes vemos en la pantalla grande y que si pretendes convertirte en un coleccionista caza autógrafos, te puede ser de gran utilidad para convertirte en algo más que un fanático que va y hace plantón en plena alfombra roja... No es por intrigar, pero hay que estar listo, puesto que la vida da muchas vueltas y uno nunca sabe con que famoso se puede encontrar...

"Algunos artistas llevan gafas de sol incluso en las iglesias. Temen que Dios los reconozca y les pida un autógrafo".
-Fred Allen-

miércoles, febrero 18, 2015

El Museo de Las Relaciones Rotas.


Acaba de pasar el 14 de Febrero, una fecha que para muchas personas quizá fue triste porque rompieron con su pareja o se encuentran con el corazón roto... Tal vez puede ser que no sea tu caso exactamente, pero al mencionar la palabra "Rompimiento", seguramente vino a tu mente algún momento de tu vida en el que pasaste por una situación similar en la que de la noche a la mañana te quedaste sin pareja, pero con un montón de recuerdos y regalos con los que simplemente no supiste ni que hacer...

La mayoría de las personas suelen deshacerse de ellos, los regalan, los tiran a la basura; mientras que los más "ardidos" y masoquistas suelen regresarlos a la persona que en otro tiempo con tanto amor se los obsequió, y es así como se queman cartas, se guardan fotos en el rincón más recóndito de un closet, y también vemos peluches gigantescos abandonados entre los tiliches del garage, o lo que es más deprimente aún: en los mercados de pulgas, los botes de basura o puestecitos de cosas de segunda mano.

No importa cuál sea el método elegido, pues el objetivo es sacar por completo de tu vida a esa persona, y por ende todo aquello que pueda recordar a ese ser que a partir de hoy lleva el título de "Ex"...

Sé que si te preguntara a ti que lees esto, con toda seguridad podrías darme un resumen mental de toda esa cantidad de regalitos y detalles que recibiste de parte de alguien que para ti fue especial y que de alguna manera tal vez conserves o en un momento de enojo terminaste por intentar borrar de la faz de la tierra para evitar que te recordara el hecho de que esa persona que tú tanto amabas te cambió por alguien más, te decepcionó o que simplemente hoy, contigo ya no está... (Sí, aunque suene a "Verso Sin Esfuerzo").

La historia de todos esos objetos de que alguna manera materializan el desamor que caracteriza a los rompimientos podría ser tan infinita como diversa, y por lo mismo podría dedicarle posts y más posts durante varios días, pero no será así, porque la historia más interesante que gira en torno a eso nos lleva a situarnos geográficamente en Zagreb, un poblado en la república de Croacia, en el que una peculiar pareja tuvo la genial idea de crear un museo que hoy alberga todos los regalos de todas esas personas que por alguna circunstancia de la vida terminaron separados para siempre de su amor.

Olinka Vištica Dražen Grubišić, creadores del Museo.

Olinka Vištica y Dražen Grubišić son los nombres de los creadores de este lugar que hoy es conocido a nivel mundial como "El Museo de Las Relaciones Rotas" (Museum Of The Broken Relationships). La idea surgió cuando tras cuatro años de relación, esta pareja croata decidió separarse; pero al verse en la situación de no saber que hacer con todos los regalos que intercambiaron durante su noviazgo, en lugar de deshacerse de ellos, decidieron darles un final distinto y mucho más digno, y fue así como en el año 2006 abrieron al público la exhibición con todos esos objetos que gracias a la gran respuesta del público, pasó a convertirse en una exhibición itinerante que se ha ido enriqueciendo poco a poco con aportaciones de países de todo el mundo.

Regalos tradicionales, así como los objetos más extraños e inverosímiles se encuentran resguardados en un edificio ubicado en la parte más alta de la ciudad de Zagreb, irónicamente en la misma calle donde tienen lugar la mayoría de las bodas de la capital de Croacia, junto al ayuntamiento y la famosa iglesia de San Marcos, una de las grandes favoritas de las parejas que deciden bendecir su unión.

A pesar de que la sede de "El Museo de Las Relaciones Rotas" se encuentra en ese país de la unión europea, la exhibición itinerante ha tenido tal éxito que el acervo cultural se ha enriquecido de manera sorprendente al mostrar no sólo los regalos más extraños, sino las costumbres en las distintas décadas y la manera en como parejas de todo el mundo expresan muy a su manera lo que representa para ellos el sentimiento más universal.

Si la sola idea de saber que existe un lugar dedicado a todo esto es sorprendente, quizá te resultará aún más echarle un vistazo a lo que hay detrás de algunos de los objetos que se encuentran resguardados entre las paredes de este museo... ¿Me acompañas?...

Esta hacha, proviene de Berlín y fue utilizada por una mujer que rompió los muebles que su pareja dejó al marcharse. Ella afirmó que entre más se llenaba la sala de su casa con pedacitos de ese mobiliario, mejor se sentía.

Una postal donada al museo junto a las manos de un maniquí que apareció en una habitación destrozada de una pareja, tras cinco años de relación. Sin duda alguna, uno de los objetos más bizarros que conforman esta exposición.

Objetos  muy personales e íntimos materializan las historias de amor y desamor en 
El Museo de Las Relaciones Rotas.




Dentro de este museo están los objetos más comunes que se atesoran en una relación, pero también están artículos y artefactos que ni siquiera podrías imaginar, todos con la debida ficha técnica que cuenta la historia que hay detrás de cada uno de ellos.

¿Quién querría conservar la plancha que utilizó para planchar su traje de boda?

Dicen que el amor entra por el estómago y este cuchillo era parte de la historia de una pareja a quienes les encantaba cocinar juntos. Tras el rompimiento uno de ellos lo conservó y al donarlo al museo fue una manera de "dejar ir" ese sentimiento tan intenso.

Esta prótesis artificial fue donada por un veterano de guerra, quien se enamoró de su fisioterapeuta en el hospital donde fue atendido. La nota dice que él la entregó al museo como un tributo a ese amor, ya que la pierna duró mucho más que la relación entre ellos, porque estaba hecha de un "material más fuerte".

Este peluche llamado "My Malay Bear" es lo único que quedó de una relación entre un hombre de origen Chino y una mujer de Malasia que tuvo lugar en Singapur. Fue donado al museo en el año 2006.

La exhibición itinerante ha visitado más de 35 países en todo el mundo y ha recibido donaciones de lugares tan remotos como Manila y Singapur, pero en México rompió record y obtuvo más de 1500 objetos que hoy forman parte del acervo del museo.

Hay escapes que merecen ser celebrados y este corcho de una botella de champagne es el ejemplo perfecto de ello.

La ficha técnica de cada objeto expresa lo catártico que puede ser donar un objeto, tal es el caso de estos zapatos blancos que muestran como libera el dejar de complacer a otros.

¿Se pueden contener las lágrimas que se derraman durante una relación?

Lo que quedó de una carta en trozos de cristal roto.

Los regalos navideños pueden convertirse en un mal recuerdo de una relación.

La llave de un corazón que trascendió su amor más allá de la vida.

El ramo de boda de una escritora, elaborado con papel, ya que ella encontró en un editor al amor de su vida.

Todos los recuerdos de lo que fue un gran amor caben en una maleta... Sabiéndolos acomodar.

Los electrodomésticos que dan pauta a la recuperación de la dignidad.

Un teléfono celular que fue un regalo y con el que tras la ruptura, la persona que lo recibió, nunca más volvió a llamar a su pareja.

Hasta unas gotas nasales para evitar los ronquidos forman parte de este singular museo.

La donación de una mujer que se negó a ser plato de segunda mesa.

Un conejo de peluche que supuestamente ha viajado alrededor del mundo.

Un adorno de jardín en forma de Gnomo que salió volando por una ventana durante la pelea de una pareja. La figura cayó sobre el auto de un marido "arrogante y despiadado", luego rebotó sobre el asfalto (que fue donde se quebró la cara)... Según la nota enviada desde Eslovenia, al volar por los aires, el gnomo creó un arco del tiempo que puso final al amor de esa pareja.

La nota de una pareja que visitó la exhibición y espera no tener que contribuir en el futuro al Museo.

Podría parecer que todos los objetos que se exhiben dentro del Museo de Las Relaciones Rotas, ponen en evidencia el desamor, pero no todos materializan la carga negativa que suele ser característica de los rompimientos, y por el contrario son la muestra de personas que han sabido ver más allá y desean que en el futuro las parejas de otros lugares y épocas conozcan su historia.

El objetivo principal de los creadores de este original museo fue cambiar la percepción de los visitantes al mostrarles que a pesar de los recuerdos dolorosos, con el tiempo se puede volver a ser feliz y conservar la memoria de todo lo positivo que se vivió con esa persona... 

Dicen que recordar es volver a vivir, y una vez que se ha difuminado la carga emocional que puede llegar a guardar un regalo tras una separación, puede ser interesante incluso para ti tomarlo en cuenta, pues en una de esas alguno de los "detalles" de tu "Ex", quizá pueda contribuir a enriquecer el acervo cultural de El Museo de Las Relaciones Rotas.

Más información: http://brokenships.com/

"Si amas algo, debes estar listo para dejarlo ir"...